Pompeo dice que Arabia Saudí promete “investigación transparente” tras la misteriosa desaparición de Khashoggi

Sin excepciones. "Se comprometieron a responsabilizar a cualquier persona, ya sea un oficial superior o un funcionario"
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aterriza este miércoles en Ankara (Turquía).
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aterriza este miércoles en Ankara (Turquía).AP / AP

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha aterrizado este miércoles en Ankara (Turquía) para reunirse con el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, y el ministro de relaciones exteriores, Mevlut Cavusoglu, para abordar la desaparición y el supuesto asesinato del periodista saudí colaborador del Washington Post, Jamal Khashoggi, que fue visto por última vez en el consulado saudí en Estambul el pasado 2 de octubre. No se han dado a conocer inmediatamente los detalles de estas conversaciones.  

Antes de partir de Riad, donde Pompeo se unió este martes con el rey Salman de Arabia Saudí y el príncipe heredero Mohammed bin Salman, el secretario de Estado ha dicho que Arabia Saudita se compromete a realizar una “investigación transparente” que no descarta a nadie, ni a la familia real.

 "Se comprometieron a responsabilizar a cualquier persona que pueda ser considerada responsable, ya sea un oficial superior o un funcionario". Preguntado sobre si eso incluye a los miembros de la familia real, el máximo diplomático de Estados Unidos dijo: "No hicieron excepciones con respecto a quiénes pueden ser responsables". 

Turquía ha dicho este miércoles que está a la espera de el permiso final de Arabia Saudí para realizar una búsqueda en la casa del cónsul saudí en Estambul como parte de la investigación tras la desaparición del periodista saudita. 

Los equipos forenses turcos registraron a principios de esta semana el edificio del consulado donde se vio por última vez a Khashoggi hace dos semanas. Un funcionario de alto rango dijo a The Associated Press que los investigadores habían encontrado más evidencia que indicaba que el periodista había sido asesinado. 

Las autoridades turcas dicen que un equipo de 15 hombres provenientes del país árabe estuvieron en el lugar de los hechos cuando ocurrió la desaparición  y que acabaron con su vida. Arabia Saudita ha negado las acusaciones, pero no ha aportado pruebas de que el periodista desaparecido abandonara el consulado.