IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Un duro recordatorio" de "un día horrible": esto es lo que pasó en el segundo día del juicio político a Trump

Los fiscales demócratas recordaron las palabras que pronunció el propio Trump para sostener la acusación en su contra de que incitó a la violencia y mostraron un crudo video inédito del asalto al Capitolio del 6 de enero.
/ Source: Telemundo

Por Sahil Kapur - NBC News

WASHINGTON - Los demócratas mostraron este miércoles en el Senado, durante el segundo día del juicio político al expresidente Donald Trump por la toma del Capitolio llevada a cabo por partidarios suyos, un nuevo y desgarrador video de los disturbios, en el que se ve hasta qué punto los asaltantes llegaron cerca de los congresistas. Las imágenes avivaron crudas emociones en los asistentes. 

Los fiscales del impeachment, demócratas, relataron sus propias experiencias de lo que pasó el 6 de enero en términos emotivos, con el objetivo de que los senadores revivieran los momentos en los que casi se toparon con la turba que invadió la sede del Congreso. 

No está claro si esta estrategia les causó impacto a los republicanos, y sigue siendo poco probable que una mayoría suficiente del Senado (al menos dos tercios) vote para condenar a Trump. Pero los demócratas, que han acusado al expresidente de ser "personalmente responsable" de incitar el asalto, se mostraron decididos a recordar a sus compañeros de partido que su propia seguridad y sus propias vidas estuvieron amenazadas. El asalto se produjo después de que el propio Trump hablara a una multitud de seguidores: una parte de ellos se volvieron violentos e irrumpieron en el Capitolio.

Estos son los puntos clave de una segunda jornada de jucio político marcada por la emotividad:

La crudeza 

Los demócratas dedicaron tres horas a reconstruir las semanas previas al 6 de enero, armando una narrativa que fue en gran medida un recordatorio de estos eventos de la historia reciente. 

Pero después, cambiaron de táctica y empezaron a revelar nueva información.

Primero, se hizo escuchar un audio de policías angustiados en comunicaciones de radio inéditas, en las que se les oye pedir ayuda.

La delegada demócrata por las Islas Vírgenes Stacey Plaskett describió después el contenido de gran parte del nuevo video, mientras utilizaba un mapa del Capitolio para señalar la ubicación de los alborotadores en relación con los legisladores. En uno de los videos, un agente de policía se enfrenta solo a una multitud. En otro, la policía intenta evitar que la turba entre en el edificio, pero entonces los manifestantes que ya habían conseguido irrumpir los rodean por el otro lado.

[Investigación criminal contra Trump en Georgia por intentar manipular las elecciones]

Las imágenes, tomadas por cámaras de seguridad, ilustran también que un grupo violento que coreaba "ahorquen a Mike Pence" llegó hasta muy cerca de encontrar al exvicepresidente. En un fragmento, se ve que Pence bajó corriendo las escaleras pero se detuvo para observar qué pasaba por encima del hombro.

Los fiscales enseñaron videos que salieron a la luz públicamente, incluidos clips de alborotadores hurgando en los mismos escaños donde ahora había senadores sentados viendo las imágenes. Los presentes se quedaron eb silencio, mientras los sonidos de los videos resonaban a todo volumen en la sala.

Manifestantes pro-Trump se reúnen frente al edificio del Capitolio el 6 de enero de 2021 en Washington, DC. Brent Stirton/Getty Images

Los demócratas no se guardaron nada, y mostraron incluso el momento en que un agente de la policía del Capitolio disparó a una alborotadora mientras esta intentaba entrar en una sala donde se estaba evacuando a miembros de la Cámara de Representantes.

Los videos reproducidos contenían muchas blasfemias y mostraban a los alborotadores gritando mientras entraban en el Capitolio. El representante Ted Lieu, demócrata por California, mencionó un insult que Trump dirigió, según reportes, al líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, republicano por California. Plaskett leyó también insultos que se publicaron en foros virtuales de partidarios de Trump contra agentes de la policía del Capitolio. 

[Juicio político: Bill Clinton y otros presidentes que enfrentaron este proceso]

El representante Eric Swalwell, demócrata por California, describió el contenido de un video de seguridad que mostraba a senadores y a miembros de sus equipos huyendo de la Cámara Alta con los alborotadores a pocos metros de distancia. Cuando el video terminó, Swalwell dijo a los senadores que, como ninguno de ellos lo había visto antes, lo volvería a poner.

El "testimonio" de Trump

Trump rechazó la petición de los demócratas de testificar, pero incluso si físicamente estaba a unos 1,000 kilómetros de distancia, su presencia en el Senado fue constante. 

Los demócratas se basaron en gran medida en los mensajes que Trump publicó en su cuenta de Twitter, cerrada desde hace semanas. Se enseñaron tuits publicados desde antes de las elecciones del pasado noviembre hasta el día del asalto en el Capitolio. 

Mencionando sus discursos en mítines y conferencias de prensa, los demócratas argumentaron que Trump alimentó durante semanas, antes de las elecciones, el mensaje dirigido a convencer a sus seguidores de que, independientemente del resultado, él no podía perder.

[Las claves del primer día del segundo juicio político a Trump]

Luego, los fiscales expusieron la implicación de Trump en la planificación del mitin en el que habló el 6 de enero, al mostrar que pidió repetidamente a sus partidarios que asistieran incluso después de enterarse de que en un mitin celebrado en diciembre hubo violencia.

Los fiscales hicieron una minuciosa reconstrucción de los hechos y enseñaron repetidamente a Trump diciendo a sus asistentes al mitin de la Casa Blanca que "lucharan como locos" para bloquear el recuento de los votos, junto con las agresivas reacciones de sus seguidores. También lo mostraron mientras aseguraba que marcharía con sus partidarios, quienes dijeron que al irrumpir en el Capitolio actuaron en su nombre. 

En la víspera del segundo juicio político del expresidente Donald Trump, el representante Red Lieu, demócrata por California, a la izquierda, y el representante Joe Neguse, demócrata por Colorado, y otros congresistas del partido responsables llegan al Capitolio. AP

"Este ataque nunca habría ocurrido de no ser por Donald Trump", dijo la representante demócrata por Pennsylvania Madeleine Dean.

Después de su discurso de ese día, Trump no dijo nada durante horas. Y los demócratas no llamaron tanto la atención sobre sus palabras, sino sobre su silencio mientras sus compañeros republicanos le pedían públicamente que frenara el asaltos de sus partidarios. Reprodujeron entrevistas con McCarthy y con el exgobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, quienes pidieron a Trump que "suspendiera" el ataque.

Finalmente, reprodujeron el video que Trump difundió horas después de la toma del Capitolio, en el que elogió a sus partidarios y les pidió que volvieran a casa "en paz."

"Una experiencia muy traumática"

Aunque los fiscales del impeachment hablaron a todo el Senado, fue evidente que su objetivo primario eran los republicanos, cuyos votos en definitiva decidirán el final de este juicio. 

"Creo que fue una experiencia muy traumática para mucha gente aquí", dijo el senador John Thune, republicano por el Distrito de Columbia, quien prometió "escuchar y sacar conclusiones" después de haber visto el "duro recordatorio" del ataque en el nuevo video.

"Creo que han hecho un buen trabajo conectando los puntos", dijo Thune. "La cuenta de Twitter del presidente es una cuestión de registro público, y han hecho, como he dicho, un trabajo eficaz al retroceder varios meses y mostrar ese registro público", agregó.

El senador Rob Portman, republicano por Ohio, dijo a los periodistas que se sentía como si estuviera "reviviendo un día horrible" y que el video reveló que los senadores "tal vez no estaban tan protegidos como pensábamos".

El representante Jamie Raskin, demócrata por Maryland y principal fiscal del juicio político, trató de tocar la fibra sensible de los conservadores cuando citó al difunto juez de la Corte Suprema Antonin Scalia.

"Como dijo una vez el juez Scalia, memorablemente, no se puede ir con la policía y apoyar a los ladrones", dijo Raskin, refiriéndose a una opinión que Scalia escribió en 1987, en un caso relacionado con la Primera Enmienda.

Los fiscales mostraron un video en el que se ve a la turba acercarse a otros legisladores y aproximarse a escasos centímetros del personal de la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. También enseñaron imágenes en las que que los alborotadores expresan en términos inequívocos su intención de hacerles daño a los legisladores.

Los fiscales invocaron repetidamente a Pence, y pareció que buscaron poner a los republicanos ante la disyuntiva de elegir entre Trump y su vicepresidente.

"El vicepresidente Pence fue amenazado de muerte por los partidarios del presidente porque rechazó la demanda de Trump de anular las elecciones", dijo Plaskett.

Los republicanos luchan por un objetivo

Los republicanos encontraron poco de qué quejarse de los demócratas y elogiaron su presentación, condenando a los alborotadores.

No hubo defensa de Trump. Pero los republicanos que no se inclinaron por apoyar a los demócratas buscaron lograr otro objetivo.

El senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur y un firme aliado de Trump, pareció culpar a la policía del Capitolio por no haber abatido a más alborotadores.

Y uno de los fiscales, Swalwell, se convirtió en el blanco favorito de la derecha por sus críticas abiertas a Trump y su amplia presencia en los noticieros de la televisión por cable.