IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Trump sigue promoviendo falsas acusaciones de fraude electoral en Arizona

El expresidente afirma sin evidencias que una base de datos electoral fue eliminada en Maricopa, donde se realiza una auditoría impulsada por los republicanos. Las autoridades locales han denunciado "la incompetencia" de los auditores.
/ Source: Telemundo

Por Tom Kertscher - Politifact

El 15 de mayo, seis meses y medio después de perder las elecciones presidenciales ante Joe Biden, Donald Trump volvió a repetir sus afirmaciones infundadas de fraude electoral, esta vez con una declaración falsa sobre una auditoría de los resultados encargada por el Partido Republicano en el condado de Maricopa, Arizona.

"¡Toda la base de datos del condado de Maricopa en Arizona ha sido ELIMINADA!", dijo Trump en un comunicado. El expresidente repitió sus reclamos de "delito electoral" y "fraude electoral presidencial".

[Investigación a la Organización Trump toma carácter criminal]

Trump no especificó a qué base de datos se refiere, y su oficina no respondió a nuestras solicitudes de información sobre su afirmación.

Pero no hay evidencia de que una base de datos completa de las elecciones de 2020 en el condado de Maricopa haya sido eliminada ilegalmente

Los resultados oficiales de las elecciones de noviembre mostraron que Biden venció a Trump en el condado de Maricopa, donde se encuentra Phoenix, con 1.040.774 votos, frente a los 995.665 del expresidente.

Pese a que el resultado original fue validado por un conteo manual auditado y una auditoría forense del equipo de tabulación de votos, que no encontraron anomalías, desde el 23 de abril se realiza otra revisión en Maricopa, ordenada por senadores estatales republicanos.

Cyber ​​Ninjas, una empresa de tecnología que carece de experiencia en auditoría electoral, está liderando este recuento. La firma está dirigida por Doug Logan, quien promovió teorías de conspiración para "detener el robo" de las elecciones que culminaron con el ataque al Capitolio del 6 de enero.

El 12 de mayo, tres días antes del último reclamo de Trump, la cuenta en Twitter de la auditoría publicó este mensaje: "Última actualización: el condado de Maricopa eliminó un directorio lleno de bases de datos electorales del ciclo electoral de 2020 días antes de que se entregará el equipo electoral a la auditoría. ¡Esto es despojo de evidencia!".

[Trump afirma que le entregó a Biden "la frontera más segura de la historia". Pero ¿es cierto?]

El 17 de mayo, el Departamento de Elecciones del Condado de Maricopa rechazó la acusación.

Un análisis confirmó que "la carpeta de la base de datos original en el servidor EMSPrimary no fue eliminada ni alterada durante el empaquetado y la entrega" de los materiales electorales al Senado de Arizona para la auditoría, aseguró en un comunicado oficial.

Al día siguiente, en una reunión pública convocada por la presidenta del Senado de Arizona, Karen Fann, uno de los auditores prácticamente echó por tierra su propia acusación.

Empleados de la empresa Cyber Ninjas revisan papeletas el 6 de mayo en Phoenix. La firma fue contratada por los republicanos del Senado de Arizona para auditar los resultados de la elección presidencial en el condado de Maricopa.Matt York/AP

"Descubrí un [archivo maestro] que indicaba claramente que el directorio de la base de datos fue eliminado de ese servidor", dijo en la audiencia Ben Cotton, fundador de CyFir, una de las firmas implicadas en la auditoría. 

"Todo esto, sin embargo, puede ser un punto discutible porque, posteriormente, pude recuperar todos esos archivos eliminados y tengo acceso a esos datos", agregó. 

El auditor simplemente no sabía cómo buscar los datos, según un correo electrónico que la Junta de Supervisores del Condado de Maricopa envió a la presidenta del Senado. 

[No es cierto que la reforma electoral demócrata permita a los indocumentados votar]

El mensaje en la red social Twitter que asegura que la base de datos fue borrada "es demostrablemente falso; lo único que prueba es la incompetencia de sus auditores", aseguraba la carta de la junta.

"La asombrosa falta de una comprensión básica de cómo funciona su software es atroz y sólo se ve agravada por el falso tuit enviado, difamando a los esforzados empleados del condado de Maricopa", agregaba.

Nuestro veredicto

Trump dijo que: "¡toda la base de datos del condado de Maricopa en Arizona ha sido ELIMINADA!"

Su declaración se produjo tres días después de que la cuenta de Twitter de una auditora de las elecciones de 2020 en el condado de Maricopa afirmara que el condado "eliminó un directorio lleno de bases de datos electorales". Unos días después, el director de una firma que ayuda con la auditoría dijo que sí pudo acceder a los datos.

No hay evidencia de que alguna base de datos electoral haya sido eliminada ilegalmente.

Por lo tanto, calificamos la afirmación de Trump como falsa.