Trump pensó en cambiar a Puerto Rico, un país “sucio” y “pobre”, por Groenlandia, asegura exfuncionario del DHS

En entrevista con Noticias Telemundo, el almirante Peter Brown, a cargo de los esfuerzos de recuperación de Puerto Rico en la Casa Blanca, dijo que el presidente no era racista hacia los puertorriqueños, y que los esfuerzos por reconstruir la isla pueden tomar hasta una década.
El presidente, Donald Trump, ofrece rueda de prensa en la Casa Blanca
El presidente, Donald Trump, ofrece rueda de prensa sobre  numerosos asuntos, incluyendo el estado de la contienda electoral, el miércoles, 19 de agosto de 2020.  (AP Photo/Evan Vucci)AP / AP
/ Source: Telemundo

WASHINGTON.— El presidente, Donald Trump, supuestamente sopesó la idea de cambiar a Puerto Rico por Groenlandia, porque, en sus palabras, la isla era “sucia” y su gente “pobre”, aseguró este miércoles un ex funcionario de alto nivel del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés).

Miles Taylor, entonces jefe de Gabinete del DHS, liderado hasta abril de 2019 por Kirstjen Nielsen, ha hecho numerosas declaraciones contra la Administración Trump en los últimos días, pero sus comentarios sobre Puerto Rico han generado un revuelo en las redes sociales, en particular entre la comunidad puertorriqueña.

Taylor dijo en una entrevista con MSNBC que, en agosto de 2018, durante una reunión con él y otros funcionarios de alto rango, Trump preguntó si podía hacer ese intercambio entre Puerto Rico -un territorio estadounidense desde 1898- y Groenlandia, “porque, en sus palabras, Puerto Rico era sucio, y la gente era pobre”.

[Siga nuestra cobertura de las elecciones presidenciales 2020]

Según Taylor, no se trataba de una “broma”, porque Trump “expresó una profunda animosidad contra el pueblo puertorriqueño detrás de bambalinas”.

Trump supuestamente hizo esos comentarios antes de despachar a funcionarios de alto nivel del DHS a Puerto Rico, en septiembre de ese año, para obtener informes desde el terreno sobre los esfuerzos de recuperación en la isla tras el paso de los huracanes Harvey y María en septiembre de 2017.

El presidente hizo una visita de tres horas a Puerto Rico el 3 de octubre de 2017, y su breve parada causó revuelo por imágenes que lo mostraban lanzado rollos de papel toalla hacia una multitud congregada en una iglesia en San Juan. Su visita, lejos de las zonas más devastadas de la isla, generó críticas por su presunta insensibilidad.

Ahora, Taylor dijo que los comentarios de Trump en esa reunión le sentaron mal porque, a su juicio, tras el paso de los devastadores huracanes en 2017 el deber de Trump era apoyar a Puerto Rico y no tratar de venderlo a un país extranjero.

En la actualidad, Groenlandia, la isla más grande del mundo, es un territorio autónomo bajo control de Dinamarca, que aporta dos terceras partes de su presupuesto. La mayoría de sus habitantes son inuits, un pueblo esquimal.

Taylor se ha ganado el repudio de Trump y la Casa Blanca por tornarse en un férreo crítico de la Administración en entrevistas con la prensa y al participar en un anuncio del grupo 'Votantes republicanos contra Trump'.

El exfuncionario del DHS participó en muchas de las reuniones en las que planearon algunas de las políticas migratorias más controversiales.

¿Cómo se defiende Trump?

El presidente lo ha calificado como un “exempleado inconforme” y sugirió que ni siquiera lo conocía.

A eso, Taylor le respondió publicando en su cuenta de Twitter numerosas fotos en reuniones con Trump en la Casa Blanca.

Taylor considera que su misión ahora es contar lo que vio porque, si hubiese hecho estas denuncias el año pasado, Trump “las hubiese enterrado; es un maestro de la distracción”.

Para la Casa Blanca, sin embargo, Taylor es un oportunista que quiere sacar provecho del momento, a pocos meses de las elecciones generales.

“Este individuo es otra criatura del pantano de Washington, D.C., que nunca entendió la importancia de la agenda del presidente, o por qué la gente lo eligió, y claramente solo quiere sacar provecho”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, en una declaración escrita.

[Critican la lenta respuesta de Trump a la emergencia generada por los terremotos en Puerto Rico]

“El presidente Trump cumplió un número de logros sin precedente, pese a los burócratas del Gobierno que solo están allí para su propio beneficio, no por los hombres y mujeres olvidadas de este país”, dijo Deere.

El problema es "la corrupción", dice almirante

En entrevista exclusiva con Noticias Telemundo, el almirante Peter Brown, a cargo de los asuntos relacionados con la recuperación de Puerto Rico en la Casa Blanca, dijo que Trump ha tomado numerosas medidas para ayudar a la isla y proveerle fondos y recursos para su desarrollo.

A su juicio, no se debe confundir con “racismo” la preocupación de Trump con los problemas de corrupción en la isla.

[Puerto Rico teme que los fondos para la reconstrucción se vayan al muro de Trump]

“El presidente y la Administración apoyan plenamente la recuperación a largo plazo de Puerto Rico y, al mismo tiempo, el presidente ha sido muy firme en su preocupación sobre la corrupción histórica en el sector público que ha ocurrido en el pasado”, dijo Brown.

“Creo que a veces eso se malinterpreta como una mala voluntad hacia el pueblo de Puerto Rico” porque la corrupción “tiene el efecto neto de desviar recursos de la gente que más los necesita”, enfatizó.

Cuando se le preguntó específicamente si Trump es racista hacia los puertorriqueños y latinos en general, Brown contestó: “Puedo asegurarle que el presidente considera que los hispanos, latinoamericanos, puertorriqueños, que absolutamente son ciudadanos estadounidenses, merecen cada oportunidad que EE.UU. puede ofrecer”.

“En mis conversaciones con él, nunca he escuchado al presidente decir nada negativo sobre el pueblo de Puerto Rico o los hispanos”, dijo Brown, y repitió que su preocupación es que la corrupción desvíe recursos en la isla.

El almirante estadounidense, Peter Brown, realiza una gira de tres días por Puerto Rico, entre el 18 y 20 de agosto de 2020, como parte de una iniciativa entre los sectores público y privado para fomentar el fortalecimiento de la manufactura en la isla. Foto cortesía de oficina del almirante Peter Brown / Noticias Telemundo

Brown se encuentra en Puerto Rico como parte de una 'Gira sobre las capacidades industriales', que termina este viernes y en la que funcionarios de los sectores público y privado analizan las necesidades en la isla para fortalecer la manufactura allí.

“Es cierto que Puerto Rico no se ha recuperado por completo de las crisis que ha tenido, por un desastre tras de otro, pero eso tomará un esfuerzo de múltiples años, de una década o más, pero soy optimista sobre el avance y ritmo de las obras de recuperación”, dijo Brown.

[Dos años después de María en Puerto Rico todavía hay gente que no recupera su hogar]

El huracán María, considerado el más letal en un siglo, dejó casi 3,000 muertos y masivos daños económicos. Hasta la fecha, el gobierno de EE.UU. ha desplegado numerosos expertos y ha designado casi 46,000 millones de dólares para los esfuerzos de reconstrucción allí, dijo Brown.

Activistas de la diáspora boricua señalan que la isla aún enfrenta retos para recuperarse completamente, y ahora encima tiene que batallar contra la pandemia del COVID-19 y la crisis económica que ha generado.

En declaraciones a Noticias Telemundo, Federico A. de Jesús, estratega demócrata, dijo que, a su juicio, Trump no debería olvidar “dos hechos fundamentales: que los países no se venden ni se compran en el Siglo XXI y que los puertorriqueños somos ciudadanos de su país y no somos un casino o un campo de golf para que él haga lo que le dé la gana con nosotros”.

“El odio de Trump hacia la nación puertorriqueña se lo contestaremos en la diáspora con nuestros votos”, prometió de Jesús.