IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Tenemos un trato": Biden anuncia un acuerdo con senadores de ambos partidos para llevar a cabo su plan de infraestructura

El grupo de senadores de ambos partidos que negocia un paquete de infraestructuras se reunió con el presidente, Joe Biden, este jueves en la Casa Blanca. "Hemos acordado un marco para todo el paquete", aseguró el senador republicano por Utah Mitt Romney.
/ Source: Telemundo

Por Julie Tsirkin y Dartunorro Clark - NBC News

El presidente, Joe Biden, se reunió con un grupo de senadores de ambos partidos para negociar un paquete de infraestructuras  este jueves en la Casa Blanca. El paquete incluye 579,000 millones de dólares en nuevas inversiones en carreteras, internet de banda ancha, servicios eléctricos y otros proyectos.

En una rueda de prensa tras el encuentro, Biden dijo que por su experiencia en el Senado sabía en quién confiar, cuando se le preguntó sobre los senadores republicanos, y respecto a los demócratas que pudieran oponerse al proyecto, dijo que "mi partido está dividido pero también es racional. ¿Si un proyecto de ley es bueno van a votar en contra? No lo creo".

Biden había dicho a la prensa al salir de la reunión que todos los presentes tuvieron que ceder algo y nadie consiguió todo lo que quería.

"Hay elementos que no se aprobaron, pero bueno, lo intentaremos nuevamente", dijo Biden confiado. "La gente entiende que esto es progreso: la proyección es de un crecimiento económico de 7%".

El miércoles, ya los legisladores se mostraban optimistas tras las reuniones a puerta cerrada del miércoles con funcionarios de la Casa Blanca.

"Hemos acordado un marco [de negociación] para todo el paquete", aseguró el senador republicano por Utah Mitt Romney a los periodistas el miércoles por la tarde. "Hemos acordado un marco y nos dirigiremos a la Casa Blanca mañana", reiteró.

Esto parece poner a los legisladores en un camino más firme para cumplir con una de las principales prioridades legislativas de Biden, luego de semanas de estancamiento sobre los detalles del enorme paquete. Sin embargo, los legisladores señalaron que no es seguro un acuerdo final, en particular por los 1.2 billones de dólares que propone el proyecto de ley.

El senador republicano por Utah Mitt Romney llega a una reunión en el Capitolio en Washington D.C., el miércoles 23 de junio de 2021.AP/Alex Brandon

El Plan de Empleo Estadounidense de Biden busca ser financiado con mayores impuestos a las empresas. Los republicanos, sin embargo, quieren un coste menor y se han opuesto a aumentar los impuestos a las empresas.

"Creo que tenemos un grupo bueno y equilibrado de [fuentes de financiación], y eso era importante para ambas partes. Diré que, de buena fe, intentamos llegar a ello. No nos pusimos de acuerdo en todo, pero pudimos llegar a ello", dijo el senador Rob Portman, republicano por Ohio, que lidera a los negociadores del Partido Republicano.

[¿Cómo se planea financiar el plan de infraestructura de Biden? Con $2.5 billones en impuestos a las grandes empresas en 15 años]

"Tenemos un marco, como saben, desde hace un par de semanas, y somos 21 los que estamos de acuerdo con él. Ahora vamos a desplegarnos y hablar con nuestros colegas", señaló.

Sin embargo, ninguna de las partes ha expuesto los detalles del marco acordado. Los funcionarios de la Casa Blanca también se reunieron el miércoles con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y con el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer.

Schumer señaló que los demócratas siguen considerando dos vías para aprobar el proyecto de ley de infraestructuras: elaborar una medida presupuestaria centrada en la legislación económica que pueda eludir el filibusterismo y trabajar con los republicanos en un acuerdo bipartidista.

"Fue una reunión muy buena, entramos en bastantes detalles, estamos todos en el mismo camino. Ambas vías —la bipartidista y la de reconciliación presupuestaria— avanzan a buen ritmo y esperamos haber votado ambas en el Senado y en la Cámara [de Representantes] en julio", dijo Schumer.

[Biden revela un plan de cinco claves para abordar el repunte de la violencia armada en Estados Unidos]

Ambas vías pueden tardar semanas en completarse. Sin embargo, tanto el Senado como la Cámara de Representantes estarán fuera durante el receso del 4 de julio y volverán por poco tiempo en julio antes de una pausa extendida en agosto.

"Una no puede hacerse sin la otra, todos estamos de acuerdo con eso", dijo Schumer a los periodistas, pero no dijo si todos los demócratas del Senado están de acuerdo en ambas vías.

Schumer dijo que ambos líderes demócratas "apoyan los conceptos que hemos escuchado" pero aseguró que entraron en bastantes detalles.

Los legisladores subrayaron que el marco parece ser sólido.

"Yo diría que este es un marco mucho más sólido", dijo el senador demócrata por Virgina Mark Warner. "No iríamos a la Casa Blanca si no creyéramos que tenemos algo", precisó.

La senadora republicana por Maine Susan Collins reconoció que informar a Biden y a los líderes de ambas partes es "el último gran paso".

Y añadió: "Es realmente importante que antes de volver a casa, aclaremos los detalles. Pero teniendo en cuenta dónde empezamos y dónde estamos, ambas partes negociaron de buena fe y esto es importante".