IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Senador republicano afirma que los demócratas "están separando más" al país en respuesta al discurso de Biden

El senador Tim Scott, republicano por Carolina del Sur, criticó al presidente por "dividir al país" y sugirió que están manejando el tema racial como "un arma política". "Escúchame con claridad: Estados Unidos no es un país racista", afirmó el político.

Por Allan Smith - NBC News

El senador Tim Scott, republicano por Carolina del Sur, criticó al presidente, Joe Biden, por haber roto sus promesas de buscar unificar el país y criticó la formulación de políticas demócratas en su respuesta al primer discurso del mandatario en el Congreso.

"Nuestro presidente parece un buen hombre. Su discurso estuvo lleno de buenas palabras", señaló Scott. "Pero el presidente Biden prometió un tipo específico de liderazgo. Prometió unir una nación. Bajar la temperatura. Gobernar para todos los estadounidenses, sin importar cómo votáramos", continuó.

[Verificamos algunas de las afirmaciones de Biden en su primer discurso ante el Congreso]

"Pero tres meses después, las acciones del presidente y su partido nos están separando aún más", lamentó.

Scott comenzó criticando a Biden y a los demócratas por haber adelantado el paquete de ayuda de 1.9 billones de dólares por la crisis del COVID-19 sin ningún apoyo republicano y luego criticó su plan de infraestructuras y de ayuda a las familias, que suman alrededor de 4 billones de dólares, alegando que incluyen una "lista de deseos" de elementos liberales que van mucho más allá de lo necesario.

"Los republicanos apoyan todo lo que piensas sobre 'infraestructuras", afirmó Scott, y agregó que el plan familiar de Biden equivale a "aún más impuestos, incluso más gastos, para poner a Washington aún más en el medio de tu vida, desde la cuna hasta la Universidad".

En su discurso anterior, Biden presentó cada paquete según las necesidades para para mantenerse al día con China y otras potencias mundiales. Después de elogiar a los republicanos por presentar una propuesta de infraestructura de casi 600,000 millones de dólares, dijo: "Damos la bienvenida a las ideas, pero el resto del mundo no nos está esperando".

"No hacer nada no es una opción", señaló Biden, quien hizo llamamientos a los republicanos en su discurso. "No podemos estar tan ocupados compitiendo entre nosotros que olvidemos que la competencia es con el resto del mundo para ganar el siglo XXI", recordó.

[Una foto histórica, un senador dormido y otros 3 momentos destacados de la noche del primer discurso de Biden ante el Congreso]

Cuando se trata de trabajar con el otro partido el 61% de los adultos estadounidenses dicen que los republicanos del Congreso se oponen a Biden tanto como sea posible, en comparación con el 39% que afirma que están buscando un terreno común con el presidente, según una encuesta de la cadena CBS y YouGov.

Mientras tanto, el 58% señala que cree que Biden está tratando de trabajar con los republicanos del Congreso, en comparación con el 42% que afirma que no es así.

Una encuesta de NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo, reveló que el 52% de los adultos estadounidenses creen que Biden está haciendo un buen trabajo cuando se trata de unir al país. Biden obtuvo sus calificaciones más altas en la encuesta por su gestión de la pandemia de COVID-19, que el 69% de los encuestados aprueba. Sus notas más bajas vinieron por su manejo de la afluencia de migrantes en la frontera sur con México, que solo el 33% de los adultos aprueba.

Debido a que los problemas raciales fueron un foco importante del discurso de Biden, Scott, el único republicano negro del Senado y uno de los tres senadores negros, dedicó una parte significativa de su respuesta a abordarlos.

El senador Tim Scott, republicano por Carolina del Sur, ofrece la respuesta republicana al discurso del presidente, Joe Biden, en una sesión conjunta del Congreso, el miércoles 28 de abril de 2021 en Washington.Televisión del Senado vía AP

"En ningún lugar necesitamos un terreno común más desesperadamente que en nuestras discusiones sobre temas raciales", afirmó

"He experimentado el dolor de la discriminación", agregó. "Sé lo que se siente ser detenido sin ningún motivo, que me sigan por una tienda mientras estoy comprando", señaló.

Criticó a los demócratas por bloquear sus esfuerzos de reforma policial el año pasado, pero dijo que tiene "esperanzas" de que las nuevas negociaciones sean diferentes. Un problema importante entre las partes es la inmunidad para los agentes de policía, que los republicanos se han resistido a cambiar.

[La primera dama, Jill Biden, abre las puertas de la Casa Blanca a Noticias Telemundo]

Scott también tomó nota de la tensa relación del Partido Republicano con las corporaciones estadounidenses mientras hablaba de cuestiones raciales.

"Desde las Universidades hasta las corporaciones y nuestra cultura, la gente está ganando dinero y ganando poder fingiendo que no hemos progresado, duplicando las divisiones por las que hemos trabajado tan duro para sanar", dijo. "Sabes que esto está mal. Escúchame claramente: Estados Unidos no es un país racista", afirmó.

El senador señaló que las críticas a la reciente ley de votación de Georgia y otras restricciones de votación estaban equivocadas y afirmó que la nueva ley de Georgia promueve un clima de votación más liberal que en los estados gobernados por los demócratas como Nueva York.

Nueva York tiene políticas de larga duración que los activistas dicen que son contra los votantes. Pero, como otros estados demócratas a los que se han referido los republicanos, se ha movido en los últimos años para eliminar barreras, mientras que regiones como Georgia y Texas se están moviendo en la dirección opuesta, según indicaron expertos este año.

Al igual que Biden, Scott hizo un llamado a los demócratas, republicanos y personas de todos los orígenes a dejar de lado las disputas.

["Wall Street no construyó este país, la clase media lo hizo": Joe Biden en su mensaje a la nación]

"No somos adversarios", dijo. "Somos una familia. Estamos todos juntos en esto. Y podemos vivir en el mejor país de la Tierra".

Scott hizo solo una mención de pasada de la Administración Trump, a la que elogió por haber supervisado el desarrollo de vacunas.

Durante gran parde de los primeros 100 días de Biden, el propio presidente no fue un gran objetivo para los republicanos, que se han centrado en los problemas de la guerra cultural y las secuelas de las elecciones. Como dijo un asistente del Senado republicano: "No hay realmente un frente unificado en su contra".

Eso ha cambiado un poco en los últimos días, con los republicanos enfocándose en Biden cuando estaba listo para cumplir 100 días en el cargo y pronunciar su discurso, coronado por la respuesta de Scott.

["Vayan y vacúnense. Están disponibles": Biden pide en su discurso ante el Congreso cerrar filas contra el COVID-19]

En un memorando enviado a los miembros el miércoles, el representante Jim Banks, republicano por Indiana, presidente del Comité de Estudio Republicano, expuso cómo los republicanos deberían perseguir a Biden, a su Administración y sus políticas, tocando temas de unidad nacional, mascarillas contra el COVID-19, infraestructuras, la frontera, las vacunas y las votaciones.

"Y recuerde esto: con el presidente Biden, lo que ve NO es lo que obtiene", decía el memo. "Simplemente no podemos confiar en lo que él dice que realmente va a suceder", concluye.