IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Policías del Capitolio demandan a Trump por incitar al asalto violento al Congreso

La demanda alega que el expresidente "trabajó con supremacistas blancos, grupos extremistas violentos y partidarios de la campaña" para "cometer actos de terrorismo doméstico en un esfuerzo ilegal para mantenerse en el poder".

Por Colleen Long y Michael Balsamo -  The Associated Press

Agentes de la Policía del Capitolio que fueron atacados y golpeados durante los disturbios del 6 de enero de 2021 denunciaron este jueves al expresidente Donald Trump, a varios de sus aliados políticos y a miembros de grupos de extrema derecha, acusándolos de enviar a una turba violenta a interrumpir el proceso de confirmación de los resultados de las elecciones presidenciales.

La demanda presentada en la corte federal de Washington alega que Trump "trabajó con supremacistas blancos, grupos extremistas violentos y partidarios de la campaña para violar la Ley de Derechos Civiles [Ku Klux Klan Act], y cometer actos de terrorismo doméstico en un esfuerzo ilegal para mantenerse en el poder".

 

 

Otros dos casos similares han sido presentados en los últimos meses por congresistas demócratas.

Las demandas alegan que las acciones de Trump y sus aliados condujeron al asalto violento al Capitolio, que hirió a docenas de policías, detuvo la certificación de la victoria electoral del demócrata Joe Biden e hizo que los legisladores tuvieran que buscar refugio para salvar sus vidas cuando la turba irrumpió en la sede del Congreso con bates, palos y otras armas.

[Cuatro policías que defendieron el Capitolio del asalto de partidarios de Trump se han suicidado]

Una comisión de la Cámara de Representantes está investigando lo que ocurrió ese día. El miércoles envió solicitudes de documentos a los servicios de inteligencia, a las fuerzas del orden y a otras agencias gubernamentales. Su petición más importante hasta el momento ha sido al Archivo Nacional para obtener información sobre Trump y su equipo.

Trump acusó al comité de violar "principios legales de privilegio” en vigor desde hace tiempo, pero no hizo comentarios sobre la demanda del jueves.

"El privilegio ejecutivo será defendido, no sólo en nombre de mi Administración y de los patriotas que trabajaron a mi lado, sino en nombre de la oficina del presidente y del futuro de nuestra nación", dijo Trump.

 

Seguidores de Trump irrumpen en el Capitolio de Estados Unidos en Washington, el 6 de enero de 2021.REUTERS/Shannon Stapleton

La demanda señala a varias personas que han sido acusadas de delitos federales relacionados con los disturbios. Se les acusa de haber "conspirado para utilizar la fuerza, la intimidación y las amenazas para impedir que Joe Biden y [la vicepresidenta] Kamala Harris tomaran posesión de sus cargos, para impedir que el Congreso contara los votos electorales, y para impedir que la Policía del Capitolio cumpliera con sus funciones legales".

[Las imágenes más perturbadoras del asalto al Capitolio de EE.UU. por manifestantes pro-Trump]

En el documento se describen las heridas que sufrieron los agentes al intentar impedir el acceso de la multitud al Capitolio.

Uno de los policías, Jason DeRoche, fue golpeado y rociado con gas lacrimógeno y un spray para osos hasta que se le hincharon los ojos. Otro agente, Governor Latson, se encontraba en el interior del Senado cuando la turbamulta rompió las puertas y le golpearon mientras le gritaban insultos racistas, según la demanda.

"Nos unimos a la Policía del Capitolio para defender la ley y proteger a la comunidad del Capitolio", dijo el grupo de oficiales en un comunicado emitido por sus abogados. 

“El 6 de enero tratamos de evitar que la gente violara la ley y destruyera nuestra democracia. Desde entonces, nuestro trabajo y el de nuestros colegas se ha vuelto extremadamente más peligroso. Queremos hacer lo que podamos para asegurarnos de que las personas que hicieron esto rindan cuentas y que nadie pueda volver a hacerlo ", agregan.

Los documentos solicitados por el comité de la Cámara esta semana son solo el comienzo de lo que se espera sea una investigación del Congreso sobre cómo una turba de seguidores de Trump pudo infiltrarse en el Capitolio e interrumpir la certificación de la victoria presidencial del demócrata Joe Biden, infligiendo el mayor asalto al Congreso en dos siglos.

["Estoy orgulloso de haber defendido nuestra democracia": oficial latino que enfrentó a asaltantes del Capitolio]

 

 

Los miembros del comité también están considerando pedir a las compañías de telecomunicaciones que conserven los registros telefónicos de varias personas, incluidos miembros del Congreso, para tratar de determinar quién sabía qué sobre el disturbio que se estaba desarrollando y desde cuándo. 

Con cánticos de “cuelguen a Mike Pence”, los violentos seguidores de Trump dijeron al entonces vicepresidente y miembros del Congreso que corrieran por sus vidas, causaron daños por más de un millón de dólares e hirieron a decenas de policías.

La demanda pide a la Casa Blanca registros de los Archivos Nacionales junto con material de los departamentos de Defensa, Justicia, Seguridad Nacional e Interior, así como del FBI y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional.

Hasta ahora, el comité ha escuchado a los oficiales de policía que estaban en el Capitolio el 6 de enero. En un emotivo testimonio, esos oficiales hablaron de lo asustados y frustrados que estaban por la incapacidad de los líderes de las fuerzas del orden para prever la violencia y comprender el impacto de las palabras del presidente incitando a la revuelta.