IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un informe del Senado detalla las presiones de Trump a sus funcionarios para anular las elecciones de 2020

El reporte cuenta cómo habría sido la campaña del expresidente para revertir la victoria de Biden. Y también, los detalles de una reunión muy particular en el Despacho Oval el 3 de enero. 

Por Rebecca Shabad - NBC News

Funcionarios del Departamento de Justicia (DOJ, en inglés) y abogados de la Casa Blanca dejaron en claro a principios de enero al entonces presidente, Donald Trump, que todos ellos renunciarían a la Administración si sustituía a su fiscal general en funciones por un aliado que había estado impulsando su esfuerzo por anular las elecciones de 2020.

Así lo indica un informe de casi 400 páginas publicado este jueves por el Comité Judicial del Senado, que proporciona una línea de tiempo detallada de la campaña de Trump para presionar a los funcionarios del DOJ para ayudarlo a tratar de revertir la victoria de Joe Biden. 

Las conclusiones del informe se basan en el testimonio de tres exfuncionarios  así como en documentos y correos electrónicos.

[Biden rechaza la petición de Trump para retener documentos sobre el asalto al Capitolio]

El ex fiscal general Bill Barr anunció su dimisión a mediados de diciembre 2020. Hasta principios de enero, Trump mantuvo al menos nueve llamadas o reuniones en persona con funcionarios de primer rango del DOJ en las que les pidió directa y repetidamente "que iniciaran investigaciones, presentaran demandas en su nombre y declararan públicamente que las elecciones de 2020 eran 'corruptas'", según el informe, elaborado por los demócratas del panel.

[Trump sigue promoviendo falsas acusaciones de fraude electoral en Arizona]

Los documentos señalan que Trump quería sustituir al fiscal general en funciones Jeffrey Rosen por Jeffrey Clark, entonces jefe en funciones de la división civil del DOJ, quien ideó una estrategia con el presidente para que el Departamento interviniera en la designación de los colegios electorales de Georgia y utilizara este modelo en otros estados. 

Sin embargo, Rosen y el entonces vice fiscal general en funciones, Richard Donoghue, rechazaron la propuesta de nombrar a Clark.

Estos esfuerzos condujeron a que Trump se reuniera con funcionarios de primera línea del DOJ y de la Casa Blanca en el Despacho Oval el 3 de enero. "Según Rosen, Trump abrió la reunión diciendo: ‘Una cosa que sabemos es que tú, Rosen, no vas a hacer nada para anular las elecciones’", dice el informe del Senado.

Donoghue dijo que el resto del encuentro implicó "una conversación amplia" centrada en si Trump debería reemplazar la dirección del DOJ e instalar a Clark en el lugar de Rosen, según registra el reporte.

Richard Donoghue advirtió al entonces presidente Trump de la dimisión masiva de funcionarios.Richard Drew / AP

Además se asegura que durante la reunión, Donoghue y Steven Engel, fiscal general adjunto de la Oficina de Asesoría Legal, le comunicaron a Trump que si cumplía la amenaza, todos los fiscales generales adjuntos renunciarían.

"Donoghue añadió que las dimisiones masivas probablemente no acabarían ahí, y que los fiscales federales y otros funcionarios del DOJ también podrían renunciar en masa", dice el reporte. 

[Más del 50% de los republicanos creen que Trump ganó las elecciones y es el verdadero presidente, según encuesta]

Donoghue dijo que planteó la perspectiva de las dimisiones masivas "más temprano que tarde" en la reunión porque pensó que era un contexto importante para la decisión del presidente.

El comité dijo que Donoghue y Rosen relataron que el consejero de la Casa Blanca Pat Cipollone llamó al plan de Trump un “pacto de asesinato-suicidio”. 

Cipollone y otro abogado de la Casa Blanca, Patrick Philbin, indicaron “que también dimitirían”. El informe dice que Trump no se rindió hasta los últimos 15 minutos de la reunión.

Incluso después del encuentro, el expresidente siguió impulsando sus teorías conspirativas de que las elecciones fueron robadas, sin ofrecer pruebas al respecto.

[La auditoría encargada por los republicanos en Arizona confirma el triunfo de Biden y descarta que hubiera fraude]

Esa noche, Donoghue dijo que Trump se puso en contacto con él "para afirmar que un agente especial del  Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés)  estaba en custodia de un camión lleno de papeletas electorales trituradas en las afueras de Atlanta", según los documentos. 

Finalmente, el DHS, el FBI y una fiscalía de Estados Unidos determinaron que esta afirmación era falsa.

Tres días después, el 6 de enero, Trump celebró su mitin llamado stop the steal (detengan el robo, en español) cerca de la Casa Blanca, donde instó a sus seguidores a interrumpir el recuento de los votos electorales . Tras el evento, sus seguidores asaltaron con violencia el Capitolio interrumpiendo la certificación de la victoria de Joe Biden.

El expresidente Donald Trump en Dallas, Texas, el 11 de julio de 2021.LM Otero / AP

Algunos aliados de Trump con vínculos con el movimiento stop the steal y los esfuerzos para interrumpir el recuento de los votos electorales el 6 de enero también estuvieron involucrados en presionar al DOJ para socavar los resultados de las elecciones, según el informe.

[Seis policías serán sancionados con medidas disciplinarias por su conducta durante el asalto al Capitolio]

El representante Scott Perry, republicano de Pensilvania, por ejemplo, presentó a Trump a Clark, y Perry “se comunicó directamente con Donoghue sobre sus falsas afirmaciones de fraude electoral en Pensilvania”, dice el reporte. Perry lideró la objeción del Partido Republicano a los votos electorales de Pennsylvania para Biden en el pleno de la Cámara el 6 de enero.

Clark y Rosen no respondieron inmediatamente a la solicitud de comentarios de la cadena hermana de Noticias Telemundo, NBC News.

El Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes publicó un informe en junio sobre los intentos del presidente de anular la victoria de Biden, pero el nuevo informe del Senado ofrece la evaluación más completa hasta ahora de la campaña de presión del presidente para anular la elección.