IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los fiscales muestran un video inédito del asalto al Capitolio en el segundo día del juicio político a Trump en el Senado

La delegada Stacey Plaskett presentó nuevas grabaciones de las cámaras de seguridad que mostraban el ataque al Capitolio casi minuto a minuto y lo cerca que estuvieron los legisladores de la turba que tenía intención de hacerles daño e incluso, según el FBI, "asesinar a cualquiera que cayera en sus manos".

Los fiscales de la Cámara de Representantes iniciaron este miércoles sus argumentos y la presentación de pruebas contra el expresidente Donald Trump en el juicio político en su contra que se celebra en el Senado por incitar el violento asalto al Capitolio de sus seguidores el pasado 6 de enero.

En el segundo día del impeachment, tras el debate y votación ayer que consideró constitucional enjuiciar a Trump aunque ya no esté en la Casa Blanca, los fiscales presentaron una grabación inédita de cámaras de seguridad que muestra "una nueva perspectiva de la violencia extrema", y prueba lo cerca que estuvieron los asaltantes de los congresistas. 

La delegada por las Islas Vírgenes Stacey Plaskett, una de las fiscales demócratas, presentó un relato casi minuto a minuto de lo que sucedió cuando el Capitolio fue tomado por la turba de simpatizantes de Trump.

[Investigación criminal contra Trump en Georgia por intentar manipular las elecciones]

"Varias lesiones en el Capitolio. Varias lesiones", dice un oficial en un clip de audio que presentó.

El telefonista de la policía le responde: "Tienes un grupo de unos 50 cargando colina arriba en el frente oeste, justo al norte de las escaleras. Se están acercando al muro".

Luego se escucha a un oficial pidiendo refuerzos, diciendo que los insurrectos estaban derribando las puertas de seguridad y arrojando postes de metal a los oficiales. Un agente también dijo que la gente comenzó a lanzar explosivos.

Muy cerca de Nancy Pelosi y Mike Pence

Plaskett trató de mostrar con videos de los amotinados cómo Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara Baja, estuvo en grave peligro el 6 de enero.

Pelosi había sido evacuada del recinto de la Cámara de Representantes cuando los asaltantes ingresaron al edificio y la llevaron a un lugar seguro fuera de las instalaciones del Capitolio.

  Plaskett mostró imágenes de seguridad de un pasillo en el que se aprecia al personal de Pelosi corriendo hacia una sala de conferencias donde se atrincheraron atrancando las puertas con muebles. El video reproduce un audio donde se escucha a los asistentes de Pelosi pidiendo ayuda a la policía por teléfono.

“Están golpeando las puertas, están buscando a la presidenta”, se escucha que uno de los asistentes susurra, para evitar que lo escuchen los manifestantes afuera.

La fiscal demócrata también dijo que el hombre que saqueó la oficina de Pelosi, Richard Barnett, quien fue visto en una foto con los pies sobre el escritorio de la presidenta de la Cámara Baja, llevaba consigo una poderosa pistola de descargas eléctricas “capaz de paralizar a cualquiera”. Ahora, enfrenta varios cargos federales por sus actos ese día, de los que se ha declarado inocente.

Plaskett también mostró nuevas imágenes del exvicepresidente Mike Pence evacuando el Capitolio. El video muestra a Pence y su familia siendo escoltados rápidamente por una escalera hacia un lugar seguro.

En esta captura de pantalla del video de una cámara de seguridad se ve al exvicepresidente Mike Pence, cuando lo evacúan de su oficina para llevarlo a un lugar seguro durante el asalto al Capitolio el 6 de enero.AP

Mientras tanto, seguidores de Trump en una horca instalada en la explanada del Capitolio gritaban “cuelguen a Pence”, según se enseña en el video.

Según un documento que elaboró el FBI y que Plaskett presentó, los atacantes del Congreso incluso tenían la intención de asesinar a cualquier legislador "que cayera en sus manos".

El senador Romney agradece al oficial Goodman por su heroísmo

Nuevas imágenes de una cámara de seguridad muestran a Eugene Goodman, oficial de policía del Capitolio, cuando despista a una turba para evitar que ingresara al recinto del Senado al poco tiempo de la irrupción de los seguidores de Trump.

"En estas imágenes de seguridad, se puede ver al oficial Goodman corriendo para responder a la irrupción inicial", dijo la fiscal demócrata Stacey Plaskett.

[Juicio político: Bill Clinton y otros presidentes que enfrentaron este proceso]

Un video inédito muestra el momento en que Goodman se apresura a ayudar al senador Mitt Romney, republicano por Utah, haciéndole señas para que se de la vuelta y se ponga a salvo de los manifestantes violentos.

El hijo del senador, Matt Romney, agradeció el heroísmo del agente en un mensaje de Twitter este miércoles por la tarde.

Romney mismo agradeció en persona al agente por su valentía, aclarando que no se había percatado de lo cerca que estuvo de encontrarse de frente con los atacantes.

Romney relató su conversación con Goodman este miércoles, "le expresé mi agradecimiento por auxiliarme y llevarme de vuelta al sendero seguro y expresé mi agradecimiento por todo lo que hizo ese día", dijo.

Los momentos más mortíferos

El representante Eric Swalwell describió este miércoles algunos de los momentos de mayor peligro durante el ataque al Congreso.

Incluyó el video de cuando un agente le disparó fatalmente a Ashli Babbitt, una mujer de 35 años veterana de la Fuerza Aérea y seguidora extremista del expresidente Trump, que intentó brincar la barricada tras la cual se estaban resguardando los legisladores.

[¿Fue sedición lo que pasó en el Capitolio? Verificamos lo que ocurrió y se dijo el día del asalto]

Swalwell también mostró videos de la respuesta de la policía a los disturbios, así como momentos en que los legisladores se decían entre sí que se quitaran sus pins del Congreso para que no los identificaran.

Julián Castro: “Trump dio por muertos a todos en este Capitolio”

Al regresar de un receso en el Senado el miércoles por la tarde, el fiscal demócrata Julián Castro, representante por Texas, cuestionó por qué el entonces presidente, Donald Trump, no llamó a la Guardia Nacional ni a ninguna otra fuerza para ayudar a la Policía del Capitolio, que se había visto rebasada por la turba, y a pesar de los ruegos para que brindara la asistencia.

Castro dijo que en los cinco mensajes que Trump escribió en Twitter cuando empezó el asalto, ni siquiera le pidió a sus seguidores que detuvieran lo que califico como “el ataque más sangriento que hemos visto en el Capitolio desde 1812”.

“Senadores, han visto toda la evidencia hasta ahora. Y esto está claro: el 6 de enero, el presidente Trump dio por muertos a todos en este Capitolio”, tuiteó Castro desde el Senado.

 "Un momento de la verdad"

"Este es un momento de la verdad en Estados Unidos", dijo el representante Jamie Raskin, el prinicipal fiscal, al dar inicio a los argumentos pasado el mediodía. Raskin señaló que el ataque al Capitolio fue "organizado" y "planeado" durante meses para evitar que se declarara la victoria del presidente, Joe Biden.

El fiscal mostró la “responsabilidad personal” de Trump haciendo un recuento de los mensajes del expresidente convocando una acción tras la otra después de perder las elecciones y específicamente a la marcha realizada el 6 de enero y cómo incentivó a la multitud a “luchar” ese día. Incluso luego del ataque, el expresidente no condenó lo ocurrido y se rehusó a aceptar su derrota electoral. 

 

 

Raskin negó además que el motivo del impeachment sean las diferencias políticas entre el Partido Demócrata y Donald Trump, como asegura la defensa. La acusación se basa, en cambio, en hechos concretos que muestran el rol que tuvo en el ataque, indicó. Agregó que incitar a la violencia no está protegida por el derecho a la libertad de expresión de la primera enmienda. 

El representante Joe Neguse, otro de los fiscales, indicó a su turno que Trump el poder de detener a la multitud, que “sólo lo escuchaba a él”, y no lo hizo. “¿Cuántas muertes se podrían haber evitado?”, preguntó en su exposición. 

Neguse señaló declaraciones de los atacantes que hubieran matado al exvicepresidente, Mike Pence, y a Nancy Pelosi, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, si tenían la posibilidad. También citó frases que muestran la sumisión de los fanáticos a Trump como: “El presidente Trump nos está convocando a luchar” y “Nuestro presidente nos quiere acá. Esperamos y seguiremos órdenes de él”. 

Un video inédito del asalto al Capitolio

“Estaremos uniendo todas las pruebas en un caso convincente que lo dejará claro para todos —demócratas, republicanos, todos— que Donald Trump cometió el crimen constitucional más atroz posible", indicaron los fiscales el miércoles a la mañana, anticipando la presentación de grabaciones inéditas. 

Para exponer los argumentos en contra de Trump, tienen 16 horas, entre el miércoles y el jueves; después los abogados del expresidente comenzarán su defensa con la misma cantidad de tiempo asignada, según el cronograma del juicio acordado. Se espera entonces que el juicio se extienda hasta el fin de semana e incluso más allá. 

Los fiscales saben que es complicado lograr una condena, pero tienen la esperanza de convencer a los senadores republicanos más escépticos antes de la votación final.  Necesitan del voto de al menos 17 de ellos para, sumado al de todos los demócratas, alcanzar la mayoría de dos tercios para condenar a Trump. 

 

La defensa, por su parte, planea argumentar que el expresidente no incitó a la violencia, que los agitadores actuaron por propia voluntad, y que su discurso antes del asalto está protegido por la libertad de expresión.

Cuando se terminen los argumentos de apertura, los senadores podrán interrogar a las dos partes durante cuatro horas enviando preguntas por escrito al senador demócrata Patrick Leahy, quien preside el juicio.

Las “instrucciones específicas” de Trump 

El representante Joaquin Castro, otro de los fiscales, enfatizó en la presentación de argumentos que Trump se negó a aceptar el voto popular y a una transición pacífica de poder. Recordó, por ejemplo, cuando Trump pidió que se detenga el conteo y sus seguidores protestaron en centros electorales. “Sus palabras se convirtieron en acciones”, señaló.

El expresidente en “miles de tuits, discursos y actos de campaña” urgió a sus seguidores oponerse a los resultados de las elecciones y “muchos creyeron en la gran mentira de Trump de que la elección había sido robada”, dijo el fiscal.

En la víspera del segundo juicio político del expresidente Donald Trump, el representante Red Lieu, demócrata por California, a la izquierda, y el representante Joe Neguse, demócrata por Colorado, y otros congresistas del partido responsables llegan al Capitolio. AP

Trump dio “instrucciones específicas” durante dos meses. “Les dijo que se presentaran el 6 de enero y que marcharan al capitolio de Estados Unidos y que lucharan como el infierno”, dijo Castro. 

El fiscal reconoció que puede decirse que el exmandatario desconocía que llevaban armas. “Pero cuando lo supo, cuando se podía ver en todas las noticias [en el ataque al Capitolio], no los detuvo”, señaló. 

Los fiscales de la Cámara también recordaron que Trump invirtió millones en una campaña de publicidad para fomentar un rechazo al resultado electoral y remarcaron que estaba destinada a terminar el 6 de enero. El exmandatario también incentivó personalmente a los atacantes en sus publicaciones en Twitter. 

Escaso apoyo republicano (por el momento)

El histórico juicio contra el expresidente comenzó el martes con un debate de más de cuatro horas en torno a si era constitucional enjuiciarlo una vez que ha dejado la Casa Blanca.

[Las claves del primer día del segundo juicio político a Trump]

Los fiscales presentaron un duro video del asalto al Congreso y emotivos testimonios. Los abogados de Trump señalaron que el juicio "destrozará al país", con una estrategia de defensa que desató críticas incluso en las filas republicanas, además del enfado del propio expresidente. 

El Senado aprobó finalmente que el juicio político es constitucional y debe continuar.

Sólo seis senadores republicanos votaron a favor de continuar con el juicio, y la mayoría ya había criticado el comportamiento del exmandatario. Los legisladores que dieron su apoyo fueron: Susan Collins, por Maine; Ben Sasse, por Nebraska; Mitt Romney, por Utah; Lisa Murkowski, por Alaska; Pat Toomey por Pennsylvania; y Bill Cassidy, por Louisiana.

 

Con el apoyo de los seis senadores republicanos, los demócratas llegaron a un total de 56 votos a favor de continuar con el juicio, una señal no favorable sobre las posibilidades de condenar a Trump. Para que sea declarado culpable, se necesita una supermayoría de 67 votos.

Con información de NBC NewsCNN y AP.