IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los demócratas eligen como su líder en la Cámara a Hakeem Jeffries, el primer congresista negro al frente de una bancada

Katherine Clark y Pete Aguilar completan el relevo generacional después de que Nancy Pelosi decidiera abandonar la presidencia de la Cámara de Representantes.

Por Scott Wong and Ali Vitali- NBC News

Los demócratas de la Cámara de Representantes eligieron a sus nuevos líderes este miércoles, dando paso a una generación más joven después de que la presidenta, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría, Steny Hoyer, decidieran apartarse después de que su partido perdiera por poco la mayoría en las elecciones de este mes.

Pelosi, de 82 años y la primera mujer que preside la Cámara, pasó la antorcha al representante Hakeem Jeffries, demócrata por Nueva York, de 52 años, que se presentó sin oposición a líder de la minoría y hará historia como el primer legislador negro que dirige la bancada de un partido político en cualquiera de las dos cámaras.

[El Senado aprueba el proyecto de ley que busca blindar el matrimonio igualitario]

Este es un momento de transición”, dijo Jeffries a un pequeño grupo de periodistas en el Capitolio el martes. “Estamos a hombros de gigantes, pero también esperamos poder hacer lo necesario en este momento para avanzar en los temas”, agregó.


El representante demócrata de Nueva York, Hakeem Jeffries, abandona una reunión en la que los demócratas votan por su nuevo liderazgo en la Cámara.
El representante demócrata de Nueva York, Hakeem Jeffries, abandona una reunión en la que los demócratas votan por su nuevo liderazgo en la Cámara.JIM LO SCALZO / EFE

La principal sustituta de Jeffries será la diputada Katherine Clark, demócrata por Massachusetts, de 59 años, una progresista que trabajó bajo las órdenes de Jeffries como vicepresidenta del Caucus Demócrata y ascendió a portavoz adjunta en este Congreso. Se presenta sin oposición para el puesto de jefe de la minoría, el más importante del partido.

Completa el trío de nuevos líderes el representante Pete Aguilar, demócrata por California, de 43 años, miembro del Caucus Hispano del Congreso y exalcalde, que se presenta sin oposición para la presidencia del Caucus Demócrata, función que Jeffries ha desempeñado durante los últimos cuatro años.

La elección de Jeffries, Clark y Aguilar representa un cambio de guardia para los demócratas de la Cámara de Representantes, que han visto al poderoso triunvirato de Pelosi, Hoyer, demócrata por Maryland, de 83 años, y Jim Clyburn, demócrata por Carolina del Sur, de 82 años, ocupar los principales puestos de liderazgo durante las últimas dos décadas.

El representante Pete Aguilar, demócrata por California, el miércoles 14 de septiembre de 2022.
El representante Pete Aguilar, demócrata por California, el miércoles 14 de septiembre de 2022.Bill Clark / CQ-Roll Call, Inc via Getty Images

[La Corte Suprema analiza la nueva política de deportaciones de Biden sin indicios de una opinión mayoritaria a favor o en contra]

En los últimos años, demócratas más jóvenes, igualmente ambiciosos y con talento, que buscaban ascender en la escala de liderazgo, descubrieron que no tenían más remedio que irse fuera.

El presidente de la bancada demócrata, Xavier Becerra, aceptó un nombramiento como fiscal general de California y luego fue nombrado por el presidente, Joe Biden, como secretario de Salud y Servicios Humanos. Dos de los fieles ayudantes de Pelosi en el liderazgo, Chris Van Hollen, por Maryland, y Ben Ray Lujan, por Nuevo México, se postularon con éxito para ocupar un escaño en el Senado una vez que se agotaron sus opciones.

Otros, como Steve Israel, por Nueva York, que dirigió el brazo de la campaña de los demócratas en la Cámara de Representantes y el departamento de comunicaciones, optaron por la jubilación.

De los actuales “tres grandes” demócratas, sólo Clyburn, el actual jefe de la mayoría, ha optado por permanecer en el liderazgo en el nuevo Congreso. Ocupará el puesto de “líder adjunto”, que ha sido considerado el puesto número 3 de la minoría en el pasado, pero que pasará a ser el número 4 en este Congreso.

[Pitbull, Vicente Fernández, Shakira y Juanga: estas son las canciones que piden inmortalizar a la Biblioteca del Congreso]

La decisión de Clyburn de quedarse ha frustrado a algunos miembros más jóvenes, que esperaban que el nuevo Congreso comenzara con una pizarra limpia. Debido al respaldo de Clyburn por parte del Caucus Negro del Congreso y otros aliados, significa que uno de los legisladores más jóvenes no podrá ascender al puesto número 4.

Pero Pelosi ha señalado muchas veces que el poder no se da libremente, sino que hay que “aprovecharlo” para conseguirlo. Y nadie en el caucus desafió a Clyburn.

Tanto Pelosi como Hoyer no irán muy lejos. En lugar de dimitir, los dos dijeron que seguirán en el Congreso. Y el martes por la noche, el Comité de Dirección y Política Demócrata de la Cámara de Representantes votó por unanimidad conceder a Pelosi el título ceremonial de Presidenta Emérita. La resolución que otorga el honor a Pelosi fue ofrecida por Jeffries. 

“La presidenta Nancy Pelosi pasará a la historia como una de las mayores líderes legislativas de la historia de Estados Unidos”, dijeron los copresidentes del Comité Directivo, Eric Swalwell, Barbara Lee y Cheri Bustos. “Al concederle este título honorífico, celebramos con orgullo su marmóreo y legendario servicio público”, añadieron.

[“Kanye ha troleado a Trump”. La historia interna de la explosiva cena del expresidente con un líder supremacista]

Preguntado por la diferencia entre su estilo de liderazgo y el de Pelosi -una astuta legisladora que gobernó su caucus, en ocasiones, con mano de hierro-, Jeffries pareció adoptar una visión de equipo.

“El grupo demócrata de la Cámara de Representantes está en su mejor momento cuando todos tienen la oportunidad de estar en el campo de juego, jugando en la posición correcta”, señaló.

Jeffries esquivó varias preguntas sobre lo que significaba para él ser la primera persona negra en liderar cualquiera de los dos partidos en el Congreso.

“No he tenido la oportunidad de reflexionar sobre ello”, afirmó, para añadir después que “en la medida en que dedicara algún tiempo a reflexionar sobre las narrativas externas o la magnitud del momento, me apartaría de tener que tomar decisiones en tiempo real mientras nos preparamos para organizar el nuevo Congreso”.