IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los demócratas retrasan el voto sobre el paquete de infraestructura tras disputa interna

En medio de una revuelta entre las alas moderada y progresista, los líderes del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes decidieron posponer la votación.

El paquete de infraestructura del presidente, Joe Biden, ha sufrido un nuevo retraso, luego de que los líderes de la Cámara de Representantes anunciaran que pospondrán la votación de la medida en medio de una revuelta al interior del partido por parte del ala más progresista.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, anunciaba había anunciado que la votación ocurriría este jueves.

Pero en medio de una batalla entre moderados y liberales el líder de la mayoría en la Cámara Baja, Steny Hoyer, anunció que se posponía la votación para el viernes, otorgándoles más tiempo para ponerse de acuerdo en asuntos fundamentales de la ley como los fondos para la seguridad social y el combate al cambio climático.

Los demócratas de la Cámara de Representantes tuvieron reuniones a puerta cerrada en el Capitolio desde el jueves por la mañana hasta el viernes para negociar el proyecto de infraestructura de 550,000 millones de dólares y el plan de gasto social de 3,5 billones de dólares, pero salieron sin una resolución, dio a conocer NBC News.

Ambas medidas cuentan con el apoyo de los demócratas y es probable que se aprueben de alguna manera. Pero la amplitud de las ayudas y disposiciones de seguridad social sigue siendo un punto de fricción.

Los progresistas se oponen a respaldar el paquete para construir puentes y caminos para presionar a los moderados para que apoyen el plan más ambicioso de gasto social y medio ambiental de 3.5 billones de dólares.

Los moderados deseaban pasar el paquete lo antes posible, sin atarlo a una votación posterior sobre el amplio paquete de Biden que busca redibujar el gasto público.

El senador Joe Manchin, que representa a West Virginia, líder del grupo moderado, declaró este jueves que a lo máximo estaba dispuesto a aprobar un paquete de 1.5 billones de dólares, menos de la mitad del que propone Biden. Lo que fue considerado por los más liberales como demasiado poco.

"No vi un acuerdo esta noche", concluyó Manchin el jueves.


El presidente, Joe Biden, camina con la presidenta de la Cámara de Representantes, la californiana Nancy Pelosi, en el Capitolio en Washington, el viernes 1 de octubre de 2021, después de asistir a una reunión con la bancada demócrata de la Cámara de Representantes para tratar de resolver la disputa interna en el paquete de infraestructura.Susan Walsh / AP

Pelosi trató durante horas de negociar un acuerdo, llamando a legisladores a su oficina hasta las 10:00 pm, hora del este del jueves, momento en el que se dio por vencida y llamó a resolver los pendientes para el día siguiente.

Tras el anuncio de que se había pospuesto la votación, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, reconoció que "los demócratas tienen algunas diferencias", pero también "tenemos objetivos comunes".

"Se ha progresado mucho esta semana y estamos más cerca de un acuerdo que nunca. Pero no hemos llegado a la meta y necesitamos más tiempo para terminar terminar este trabajo, empezando mañana a primera hora", agregó Psaki.

El senador Bernie Sanders, demócrata por Vermont, pidió posponer el voto de infraestructura.

[El Congreso aprueba los fondos para evitar el cierre del Gobierno a horas del vencimiento]

"Es una manera absurda de hacer las cosas, estar negociando un proyecto de varios billones de dólares unos minutos antes de una votación importante, cuando prácticamente nadie sabe qué está pasando", le dijo a los reporteros.

El senador Joe Manchin, demócrata por West Virginia, en un elevador en el Capitolio; el 30 de septiembre de 2021.Andrew Harnik / AP

Mientras tanto, los republicanos en la Cámara de Representantes no esperan ayudar a los demócratas y planean votar en bloque contra del paquete de infraestructura.

A última hora del viernes, los líderes demócratas de la Cámara de Representantes reconocieron que no realizarían una votación sobre la ley de infraestructura antes de irse a casa el fin de semana. En su lugar, los legisladores votaron una extensión a corto plazo de los proyectos de transporte existentes.

Biden intentó calmar las tensiones entre las alas moderada y progresista del partido y defender su agenda legislativa asistiendo a la reunión del caucus el viernes por la tarde. Pero se puso del lado de los progresistas y los legisladores se marcharon sin llegar a un acuerdo.

El presidente, sin embargo, dijo a los periodistas al salir de la reunión que su agenda será aprobada, incluyendo su deseo de que las dos propuestas sean votadas al mismo tiempo.