IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La principal asistente del gobernador Andrew Cuomo renuncia en medio de las acusaciones de acoso sexual

Melissa DeRosa, una de las más cercanas confidentes del político demócrata de Nueva York, dijo que sus dos últimos años en el puesto han sido "duros emocional y mentalmente". Ella ayudó a Cuomo en sus esfuerzos para tomar represalias contra una de las 11 mujeres que lo señalan de conducta sexual inapropiada.

La principal asistente del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, renunció este domingo y dijo en un comunicado que los últimos dos años en su puesto han sido "duros emocional y mentalmente".

La renuncia de Melissa DeRosa se produce en un momento en que Cuomo enfrenta una investigación del fiscal general de Nueva York, quien hizo público un informe donde se afirma que el político demócrata acosó sexualmente a casi una docena de mujeres y violó leyes estatales y federales.

El informe asegura que DeRosa, una de las confidentes y estrategas más confiables de Cuomo, había encabezado los esfuerzos para tomar represalias contra una de las mujeres que lo acusó públicamente en diciembre.

El político demócrata ha enfrentado en las últimas semanas múltiples llamados a abandonar el puesto, algo que se ha negado a hacer, tras sostener que las acusaciones en su contra son falsas.

Melissa DeRosa junto al gobernador Andrew Cuomo durante una conferencia de prensa en 2018. AP

DeRosa reveló a principios de este año que la Administración de Cuomo tardó meses en publicar datos sobre el número de muertos por coronavirus en Nueva York porque los funcionarios "se paralizaron" por las preocupaciones de que esa información "fuera a ser utilizada" en su contra.

“Siempre estaré agradecida por la oportunidad de haber trabajado con colegas tan talentosos y comprometidos en nombre de nuestro estado”, dijo este domingo.

Varios demócratas, entre ellos el presidente, Joe Biden, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, le han pedido renunciar, o enfrentar un juicio político.

Aproximadamente dos terceras partes de los miembros de la Asamblea estatal ya dijeron estar a favor de un juicio político si se niega a dimitir. Casi todos los miembros del Senado estatal han pedido su renuncia o que sea destituido.

Cuomo dijo durante meses dijo que el público se sentirá “impactado” una vez que compartiera su versión de la historia. Sin embargo, no ha hecho comentarios públicos desde la difusión del informe de 168 páginas de la fiscalía estatal.

Brittany Commisso, una asistente ejecutiva que acusó a Cuomo de manosearla, dijo el domingo que lo que el gobernador le hizo es un delito. Ella es la primera mujer en presentar una denuncia penal contra el político.

En la primera entrevista pública en la que se identificó, dijo al programa CBS This Morning y al Albany Times-Union que el gobernador “necesita rendir cuentas”.