IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Es posible una guerra de Estados Unidos con Irán? El bombardeo de Biden en Siria fue preciso y lanzó un mensaje

“Específico, proporcional y necesario”, opinan congresistas. Una respuesta estratégica, dijo el Pentágono. Pero ¿podría abrir un frente que resulte difícil de cerrar?
/ Source: Telemundo

El Gobierno de Joe Biden llevó a cabo un ataque aéreo nocturno contra instalaciones en Siria presuntamente usadas por una de las milicias más poderosas de Medio Oriente, respaldada por Irán y conocida como Kataeb Hezbollah o las Brigadas de Hezbollah.

El bombardeo mató a varios combatientes, según confirmó este jueves el Pentágono, que lo describió como una respuesta estratégica ante ataques a intereses estadounidenses. 

Un grupo de congresistas republicanos, incluido el senador Marco Rubio, celebraron la acción militar como "específica, proporcional y necesaria".

Desde que Biden llegó a la Casa Blanca, milicias respaldadas por Irán han atacado un aeropuerto en Arabia Saudí con un dron explosivo y están acusadas ​​de asesinar a un activista crítico en Líbano y de bombardear a personal militar estadounidense en el norte de Irak este mes, matando a un contratista.

[EE.UU. señala al príncipe saudita por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi]

Soldados estadounidenses patrullan un área cerca cerca de la frontera en el noreste de Siria en enero de 2021. Estados Unidos tiene aún unos 1,000 soldados en territorio sirio y 2,500 en Irak para apoyar las operaciones contra insurgentes.AFP via Getty Images

La operación militar tuvo lugar cuando Estados Unidos estudia regresar al acuerdo internacional firmado con Irán para frenar su programa nuclear, tras la salida impulsada por el expresidente Donald Trump. 

¿Cuál es el mensaje de Biden a Irán y al resto de países de la región?

 

"El presidente actuará para proteger al personal estadounidense y de la coalición", dijo tras el ataque el portavoz del Pentágono, John Kirby.

El bombardeo se produce tras las intensas hostilidades entre EE.UU. e Irán durante la Administración Trump. En enero de 2020, el Ejército lanzó un ataque que mató a una figura militar iraní de alto rango, Qasem Soleimani, en Bagdad. En respuesta, Irán bombardeó con misiles una base con tropas estadounidenses en Irak, y en los últimos meses se han intensificado los ataques de sus milicias afines.

 

 

"El ataque, a mi modo de ver, estaba destinado a marcar la pauta con Teherán y hacer mella en su inflada confianza antes de las negociaciones", dijo Bilal Saab, un exfuncionario del Pentágono que actualmente es investigador del Middle East Institute, en declaraciones al diario The Washington Post

En su opinión, Biden muestra así ue su interés por sumarse al acuerdo nuclear no le llevará a ignorar la actividad militar de Irán en la región. "Está marcando su límite", dijo Maha Yahya, director del Carnegie Middle East Center en Beirut al periódico The New York Times.

 

Un ataque preciso, pero ¿puede haber un conflicto a gran escala? 

El Pentágono informó este viernes que dos cazabombarderos F-15 lanzaron siete misiles contra edificios utilizados por las milicias respaldadas por Irán, destruyendo totalmente nueve estructuras y parcialmente dos.

La televisión estatal iraní y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que monitorea el conflicto en ese país desde su sede en Reino Unido, informaron que 17 combatientes murieron en los ataques, que ocurrieron cerca de Abu Kamal, Siria, justo al otro lado de la frontera con Irak.

Siria, sumida en una guerra civil desde hace una década, es también campo de batalla de otros países. El lugar y el alcance del bombardeo fue elegido con cuidado, indicaron analistas a los citados diarios: envía un mensaje pero evita un conflicto a mayor escala. 

 

 

Un comentarista sirio con sede en Turquía, Abdulkader Dwehe, indicó que el objetivo fue acertado. "Responder en Irak podría abrir un frente que puede ser difícil de cerrar", tuiteó tras el ataque.

El portavoz del Pentágono aseguró que el ataque se llevó a cabo "junto con medidas diplomáticas", incluida la consulta con socios de la coalición liderada por Estados Unidos en la región.

La decisión de Biden no parece en cualquier caso indicar una intención de ampliar la participación militar en la región, sino más bien defender las tropas estadounidenses, evitando golpear a su aliado, el Gobierno irakí, en su propio territorio.

[Irán puede fabricar en sólo un año una bomba atómica capaz de destruir una ciudad de EE.UU.]

El ataque ocurre mientras las milicias respaldadas por Irán apuntan cada vez más a objetivos estadounidenses.

Mick Mulroy, quien se desempeñó como alto funcionario del Pentágono para el Medio Oriente durante la Administración Trump y ahora es analista de la cadena ABC News, dijo que el ataque probablemente fue "calculado y medido para evitar una escalada y enviar un mensaje de que el uso de las milicias por parte de Irán como sustitutos no les permitirá eludir la responsabilidad". 

¿Quiénes son las Brigadas de Hezbollah? 

La milicia atacada, Kataeb Hezbollah o Brigadas de Hezbollah, forma parte de las Fuerzas de Movilización Popular. El grupo fue fundado después de la invasión de Irak liderada por EE.UU. en 2003 contra el dictador Saddam Hussein.

En los últimos años, Kataeb Hezbollah ha desempeñado un papel importante en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico y ha ayudado a las fuerzas del dictador sirio, Bashar Assad, en el conflicto en Siria. 

El grupo fue fundado por Abu Mahdi al-Muhandis, un veterano militante iraquí que estaba estrechamente aliado con Irán y murió en el ataque estadounidenses en Bagdad en enero de 2020.

 

Los combatientes de Hashd al-Shaabi (fuerzas paramilitares) llevan ataúdes de miembros del grupo de milicias Kataib Hezbollah, que fueron asesinados por ataques aéreos estadounidenses en el distrito de Qaim, durante un funeral en la ciudad santa de Najaf, Irak, el 31 de diciembre de 2019.REUTERS

EE.UU. ya había atacado al grupo antes. En 2019, mató a 25 de sus combatientes e hirió a decenas en un ataque a lo largo de la frontera entre Siria e Irak. El Gobierno de Trump dijo entonces que fue una represalia por la muerte de un contratista estadounidense en un ataque con cohetes.

Una acción común de todos, desde Reagan en adelante

En sus primeras semanas en la Casa Blanca, Biden ha enfatizado su intención de enfocarse en los desafíos planteados por China, incluso cuando aún hay amenazas a los intereses de EE.UU. en el Medio Oriente.

Pero el ataque demostró que la región nunca está fuera de la agenda de un presidente estadounidense: desde Ronald Reagan en adelante, todos han ordenado un bombardeo a países de Medio Oriente. 

Con información de Associated Press, ABC NewsThe New York Times, NBC News y The Washington Post