IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Senado decide que es constitucional someter a juicio a Trump pese a que ya dejó la Casa Blanca

Con un voto de 56 senadores a favor y 44 en contra, en su mayoría en líneas partidistas y seis republicanos que se unieron a los demócratas, la Cámara Alta decidió que sí era constitucional el juicio a Trump y, por tanto, este continuará de la manera en que estaba agendado.
/ Source: Telemundo

El segundo juicio político al expresidente Donald Trump por incitar el asalto al Capitolio comenzó este martes con un debate clave: ¿puede ser juzgado una vez que ya ha dejado la Casa Blanca? 

Con un voto de 56 senadores a favor y 44 en contra, en su mayoría en líneas partidistas, con seis republicanos que se unieron a los demócratas, la Cámara Alta decidió que sí era constitucional el juicio a Trump y, por tanto, este continuará de la manera en que estaba agendado.

Los senadores republicanos Bill Cassidy por Luisiana: Susan Collins por Maine, Lisa Murkowski por Alaska, Ben Sasse por Nebraska, Pat Toomey por Pennsylvania y Mitt Romney por Utah votaron a favor de desechar los argumentos del equipo legal de Trump y continuar con el juicio a Trump.

[¿Cuál sería la sanción para Trump si es condenado en su segundo juicio político? Un experto responde]

El voto de Cassidy representó un republicano más que apoya el juicio al expresidente, para llegar a un total de sies. Sin embargo, los demócratas necesitan al menos 10 republicanos más para poder condenarlo.

En esta captura de pantalla se muestra al principal fiscal demócrata, el representante Jamie Raskin, el 9 de febrero en el Capitolio.  AP

Aunque lo que se discutió fue la legalidad del procedimiento, el primer día del impeachment dio lugar para emotivos testimonios por parte de los demócratas y un impactante video del asalto al Capitolio. 

La acusación contra Trump se basa en un solo cargo aprobado por la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas, con el apoyo de 10 republicanos: “Incitar a la insurrección” antes del ataque mortal del 6 de enero a la sede del Congreso en Washington perpetrado por sus seguidores. 

De un lado y otro del recinto, se ubicaron los fiscales demócratas y los abogados de Trump pasada la 1:00 pm, hora de la Costa Este para dar comienzo a un procedimiento histórico: nunca antes un presidente ha sido juzgado por el Senado dos veces, mucho menos después de que terminara su mandato. A diferencia de juicios anteriores, los senadores o jurados han sido además testigos de los hechos que se investigan, ya que estuvieron en el Congreso en la trágica jornada de enero. 

[Éstas son las reglas del Senado para el juicio político a Trump por incitar a la insurrección]

Luego de un voto sobre reglas de procedimiento, comenzó un debate de cuatro horas de duración en el cual la defensa de de Trump presentó un argumento principalmente técnico alegando que la Constitución prohíbe enjuiciar a un expresidente.

 

 

"El Senado carece de jurisdicción sobre el presidente 45 porque no ocupa ningún cargo público del que pueda ser destituido, lo que hace que el artículo de juicio político sea discutible", escribieron los abogados de Trump, Bruce L. Castor Jr. y David Schoen, en un escrito de 14 páginas presentado a los fiscales la semana pasada.

Un total de 45 senadores republicanos apoyaron esta defensa el mes pasado y firmaron una moción cuestionando la legalidad del procedimiento.

El fiscal principal demócrata de la Cámara, Jamie Raskin, dijo a los senadores que se presentaban "hechos concretos" contra Trump.  El fiscal abrió su argumento con un video de 13 minutos que muestra los eventos del 6 de enero para ayudar a argumentar que el procedimiento es constitucional.

Las imágenes muestran el discurso del expresidente, diciéndoles a sus seguidores que "luchen como el infierno", y la irrupción del Capitolio.

[La crónica del día en que seguidores de Trump irrumpieron en el Capitolio]

Raskin se emocionó al concluir la primera ronda de argumentos de los demócratas mientras hablaba sobre su experiencia personal el 6 de enero, el día después que había enterrado a su hijo, quien murió por suicidio en diciembre. Su hija y su yerno estaban en una oficina del Congreso al momento del ataque. "Pensaron que iban a morir", contó. 

 

El representante Jamie Raskin, demócrata de Maryland, el principal fiscal, y su equipo llegan para comenzar el segundo juicio político contra el expresidente Donald Trump.AP

Los demócratas sostienen que un presidente puede ser juzgado por delitos cometidos en el cargo, sin importar cuándo se lleve a cabo el juicio. De lo contrario, señalan, no habría forma de hacer rendir cuentas a un presidente que comete irregularidades en las últimas semanas de un mandato.

El representante Joe Neguse, un demócrata de Colorado, dijo en el debate que si no se permitían los juicios de exfuncionarios, cualquiera podía simplemente renunciar para evitar la condena y eso "pondría a los malhechores a cargo".

En contraste, David Schoen, uno de los abogados de Trump, argumentó que el juicio debería ser desechado, no solo porque sería inconstitucional, sino que “destrozará a este país”.

Schoen agregó que los demócratas estaban impulsados por un “odio” hacia Trump y que actuaban por miedo a perder el poder. Aseguró que si el juicio continúa haría ver mal a todo el país y que los enemigos de Estados Unidos lo observarían con “alegría”.

Cómo sigue el juicio político

Tras el debate que concluyó con una votación a favor de continuar con el juicio político a Trump, mañana podrá iniciar la acusación central en su contra de incitar el ataque al Capitolio, que tiene en cuenta tanto sus falsas afirmaciones de fraude electoral durante meses, y los intentos de presionar a funcionarios estatales para que cambien los resultados de las elecciones, así como su llamado a sus seguidores para que marcharan hasta el Congreso. 

 

 

Los argumentos comienzan este miércoles, con 16 horas para cada parte para exponer, de acuerdo con el calendario acordado el lunes. Se espera que el juicio se extienda por una semana, con lo cual sería más breve que el primero y el más rápido en la historia de Estados Unidos.

Qué se necesita para condenarlo 

Todo el Senado escucha el caso, actúa como jurado, mientras que nueve representantes demócratas actúan como fiscales. Como en su primer juicio político, será difícil para los demócratas reunir la mayoría de dos tercios del Senado necesaria para condenarlo (67 votos). El veredicto no puede apelarse ante un tribunal de justicia.

[¿Cómo decidirán los senadores si Donald Trump es culpable en su segundo juicio político?]

En el primer juicio político, hace un año, solo un republicano votó en contra de Trump, el senador Mitt Romney. Aunque los demócratas voten unánimemente, necesitan el apoyo de al menos 17 republicanos para que haya una condena. 

 

El expresidente Donald Trump no asistirá dará testimonio en el juicio en su contra. AP

A pesar de que el expresidente fue derrotado en las elecciones en 2020, el Partido Republicano pone en juego su poder político en este segundo juicio y del resultado depende si Trump tiene la opción de postularse nuevamente. 

Si es declarado culpable, el Senado puede hacer una segunda votación para que se le prohíba volver a ocupar un cargo a nivel nacional. Esa sanción necesitaría una mayoría simple de 51 votos para ser aprobada.

Con información de NBC News, Associated Press y The New York Times