IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El general de mayor rango contactó con China para garantizarle que Trump no provocaría una guerra, según un libro

El general Mark A. Miller habló dos veces con su homólogo chino para tranquilizarle: "Si vamos a atacar, le llamaré con antelación. No va a ser una sorpresa", le dijo, según una investigación periodística.

El general de mayor rango de Estados Unidos temió en varias ocasiones que el entonces presidente, Donald Trump, desencadenara en los últimos meses de su mandato una guerra con China, y llegó a contactar con su homólogo de ese país para asegurarle que no permitiría que se desatara un conflicto militar, según un libro escrito por los reporteros del diario The Washington Post Bob Woodward y Robert Costa.

El jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark A. Miller, llamó al general Li Zuocheng el 30 de octubre (cuatro días antes de las elecciones presidenciales que perdió Trump) y el 8 de enero (dos días después del asalto al Capitolio por parte de seguidores del expresidente), según este libro.

 

 

La primera llamada tuvo lugar cuando Milley revisó una información de los servicios de inteligencia que sugería que Washington preparaba un ataque de acuerdo con los ejercicios militares en el Mar de China Meridional. Este temor se vio acrecentado por la retórica beligerante de Trump contra China. 

"General Li, quiero asegurarle que el Gobierno estadounidense es estable y que todo va a ir bien. No vamos a atacar ni a realizar ninguna operación contra ustedes", le dijo, según el libro Peril [Peligro, en español]. 

[Seis policías serán sancionados con medidas disciplinarias por su conducta durante el asalto al Capitolio]

El presidente del Estado Mayor Conjunto llegó a prometer a Li que le avisaría en caso de que Estados Unidos atacara, en base a la relación que les unía. "General Li, usted y yo nos conocemos desde hace cinco años. Si vamos a atacar, le llamaré con antelación. No va a ser una sorpresa", garantizó.

En la segunda llamada, después de los eventos en el Capitolio que dieron la vuelta al mundo, no fue tan fácil convencer a Li. "Estamos 100% firmes. Todo va bien. Pero la democracia puede ser desordenada a veces", agregó, según el libro.

 

Simpatizantes de Trump asaltando el Capitolio el 6 de enero de 2021.John Minchillo / AP

 

Milley, que no comunicó a Trump sus conversaciones con el general chino, comprendió el escepticismo de Li. De acuerdo con el libro, el presidente del Estado Mayor Conjunto creía que el entonces mandatario había sufrido un deterioro mental tras perder los comicios de noviembre de 2020.

[La Policía del Capitolio tenía información sobre el asalto armado semanas antes del suceso, según el Senado]

De hecho, compartió este pensamiento con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi en una llamada telefónica el mismo 8 de enero. Según dicha transcripción obtenida por los autores, Trump, dijeron, era mentalmente inestable.

Temeroso de que China pudiera dar un paso al frente, Milley recomendó el mismo día al Comando del Indo-Pacífico estadounidense posponer los ejercicios militares.

Con información de The Washington Post