IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Congreso vuelve tras las elecciones intermedias con una agitada agenda de fin de año. Estos son los asuntos clave

La apretada agenda de los legisladores incluye alcanzar un acuerdo de financiación del Gobierno, aprobar un proyecto de ley de revisión electoral y codificar el reconocimiento federal del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Por Sahil Kapur - NBC News

WASHINGTON — Una vez concluidas las elecciones de 2022, el Congreso volverá al trabajo este lunes con una lista de tareas pendientes para las últimas semanas del año.

La lista incluye llegar a un acuerdo de financiación del Gobierno, la reautorización del Departamento de Defensa, la aprobación de una importante medida de revisión de las elecciones, la codificación del reconocimiento federal del matrimonio entre personas del mismo sexo y la votación de las nominaciones. Y el comité del 6 de enero de la Cámara de Representantes está a punto de concluir su trabajo antes de disolverse.

[Un Senado en manos demócratas despeja el camino para que Biden siga nominando a jueces liberales]

Los republicanos han superado las expectativas en las elecciones de mitad de mandato y no han conseguido una ola roja. NBC News ha proyectado que los demócratas mantendrán el control del Senado durante dos años más, mientras que el control de la Cámara de Representantes está aún por determinar.

El Capitolio de Estados Unidos.
El Capitolio de Estados Unidos.Mandel Ngan / AFP via Getty Images

“Todo lo que puedo decirles es que vamos a tratar de tener una sesión tan productiva como sea posible”, declaró el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, a los periodistas el domingo, notificando a sus colegas que habrá “trabajo pesado” que incluye “largas horas”.

“Voy a hablar con mi caucus. Voy a hablar con el liderazgo republicano y ver lo que podemos hacer”, agregó.

He aquí un resumen de los grandes temas de la agenda y su situación:

Financiación del Gobierno

Antes de que los legisladores se fueran de receso, el Congreso fijó el 16 de diciembre como fecha límite para alcanzar un acuerdo de financiación para todo el año que permita mantener el Gobierno en funcionamiento. Los demócratas tendrán que negociar con los republicanos para superar el umbral de los 60 votos en el Senado.

Será el canto del cisne para el presidente del Comité de Asignaciones del Senado, el demócrata Patrick Leahy, y el vicepresidente Richard Shelby, republicano por Alabama, que se retiran después de haber servido en la Cámara de Representantes durante décadas.

[Crecen como bola de nieve los ataques de Donald Trump contra sus posibles rivales a la presidencia]

Los líderes de ambos partidos quieren llegar a un acuerdo, rechazando las exigencias de los republicanos de la derecha de la Cámara de Representantes de posponerlo al año que viene. Los malos resultados del Partido Republicano (GOP, por su sigla en inglés) a mitad de legislatura podrían desinflar sus esperanzas de mantenerlo.

No está claro cuándo habrá un acuerdo ni cómo será. Entre las muchas cuestiones pendientes está la de si el Departamento de Justicia obtendrá los 34 millones de dólares que dice que son “críticamente necesarios” para continuar su investigación criminal sobre el motín del Capitolio del 6 de enero de 2021.

Evitar el robo de elecciones

La Cámara de Representantes aprobó un paquete de leyes para endurecer la Ley de Recuento Electoral con el fin de dificultar el robo de elecciones por parte de los candidatos presidenciales perdedores.

Una versión similar en el Senado, negociada por los senadores Joe Manchin, demócrata por Virginia, y Susan Collins, republicana por Maine. Se espera que una versión similar en el Senado, negociada por los senadores Joe Manchin, demócrata por West Virginia, y Susan Collins, republicana por Maine, sea votada en el período de sesiones.

[El demócrata Cisco Aguilar derrota al negacionista apoyado por Trump Jim Marchant en la carrera por la secretaría de Estado de Nevada]

La Ley de Reforma del Recuento Electoral y Mejora de la Transición Presidencial revisaría una ley de 1887 para restringir el papel del vicepresidente al recuento de votos, elevar el umbral para objetar a los electores, reforzar las leyes sobre la certificación de las elecciones para el ganador correcto y tratar de promover transiciones presidenciales ordenadas. Su respaldo por parte de Schumer y del líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, indica que contará con un amplio apoyo ideológico.

Un paquete de revisiones del proyecto de ley fue aprobado fácilmente por el Comité de Reglas y Administración del Senado en una votación de 14 a 1 en septiembre. Algunos asesores de alto nivel han especulado con la posibilidad de vincularlo al proyecto de ley de financiación del gobierno para acelerar el proceso. Esto no se ha determinado.

Proyecto de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo

La Cámara de Representantes ha aprobado un proyecto de ley bipartidista para codificar el reconocimiento federal del matrimonio entre personas del mismo sexo. El Senado lo aplazó hasta la sesión de lame duck [término que hace referencia a la debilidad de los funcionarios en el lapso entre la elección de sucesor y el momento en el que este toma cargo], y la líder de la iniciativa, la senadora demócrata Tammy Baldwin, dijo que la Cámara de Representantes necesitaba más tiempo para conseguir 60 votos.

El apoyo de los republicanos ha sido un tanto esquivo, ya que los senadores del grupo han expresado su preocupación por la libertad religiosa y la poligamia. Baldwin y su principal copatrocinador republicano, Collins, han hecho hincapié en que esas preocupaciones se abordarán y que el proyecto de ley final aclarará que no protegerá los matrimonios polígamos.

[La demócrata Marie Gluesenkamp Pérez vence al republicano Joe Kent y suma un escaño en la Cámara de Representantes por el estado de Washington]

Aún así, está por ver si los 50 miembros de la bancada demócrata pueden conseguir los 10 votos republicanos mínimos que necesitan para romper un filibusterismo -una táctica de objeción parlamentaria que ha derivado en la necesidad de obtener 60 votos para pasar algunas leyes en el Senado- y aprobar el proyecto de ley, que es en parte un intento de protegerse contra los temores de que la Corte Suprema conservadora pueda eliminar la protección del matrimonio entre personas del mismo sexo como hizo con el aborto.

Autorizar al Pentágono

El Congreso debe aprobar la Ley anual de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA, por su sigla en inglés), un proyecto de ley de política militar que estructura el Pentágono. Suele ser un proceso tranquilo que obtiene un amplio apoyo bipartidista.

Una cuestión abierta este año es si el Congreso aceptará la recomendación de Manchin de adjuntar a la NDAA la reforma de los permisos, una revisión del proceso de autorización de proyectos energéticos y de infraestructuras.

El final del comité del 6 de enero

El comité del 6 de enero de la Cámara de Representantes finaliza a finales de año, y sus miembros aún no han publicado un informe final sobre cómo se produjo el atentado del Capitolio y las recomendaciones para evitar algo similar. Los miembros han mantenido abierta la posibilidad de celebrar otra audiencia para dar a conocer sus conclusiones.

[El republicano Joe Lombardo vence la gobernación de Nevada]

Y hay otros cabos sueltos que atar. Antes de las elecciones, el comité citó a Donald Trump para pedirle documentos y testimonios. El expresidente ha demandado para bloquear la citación. Esa y otras citaciones incumplidas dejan a los líderes del comité con la decisión de recomendar o no cargos penales.

Jueces y nominaciones

Schumer y los demócratas están considerando un gran impulso para confirmar a los jueces en la sesión de lame duck, temiendo que pudieran perder la mayoría del Senado y que los republicanos no jugaran en los próximos dos años. Pero los demócratas han mantenido el control, lo que alivia la presión para apurar la aprobación de los jueces antes de Navidad.

El Senado aún podría votar sobre las nominaciones si tiene tiempo entre las negociaciones y las votaciones sobre otros asuntos más urgentes, pero es poco probable que los líderes demócratas mantengan a sus miembros durante las vacaciones para votar sobre los nominados que puedan confirmar a principios del próximo año.