El Congreso prepara una investigación sobre las supuestas esterilizaciones forzadas a presas de ICE

La congresista demócrata Sheila Jackson Lee afirma que no descansará hasta que la Administración Trump rinda cuentas por las denuncias de operaciones sin consentimiento a migrantes.
/ Source: Telemundo

WASHINGTON D.C.— El Congreso iniciará una investigación por la denuncia de esterilizaciones forzadas a mujeres detenidas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), afirmó este viernes la congresista demócrata, Sheila Jackson Lee, quien se sumó además a la campaña para la puesta en libertad de la migrante, Pauline Binam.

Binam, de 30 años, es una de las mujeres que, según una denuncia presentada el lunes por la enfermera Dawn Wooten, fueron sometidas a cirugías ginecológicas involuntarias, incluyendo histerectomías, durante su detención en una instalación de ICE en Irwin, Georgia.

Binam estuvo en la instalación de ICE desde octubre de 2017 hasta el pasado marzo, cuando fue trasladada a otro centro en Houston (Texas).

Más mujeres migrantes detenidas por ICE afirman que fueron operadas sin su consentimiento

En agosto de 2019, la inmigrante pensó que tendría una simple operación de “dilatación y curetaje” debido a un quiste en un ovario que le causaba períodos menstruales irregulares. Sin embargo, posteriormente se enteró de que el médico le extirpó una de sus trompas de Falopio, dificultando su capacidad de tener más hijos en el futuro.

Binam se salvó de la deportación el miércoles pasado gracias a la intervención -literalmente minutos antes de que abordara un avión-, de varias congresistas demócratas, incluyendo Pramila Jayapal y Sheila Jackson Lee.

Durante una conferencia telefónica, la congresista Lee; la hermana de Binam, Nicole; su abogada y activistas cívicos repitieron hoy su llamado para que ICE la ponga en libertad por razones humanitarias para el 30 de septiembre, cuando su hija cumple 12 años.

Pauline Binam, una inmigrante de Camerún, aparece en esta foto con su hija, quien cumplirá 12 años a finales de septiembre. Binam, quien afronta un proceso de deportación, dice que fue sometida a una operación sin su consentimiento.Cameroon American Council / Noticias Telemundo

“No nos daremos por vencidos con la situación en la instalación en Georgia, no nos daremos por vencidos con Pauline, merece un trato digno” y regresar con su familia, dijo la congresista.

Lee prometió que, además de las investigaciones en curso por parte del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y su Oficina del Inspector General, el Congreso también exigirá cuentas a ICE y un cese del “trato inhumano” contra los migrantes.

Según Lee, varios comités del Congreso realizarán audiencias y exigirán que el Gobierno de Donald Trump explique lo ocurrido en el centro de detención.

“Me preocupa que esto haya ocurrido para comenzar”, y que haya un posible encubrimiento, enfatizó Lee, al asegurar que  Binam “no representa una amenaza a las seguridad nacional”, y debe ser puesta en libertad por razones humanitarias.

La abogada de Pauline, Van Huynh, de la Alianza Latina de Georgia para los Derechos Humanos, afirmó su clienta rompió en llanto cuando se enteró de la operación que tuvo sin su consentimiento.

Huynh ha solicitado formalmente una suspensión de la deportación de Binam, al tiempo que denunció los múltiples fallos del sistema migratorio.

Jayapal, quien no estuvo en la llamada, ha estado en contacto con abogados de las detenidas y, al parecer, al menos 17 tuvieron histerectomías u otros tratamientos ginecológicos no autorizados a manos de un médico citado en la denuncia de Wooten y apodado "el recolector de úteros". 

Binam fue puesta en trámites de deportación por una infracción inmigratoria, aunque las circunstancias precisas no fueron esclarecidas por los activistas, quienes exigieron su puesta en libertad para que pueda sanar de la “mutilación” a la que fue sometida.

En ese sentido, la reverenda Leeann Culbreath dijo que Binam “ya ha sufrido inmensamente” y cada día que permanece detenida en Texas, corre el riesgo de contraer el COVID-19.

Para activistas de numerosos grupos pro-inmigrantes, lo ocurrido en Irwin es otra razón para exigir el cierre permanente de ese centro de detención.

Tony Pham, haciendo las veces de director de ICE,  prometió que, si se comprueban las acusaciones, la agencia hará “las correcciones necesarias para asegurar que seguimos dando prioridad a la salud, bienestar y seguridad de los detenidos”.