IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El comité del asalto al Capitolio indica que Trump ignoró súplicas para frenar el ataque como el último intento de aferrarse al poder

Su familia y colaboradores le instaron a dirigirse a sus seguidores, pero él vio las imágenes violentas en televisión desde un comedor de la Casa Blanca y tardó horas en intervenir.

Por Mary Clare Jalonick — The Associated Press

El comité de la Cámara de Representantes que investiga el asalto violento al Capitolio del 6 de enero de 2021 cerró este jueves sus audiencias por unos meses con su reconstrucción más detallada de lo que hizo durante esas horas críticas el objetivo principal de sus pesquisas: el expresidente Donald Trump.

El panel examinó las acciones de Trump cuando cientos de sus partidarios irrumpieron en el Capitolio, guiando en horario de máxima audiencia, minuto a minuto a lo largo de la mortal tarde, para mostrar cuánto tiempo tardó en disuadir a la turba.

El panel se centró en 187 minutos de ese día, entre el final del discurso de Trump llamando a sus partidarios a marchar al Capitolio a la 1:10 de la tarde y un video que publicó a las 4:17 diciéndoles que eran “muy especiales” pero que debían irse a casa.

Trump era “la única persona en el mundo que podía convocar a la multitud”, pero se negó a hacerlo durante horas, dijo el presidente del comité, el representante de Mississippi Bennie Thompson, que participó en la audiencia a distancia tras ser diagnosticado con COVID-19. “No se le podía convencer”, agregó.

El comedor de la Casa Blanca

El panel hizo hincapié en dónde estaba Trump durante el asalto violento: en un comedor de la Casa Blanca, sentado a la cabeza de la mesa, viendo la violenta irrupción en el Capitolio en la cadena de noticias Fox News. Se retiró al comedor a la 1:25 de la tarde, según la representante demócrata por Virginia Elaine Luria. Es decir, después de que algunos alborotadores rompieran las barreras alrededor del Capitolio, y luego de que Trump fuera informado de la violencia a los 15 minutos de regresar a la Casa Blanca.

[Abren una investigación criminal por la destrucción de mensajes del Servicio Secreto vinculados al asalto al Capitolio]

Fox News estaba mostrando tomas en directo de los violentos empujando a la policía, dijo Luria, mostrando extractos de la cobertura.

En un testimonio en video reproducido en la audiencia, exayudantes de la Casa Blanca hablaron de sus frenéticos esfuerzos para que el presidente dijera a sus seguidores que se dieran la vuelta. Pat Cipollone, el abogado de Trump en la Casa Blanca, contaron al panel que múltiples ayudantes —incluida la hija de Trump, Ivanka Trump— aconsejaron al presidente que dijera algo. “Hay que decirle a la gente” que se vaya, recordó Cipollone que le dijo al presidente, instándolo a hacer un anuncio público, “rápido”.

Trump “no pudo ser movido”, dijo Thompson, “para levantarse de la mesa del comedor y caminar los pocos pasos por el pasillo de la Casa Blanca hacia la sala de prensa donde las cámaras esperaban ansiosa y desesperadamente para llevar su mensaje a la turba armada y violenta que golpeaba y mataba salvajemente a agentes”.

Trump no pidió ayuda

Mientras estaba sentado en la Casa Blanca, Trump no hizo ningún esfuerzo para pedir más ayuda de las fuerzas del orden en el Capitolio. Testigos confirmaron que Trump no llamó al secretario de Defensa, al secretario de Seguridad Nacional, ni al fiscal general.

[El Servicio Secreto borró mensajes del 6 de enero y el día antes del asalto al Capitolio]

El comité reprodujo un audio del general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, reaccionando con sorpresa a la reacción de Trump ante el ataque. “Usted es el comandante en jefe. Tiene un asalto en el Capitolio de los Estados Unidos de América. ¿Y no hay nada? ¿Ninguna llamada? ¿Nada, cero?”, exclamó Milley.

Mientras Trump declinaba pedir ayuda, el entonces vicepresidente, Mike Pence, se escondía en el Capitolio, a pocos pies de los alborotadores que estaban a punto de irrumpir en el Senado.

El comité reprodujo el audio de un funcionario de seguridad de la Casa Blanca no identificado que dijo que los agentes del Servicio Secreto de Pence “empezaron a temer por sus propias vidas” en el Capitolio y llamaron a familiares en caso de que no sobrevivieran.

Un video del expresidente Donald Trump grabando una declaración en la Casa Blanca el 6 de enero se reproduce en una audiencia en el Capitolio en Washington, el jueves 21 de julio de 2022.
Un video del expresidente Donald Trump grabando una declaración en la Casa Blanca el 6 de enero se reproduce en una audiencia en el Capitolio en Washington, el jueves 21 de julio de 2022.Patrick Semansky / AP

Poco después, a las 2:24 de la tarde, Trump aseguró en Twitter que Pence no tuvo el “coraje” de bloquear o retrasar los resultados electorales mientras el Congreso certificaba la victoria de Joe Biden.

“Puso una diana en la espalda de su vicepresidente”, dijo Luria.

El testimonio de exayudantes de la Casa Blanca

Matt Pottinger, que era viceconsejero de Seguridad Nacional de Trump en ese momento, y Sarah Matthews, entonces subsecretaria de Prensa, testificaron en la audiencia. Ambos renunciaron a sus puestos en la Casa Blanca justo después de la insurrección.

[El comité del asalto al Capitolio expone cómo Trump trató de forzar a funcionarios estatales a revertir la elección]

Tanto Pottinger como Matthews contaron al comité su disgusto por el comentario de Trump en Twitter sobre Pence.

Pottinger dijo que estaba “perturbado y preocupado al ver que el presidente estaba atacando a Pence por cumplir con su deber constitucional”, lo que dijo era “lo contrario de lo que necesitábamos en ese momento.”

“Ese fue el momento en que decidí que iba a dimitir”, aseguró.

Matthews dijo que el comentario en la red social era “esencialmente él dando luz verde a esas personas”, y dijo que los partidarios de Trump “realmente se aferran a cada palabra y cada tuit”.

También describió un debate dentro de la oficina de prensa sobre si la violencia debe ser condenada, y su frustración de que tal debate estaba incluso ocurriendo, y que estaban debatiendo la política de un tuit.

Matthews dijo que señaló a la televisión. “¿Crees que parece que estamos ganando? Porque no creo que sea así”, dijo.

Textos desesperados

El comité mostró algunos de los textos que se enviaron al jefe de Gabinete, Mark Meadows, mientras los ayudantes de la Casa Blanca intentaban que el presidente actuara.

Meadows entregó los textos al panel antes de dejar de cooperar.

“Este es uno con el que te vas a la guerra”, dijo en un mensaje a Meadows Donald Trump Jr, el hijo del presidente, “intentarán j---r todo su legado con esto si se pone peor”.

“Mark, tiene que parar esto, ahora”, le mandó un mensaje Mick Mulvaney, excompañero de Meadows en la Cámara de Representantes y exdirector de la Oficina de Gestión y Presupuesto.

“Oye Mark, el presidente necesita decirle a la gente en el Capitolio que se vaya a casa”, envió un mensaje de texto la presentadora de Fox News Channel, Laura Ingraham.

Por fin, un mensaje de video

Cuando lo peor de los enfrentamientos en el Capitolio aún estaba en marcha, y ya llevaba horas, Trump publicó el video a las 4:17 de la tarde.

El comité mostró un video de Trump grabando la declaración, y una copia del guión que ignoró. “Les pido que abandonen la región del Capitolio AHORA y se vayan a casa de forma pacífica”, decía el guión.

[El comité que investiga el asalto al Capitolio cita a declarar a Pat Cipollone, exasesor de la Administración Trump]

Pero el presidente no dijo realmente eso, sino que repitió afirmaciones infundadas de fraude electoral sin condenar la violencia. “Así que vuelvan a casa. Los queremos. Son muy especiales”, terminó diciendo Trump, “sé cómo se sienten”.

En un testimonio en video, el yerno de Trump, Jared Kushner, dijo que llegó allí cuando la filmación terminó, “creo que básicamente se estaba retirando por el día”.

El comité mostró un video del asedio al Capitolio en ese momento exacto: los alborotadores tratando de empujar violentamente a través de las puertas principales, golpeando a los oficiales que habían estado luchando durante horas. El tráfico de radio de la policía transmitía: “Otro oficial inconsciente”.

El día siguiente

El comité mostró tomas nunca antes vistas de un discurso preparado para Trump el 7 de enero en el que se suponía que iba a decir que las elecciones habían terminado. Pero se erizó ante esa frase, diciendo a una sala llena de partidarios: “No quiero decir que las elecciones han terminado”.

En las grabaciones, Trump estaba visiblemente enfadado —en un momento dado se golpeó la mano contra el podio— mientras repasaba los comentarios preparados, y se oía a su hija Ivanka y a otras personas aportar sugerencias.

En el video final, Trump condena la violencia y dice: “El Congreso ha certificado los resultados y la nueva Administración tomará posesión el 20 de enero. Mi atención se centra ahora en garantizar una transición de poder fluida, ordenada y sin contratiempos”.

"Tenemos que hacer mucho más"

Al comienzo de la audiencia, Thompson y la representante por Wyoming Liz Cheney, vicepresidenta republicana del comité, anunciaron que el panel “volverá a reunirse” en septiembre para seguir exponiendo sus conclusiones.

“Las puertas se han abierto, se han emitido nuevas citaciones y el dique ha empezado a romperse”, dijo Cheney sobre la investigación del comité. “Tenemos mucho más que hacer. Tenemos muchas más pruebas que compartir con el pueblo y más que reunir”.