IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"El beso de la muerte": por qué un proyecto de ley demócrata sobre el derecho al voto puede complicarle la vida a los inmigrantes sin ciudadanía

En EE.UU. es un delito que alguien que no es ciudadano se registre para votar y las consecuencias de hacerlo van desde la deportación hasta la cárcel. Por eso abogados y políticos progresistas advierten que los demócratas deben modificar partes de su 'Ley para el pueblo', aprobada a inicios de marzo, para hacer frente a las propuestas republicanas que restringen el acceso al voto.

Por Sahil Kapur - NBC News

WASHINGTON — Algunos abogados de inmigración y políticos progresistas advierten que una estipulación dentro de la amplia legislación de los demócratas sobre el derecho al voto podría perjudicar a los inmigrantes involuntariamente si se convierte en ley.

Sus preocupaciones reflejan un debate entre los progresistas sobre si se debe  enmendar el proyecto de ley, y han generado tensión entre dos de las prioridades del partido: maximizar el acceso a las urnas y apoyar la inmigración, en un momento en que el Senado, controlado por los demócratas, regresa del receso esta semana para debatir el proyecto.

Los demócratas que redactaron la 'Ley para el pueblo' (For The People Act, en inglés) aprobada por la Cámara de Representantes quieren exigir que los estados registren automáticamente a las personas para votar cuando estas se encuentren solicitando licencias de conducir o de identificación estatal, a menos que opten por enrolarse.

[Esta peruana votó por accidente sin ser ciudadana y fue deportada. Un error puede provocar que otros enfrenten su mismo destino]

Algunos abogados de inmigración están llamando la atención sobre esta propuesta, advirtiendo que se podría registrar por error a personas que se encuentran legalmente en el país con visas de trabajo o tarjetas de residencia (green cards, en inglés). Eso podría tener consecuencias graves, como la deportación o la prohibición permanente de obtener la ciudadanía.

Un grupo de personas hacen fila en un lugar de votación anticipada en Las Vegas, Nevada, el 15 de febrero de 2020.AP Photo/John Locher

Los no ciudadanos no califican para votar, de manera que registrarse para hacerlo podrían meterlos en problemas incluso si nunca tuvieron la intención de participar en una elección. Podrían marcar la casilla incorrecta en un formulario o malinterpretar la pregunta de un empleado del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas en inglés) sobre su estado legal y así enfrentar serias consecuencias.

"Cuando alguien declara falsamente que es ciudadano ocurre lo que llamamos el beso de la muerte. Significa una marca negra permanente que evitará que un no ciudadano obtenga ese estatus", dijo Gloria Contreras Edin, una abogada de inmigración que trabaja en Minnesota. "Con el sistema de registro automático de votantes HR1, existe el riesgo de una posibilidad alta de que se produzca una violación involuntaria de esa ley de inmigración".

La ley federal es estricta: califica como un delito que un no ciudadano afirme falsamente que es ciudadano para tener beneficios como registrarse para votar. Hay graves consecuencias incluso por errores involuntarios. Una persona que vota podría incluso ir a la cárcel.

"La ignorancia no sirve necesariamente como defensa", dijo Contreras Edin. "Es probable que el plan propuesto perjudique a los no ciudadanos. Podría afectar permanentemente a los residentes legales con green card que han estado aquí durante 20 o 30 años, trabajando y pagando impuestos, y que tienen toda su vida aquí".

[Estos migrantes celebran su llegada a EE.UU. tras jugarse la vida en la frontera, pero su batalla apenas comienza]

Mientras el Senado revisa la legislación, abogados de inmigración como Contreras Edin, así como algunos expertos en leyes electorales y estrategas progresistas, instan a los demócratas a realizar cambios mediante charlas y memorandos privados. Ellos piden modificar la registración automática por un sistema que requiera una prueba de ciudadanía antes de activar la registración.

La comunidad progresista, que está abrumadoramente de acuerdo en la necesidad de un registro automático de votantes, está debatiendo cuál es la mejor manera de estructurar la medida para maximizar su efectividad, reducir el daño a los inmigrantes y defenderse de las vulnerabilidades políticas.

El Centro Brennan para la Justicia de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, que se atribuye el mérito de haber ayudado a desarrollar el proyecto de ley, dijo que se toma la protección de las comunidades vulnerables "muy en serio" y argumentó que la legislación protegería a los no ciudadanos porque se aplicaría solo a los solicitantes "que afirmen que son ciudadanos de Estados Unidos".

Sean Morales-Doyle, subdirector del Centro Brennan dijo que más de una docena de estados han adoptado sistemas de registro automático y que no tiene conocimiento de ningún caso en el que se haya agregado un no ciudadano a las listas de votantes.

El lenguaje de registro automático de votantes está respaldado por el grupo de defensa de los latinos NALEO y Asian Americans Advancing Justice, entre otros, según una carta de ambos que data del 24 de marzo.

'Subestimando la vulnerabilidad política'

El desacuerdo se reduce a cuán fuerte debería ser la verificación de si un inmigrante es o no ciudadano. Y eso crea tensión: cuanto más estricto es el sistema de verificación, más obstáculos crea para registrar a las personas, pero cuanto más difiere a las agencias, más margen de error hay.

[Dos menores migrantes cuentan qué vieron en un albergue de Texas cuestionado]

Algunos progresistas argumentan que si los demócratas promulgan una ley que registra a personas no elegibles, corren el riesgo de alimentar las críticas republicanas de que no les importa la seguridad de las elecciones.

"Nosotros, como progresistas, podríamos perder la ventaja al hablar de integridad electoral y acceso a las urnas durante una generación", dijo un estratega progresista con profundas raíces en la comunidad del derecho al voto. "Si los votantes inelegibles (si los titulares de green cards y otros) terminan en las listas, eso les da a los republicanos y a aquellos que están tratando de arruinar los derechos de voto la munición que necesitan".

El estratega, al igual que más de media docena de abogados y defensores que fueron entrevistados, pidió el anonimato para criticar con franqueza un proyecto de ley que es apoyado apasionadamente por los demócratas. Los líderes del partido dicen que su aprobación es importante para la supervivencia de la democracia en medio de las nuevas leyes de votación lideradas por el Partido Republicano en estados como Georgia, que el presidente, Joe Biden, ha rechazado.

El experto dijo que los miembros del personal de la presidenta del Comité de Reglas del Senado, Amy Klobuchar, demócrata por Minnesota, y el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, han sido informados de las preocupaciones. La legislación contó con una audiencia a fines de marzo, y Schumer prometió una votación en el pleno del Senado después de que pase por el Comité.

[Los republicanos Matt Gaetz y Tom Reed son investigados por denuncias de conducta sexual inapropiada]

Los republicanos del Senado, encabezados por el líder de la minoría Mitch McConnell, quien representa a Kentucky, han prometido luchar contra el proyecto de ley, describiéndolo como una toma de poder partidista para imponer reglas electorales en los estados y maximizar las perspectivas demócratas de obtener el poder.

Un experto en leyes electorales que ha hablado con funcionarios del Congreso sobre el proyecto de ley dijo que los legisladores están "subestimando significativamente la vulnerabilidad política" de un proyecto de ley que podría llevar a que se agreguen personas no elegibles a las listas.