IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cuatro mentiras que impulsa la congresista republicana Marjorie Taylor Greene

Crece la presión contra la representante por Georgia por impulsar absurdas ideas de conspiración. Incluso el líder republicano Mitch McConnell dijo que sus ideas son "un cáncer para su partido". Aquí revisamos algunas de sus creencias más descabelladas.
/ Source: Telemundo

La representante republicana del estado de Georgia, Marjorie Taylor Greene, tiene menos de un mes en el Congreso, pero ya enfrenta pedidos de que renuncie o sea retirada de su cargo principalmente por su apoyo abierto y constante a diversas teorías de conspiración. 

Algunos de sus más extravagantes y falsos planteamientos, han hecho que los demócratas en la Cámara Baja quieran quitarle sus responsabilidades en los comités del Congreso. Y este lunes, sin mencionar su nombre, el propio líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell emitió un comunicado condenando las ideas falsas de Greene.

“Las mentiras locas y las teorías de conspiración son un cáncer para el Partido Republicano”, expresó McConnell. “Alguien ha sugerido que tal vez ningún avión chocó contra el Pentágono el 11 de septiembre, que los horribles tiroteos escolares fueron un montaje, y que los Clinton causaron el accidente del avión de JFK Jr., no vive en la realidad”, dijo el republicano en referencia a Greene.

A continuación, revisamos algunas de esas ideas falsas que la representante republicana ha estado propagando a viva voz, incluso antes de ser elegida:

La masacre en Parkland

Hace unos días, Media Matters for America, una organización sin fines de lucro que monitorea desinformación de fuentes conservadoras en los medios, publicó un extenso informe que muestra el apoyo de Greene a la falsedad de que la masacre en la secundaria Marjory Stoneman Douglas en febrero de 2018 fue un evento planificado.

Ese mismo año, Greene estuvo de acuerdo con afirmaciones en Facebook que pretendían negar un hecho real y trágico, que acabó con la vida de 17 personas en la escuela de Florida.  

En una publicación que decía que el tiroteo había sido planeado con la intención de promover leyes en contra de la portación de armas, la hoy congresista debutante contestó: “¡Exactamente!” Además, respaldó la falsa teoría de que el sub alguacil del condado de Broward, donde se ubica Parkland, había recibido una jubilación para que no dijera que la tragedia había sido un montaje. “¡Le pagaron para que hiciera lo que hizo y mantener la boca cerrada!'', escribió Greene. 

[Qué es QAnon, el grupo al que pertenece el 'Lobo de Yellowstone' que asaltó el Capitolio]

En un video de marzo de 2019 que circula hoy en las redes se ve a Greene persiguiendo y hostigando a David Hogg, uno de los sobrevivientes de la masacre, en las afueras del Capitolio. Mientras el joven camina sin responder, Greene lo acusa de recibir financiamiento para promover leyes más estrictas para el uso de armas. Eso es falso. No existe evidencia alguna que sugiera que alguna de las víctimas de la masacre haya recibido un pago por impulsar alguna ley tras el ataque. La actitud de Greene ha provocado que otros sobrevivientes y padres de las víctimas pidan a los demás republicanos en el Congreso que la censuren públicamente y pidan su salida.   

El miércoles, el representante demócrata por California, Jimmy Gomez, presentó una resolución para expulsar a Greene de la Casa de Representantes “en vista de numerosos informes que revelan su constante respaldo a sedición, terrorismo nacional y violencia política”.

Fraude electoral

A pesar de que su líder, Donald Trump, ya dejó la Casa Blanca, Greene sigue insistiendo en que los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre no son reales. Hace solo unos días, tuiteó que no cree que “Joe Biden recibió 80 millones de votos” pese a que los resultados ya han sido certificados por las autoridades electorales de cada estado, el Colegio Electoral y el Congreso. De hecho, Biden obtuvo no 80, sino 81.2 millones de votos, lo cual es un récord histórico.

En la misma publicación en Twitter, Greene dijo también que ninguno de las docenas de casos presentados en corte con el fin de revertir las elecciones fue negado en base a la evidencia. Eso también es falso porque fue justamente la incapacidad de la campaña de Trump y sus aliados de presentar pruebas de un fraude electoral lo que llevó a cada uno de los jueces a rechazar sus demandas. 

[Twitter suspende la cuenta de la legisladora republicana Marjorie Taylor Greene por propagar afirmaciones falsas sobre la elección]

Por último, Green compartió la imagen de un sondeo realizado por una encuestadora acusada de parcialidad a favor de los republicanos que supuestamente muestra una tasa de desaprobación a la gestión de Biden de 45%. Sin embargo, otras encuestadoras más confiables le dan a Biden una tasa de aprobación de 54% y hasta 56%

La teoría conspirativa de QAnon

Greene también ha sido una ferviente defensora de QAnon, la teoría de que existe un grupo de políticos y celebridades adoradores de Satán y miembros de una red de tráfico sexual de niños, contra los que supuestamente el expresidente Trump luchaba. 

En un video de YouTube, Greene se refirió a “Q”, la figura secreta detrás de la conspiración, como un “patriota”, aunque luego ha tratado de desligarse de esa publicación.

Hasta el momento, no ha surgido ninguna evidencia de que las creencias de QAnon tengan algún fundamento. 

Corrupción entre los Biden

Greene tampoco ha tenido reparos en acusar de actos de corrupción al presidente Joe Biden y, sobre todo, a su hijo Hunter, algo en lo que Donald Trump insistió durante su fallida campaña de reelección.  

[No, el extremista con cuernos que invadió el Capitolio no es de Antifa: apoya a Trump y a la teoría de conspiración de QAnon]

En un tuit esta semana, la congresista dijo: “No podemos tener un presidente que tiene un historial de utilizar sus puestos de poder para realizar fraudes de dinero corrupto con su hijo como recolector del dinero”.

En septiembre, congresistas republicanos en el Senado presentaron el resultado de una investigación sobre las acusaciones de corrupción contra los dos Biden. Tras un año de trabajo, no hallaron ningún indicio de que Biden o su hijo hubiesen abusado de su influencia o alguna otra acción indebida