IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden selecciona a 60 latinos para su equipo de transición y afronta presiones para incluir a hispanos en su Gobierno

El equipo de transición debe recomendar nombramientos para 4,000 puestos federales, pero sufre el bloqueo de fondos federales porque Trump no reconoce su derrota.
/ Source: Telemundo

WASHINGTON.— El presidente electo, Joe Biden, incluirá a cerca de 60 latinos en su equipo de transición, entre ellos dos médicos, para evaluar las políticas de la Administración dirigida por Donald Trump y valorar posibles nombramientos en su gabinete cuando llegue a la Casa Blanca en enero. 

En su página web, el equipo de transición incluye a cerca de 60 líderes latinos, entre activistas sindicalistas, abogados, académicos, empresarios, médicos y otros profesionales, que tienen como tarea facilitar una transferencia de poder fluida y que la entrante administración esté lista para trabajar “desde el primer día” a partir de la inauguración del 20 de enero de 2021.

[Siga nuestra cobertura de las elecciones presidenciales en EE.UU. 2020]

El equipo de Biden indicó que sus prioridades serán cuatro: controlar la pandemia de coronavirus; responder a la crisis económica; y atender los reclamos de justicia social y la lucha contra el cambio climático.

Pero afronta dos importantes trabas: el bloqueo de Trump, que se niega a reconocer el triunfo electoral de Biden y facilitarle recursos federales, y la precariedad de las agencias federales diezmadas por la renuncia o despido de funcionarios de alto rango y experiencia.  

El mexicoamericano Robert Rodríguez, médico de urgencias y profesor de medicina en San Francisco, California; y la brasileña Luciana Borio, experta en enfermedades infecciosas en Baltimore, Maryland, forman parte del grupo de trabajo sobre la pandemia, que se ha cobrado la vida de más de 240,000 personas con más de diez millones de contagios confirmados.

Por ahora, los miembros de la transición, que trabajan sin salario, no tienen autorización para dar entrevistas a la prensa.

Sin embargo, en una declaración escrita enviada a Noticias Telemundo, Rodríguez dijo que se siente “honrado” de participar en el equipo” y espera “abogar por aquellos en primera línea de defensa” contra el virus en todo el país.

También desea luchar por “los millones de estadounidenses cuyo único acceso al cuidado de salud es a través de una sala de urgencias”, dijo Rodríguez, quien se implicó en la lucha contra el brote del coronavirus en el Valle del Río Bravo en Texas, su estado natal.

Rodríguez trabaja en la sala de urgencias del Hospital General en San Francisco y en el pabellón de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Highland en Oakland, además de dar cátedra sobre servicios de emergencia en la Universidad de California en San Francisco.

Participó en agosto pasado, junto a la ahora futura primera dama, Jill Biden, en un foro virtual de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por su sigla en inglés), en el que detalló la devastación de la pandemia en la comunidad latina, e hizo un llamado a tratarla “con seriedad”. "Es  la crisis médica de nuestros tiempos”, dijo.

En entrevista con Noticias Telemundo, Jill Biden destacó los testimonios que recabó durante la contienda de familias afectadas por la pandemia.

Por su parte, Borio es una vicepresidenta de In-Q-Tel, una organización sin fines de lucro de tecnologías de seguridad nacional. Estuvo en el equipo de trabajo contra la pandemia del Concejo de Seguridad Nacional hasta que la Administración Trump lo desmanteló en 2018.

Su nombre generó titulares por dos columnas de opinión que publicó en enero y febrero en el diario The Wall Street Journal, en las que sonó las alarmas sobre la urgencia de actuar con más agresividad contra la pandemia.

Otros líderes latinos en el equipo son nombres conocidos en el movimiento de defensa de los inmigrantes, sindicatos, y en los campos de educación y derechos civiles, entre otros.

Entre ellos figuran Andrea Flores, de la Unión de Libertades Civiles; Andrea Delgado, de la fundación del sindicato United Farm Workers; Juan Sepúlveda, profesor de educación y exfuncionario de la Administración Obama; y Frank Mora, experto en política exterior de la Universidad Internacional de Florida.  

Biden ya seleccionó a Ron Klain como su jefe de Gabinete, y prevé anunciar a una decena de miembros adicionales antes del Día de Acción de Gracias.

Piden inclusión de latinos en el Gabinete

Biden ganó la presidencia con ayuda del voto latino, y diversos grupos cívicos esperan que coloque a hispanos en su Gabinete, de entre 15 cargos disponibles.

La lista corta de posibles nombramientos que proponen los demócratas incluiría al  fiscal general de California, Xavier Becerra, como titular del Departamento de Seguridad Nacional; la gobernadora de México, Michelle Luján Grisham, como secretaria de Salud, y el congresista californiano Filemón Vela como secretario de Comercio.

La Agenda Nacional de Liderazgo Hispana (NHLA, por su sigla en inglés), que agrupa a 42 organizaciones latinas, envió hoy una carta a Biden en la que le pidieron que designe a latinos a altos cargos en todos los niveles del gobierno y en cortes de distrito, para reflejar la diversidad étnica del país, incluyendo al menos cinco en el Gabinete. 

Los hispanos son cerca del 20% de la población pero no han tenido equidad ni en el Gabinete ni en otros cargos públicos, y jamás han sido titulares en los departamentos de Estado, Defensa, o Tesoro, indicó la misiva. 

Durante sus dos mandatos, Barack Obama (2009-2017) tuvo a seis latinos en su Gabinete, incluyendo a dos en el Departamento del Trabajo.

Trabas para la transición

La negativa de la Administración de Servicios Generales (GSA, por su sigla en inglés) a reconocer a Biden como presidente electo restringe su capacidad para planificar políticas públicas, así como planear más de 4,000 nombramientos de personal, incluyendo los 1,200 que requieren la confirmación del Senado. 

Normalmente, la GSA desembolsa unos seis millones de dólares para las labores de transición, además de dar acceso a los funcionarios en las distintas agencias de la burocracia federal. 

Ante esa situación, el equipo de transición de Biden ha tenido que recaudar fondos privados y está recurriendo a expertos y a exfuncionarios de la Administración Trump para lograr una instantánea de las necesidades de la maquinaria federal, según una fuente que pidió el anonimato.

No está claro si el equipo de Biden entablará una demanda contra la Administración Trump para desbloquear los fondos de la GSA, aunque algunos expertos señalan que el presidente electo tendría esa opción legal.

[Algunos republicanos del Congreso respaldan a Biden, otros aseguran que "la pelea no está perdida"]

Sólo un puñado de senadores republicanos ha reconocido la victoria de Biden. El senador por Oklahoma y miembro del Comité de Seguridad Nacional del Senado James Lankford ha dicho que apoya dar paso a la transición, y que Biden tenga acceso a los informes de inteligencia hasta ahora bloqueados.

Mientras tanto, los principales líderes demócratas de ambas cámaras del Congreso, la representante Nancy Pelosi y el senador Chuck Schumer, instaron hoy a los republicanos a que “dejen el circo”, respeten los resultados de los comicios, y se pongan a trabajar para poner fin a la pandemia.

“Es desafortunado que los republicanos han decidido que no respetarán la voluntad del pueblo. Déjenme decirles que es como si la casa se estuviese quemando y ellos simplemente se niegan a tirarle agua”, subrayó Pelosi.

“La elección ya pasó", afirmó Schumer, Joe Biden será el próximo presidente y Kamala Harris la próxima vicepresidenta. Los republicanos del Senado deben dejar de negar la realidad”.