IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden negocia con México para retornar a todos los migrantes que lleguen a la frontera excepto a los menores

"México se está negando a recibir (las familias) de vuelta. Creo que vamos a ver cambiar eso. Las únicas personas que no vamos a dejar sentadas del otro lado del río Grande sin ayuda son los niños", dijo el mandatario en su primera conferencia de prensa desde que asumió el cargo.
/ Source: Telemundo

El presidente, Joe Biden, afirmó este jueves en su primera rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca que su Gobierno negocia con México para que reciba de vuelta a todas las familias migrantes que están llegando a la frontera, de forma que sólo los menores de edad y casos excepcionales tengan derecho a pedir asilo en Estados Unidos.

"México se está negando a recibirlas de vuelta. Están diciendo que no las recibirán. No a todas. Estamos negociando con el presidente", dijo Biden, "creo que vamos a ver un cambio. Todas deberían poder regresar. Y las únicas personas que no vamos a dejar sentadas del otro lado del río Grande sin ayuda son los niños".

La conferencia de prensa llega en un momento en que su Administración enfrenta el reto de creciente llegada de solicitantes de asilo, sobre todo de menores no acompañados. 

El presidente, quien ha prometido consistentemente ofrecerles a los migrantes un trato "humano", culpó a la Administración de Donald Trump de “desmantelar todos los elementos” que permitían lidiar con la llegada de migrantes. En concreto, dijo que su predecesor recortó la capacidad de camas en la frontera y redujo los fondos al Departamento de Seguridad Nacional, lo que está derivando en un mayor tiempo de estancia de los migrantes bajo custodia.

“Lo que estamos haciendo ahora es tratar de reconstruir el sistema para que podamos ser capaces de responder a lo que está pasando hoy”, dijo el presidente.

Un alto funcionario del Gobierno que viajó en una delegación esta semana a México para mantener conversaciones sobre posibles soluciones a la llegada masiva de migrantes dijo en una llamada con reporteros este jueves que no están "imponiendo demandas al Gobierno mexicano" ni "presión", sino tejiendo un diálogo "positivo" y "constructivo".

“La conversación no es solo sobre cómo vamos a lograr que México haga algo”, dijo, sino sobre una colaboración "más amplia" que conduzca a soluciones. "México entiende que esto también los afecta a ellos como destino", agregó.

[Biden eleva su objetivo de vacunación a 200 millones de dosis antes del 29 de abril]

El funcionario, quien recalcó el plan de Biden de ayudar a los países de centroamericanos con 4,000 millones de dólares en cuatro años para atajar la pobreza y las causas de raíz de la inmigración, también dijo que esperan que esos países refuercen en sus nacionales la idea de que la frontera de Estados Unidos "está cerrada". 

“Tenemos que asegurarnos de enviar el mensaje de que la frontera está cerrada y que las personas no deben venir”, dijo.

La delegación viajará a Guatemala en los próximos días para una reunión con el presidente, Alejandro Giammattei, y otros funcionarios.

La semana pasada, México anunció restricciones para los viajes no esenciales a través de su frontera sur con Guatemala y Belice "para evitar la propagación del COVID-19", y envió a cientos de agentes de inmigración y la Guardia Nacional a esa frontera para controlar los cruces. México no explicó por qué se anunció esa medida ahora, más de un año después del inicio de la pandemia.

Biden dice que el repunte de migrantes "ocurre todos los años"

El presidente también afirmó en la conferencia de prensa que "nada ha cambiado" en la frontera con México, preguntado sobre el aumento dramático del flujo de migrantes. Defendió que se trata de un fenómeno que "ocurre todos los años".

"Hay un repunte en los meses de invierno, ocurre todos los años. Tienen más posibilidades de viajar en invierno por las temperaturas y porque las circunstancias en sus países son las que son", justificó

Biden designó esta semana a su vicepresidenta, Kamala Harris, como la encargada de liderar la misión de frenar la migración irregular desde Centroamérica y la coordinación con El Salvador, Honduras y Guatemala para combatir los problemas de violencia y corrupción que provocan la huida de sus ciudadanos hacia el norte.

La migración irregular de Centroamérica a Estados Unidos ha crecido en los últimos meses y ha colapsado el sistema de acogida, lo que ha provocado críticas hacia la nueva Administración.

Gran parte de las críticas se han centrado en la situación de los menores que han cruzado la frontera en las últimas semanas y que han tenido que quedarse más tiempo del permitido por la ley en centros de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés) que están diseñados para adultos, no para niños o adolescentes.

"La única gente que no vamos a dejar sin ayuda es a los niños. Un punto importante es que la gran mayoría de menores vienen con una pulsera con un número telefónico. Antes ocurría semanas antes de que alguien llamara. En cuestión de 24 horas llamamos y hemos establecido un sistema de verificación para saber si es la persona que atiende la llamada es un pariente un traficante de personas. Si tienen un certificado de nacimiento entregamos al menor a sus padres inmediatamente", explicó Biden.

Según fuentes gubernamentales citadas por los medios, la CBP tiene bajo su custodia alrededor de 5,000 menores de edad, mientras que los albergues del Departamento de Salud acogen actualmente a unos 15,000 niños y adolescentes que han cruzado la frontera sin la compañía de sus padres o un tutor legal.

Biden reiteró que su Gobierno jamás dejará a menor no acompañado al otro de la frontera "muriéndose de hambre". "Ningún Gobierno anterior lo hizo, solo el de Trump. Por eso le pedí a Kamala Harris que se encargue de esta materia y los motivos por los que estos migrantes abandonan sus países", aseveró.

El presidente, Joe Biden, habla durante una conferencia de prensa en el Salón Este de la Casa Blanca, el jueves 25 de marzo de 2021, en Washington.AP Photo/Evan Vucci

El mandatario demócrata también se comprometió a permitir acceso a los periodistas a las instalaciones fronterizas, después de que su Gobierno limitara el acceso de la prensa. 

"Me comprometo a que tengan acceso cuando mi plan están en marcha. Tan pronto como pueda poner en práctica lo que estamos haciendo. Yo no he ido a la frontera porque no meq uiero convertir en el punto focal y llevar a una comitiva. Los periodistas endrán pleno acceso cuando el sistema esté en marcha", contestó.

En otro orden de asuntos el presidente anunció que elevará su compromiso sobre vacunación contra el COVID-19 a 200 millones de dosis inyectadas antes del 29 de abril, después de cumplir por adelantado su promesa de administrar 100 millones de dosis en sus primeros 100 días de mandato (que se cumplen justo ese día).

"Sé que es ambicioso. Se trata del doble de nuestro objetivo original. Pero ningún otro país del mundo se ha acercado, ni siquiera a lo que estamos haciendo. Creo que podemos hacerlo", dijo.

Anuncio de postulación para 2024 y una nueva meta de vacunación contra el COVID-19

También anunció que tiene intención de presentarse a la reelección en 2024.

“Mi plan es postularme a la reelección. Esa es mi expectativa ", dijo. Y más tarde rechazó la sugerencia de un periodista de que sus planes para 2024 eran definitivos. "Dije que esa es mi expectativa", respodió el mandatario. “Tengo gran respeto por el destino. Nunca he podido planificar con seguridad cuatro años y medio, tres años y medio de antelación".

Biden dijo que será "difícil" cumplir con el compromiso de retirar sus tropas de Afganistán para el primero de mayo, pero prometió que los soldados "abandonarán" el país. Biden añadió que no cree que siga habiendo tropas estadounidenses en Afganistán el año que viene.

Comparecer ante los periodistas es un deber en democracia de los mandatarios que Biden ha postergado de forma inusual, aunque sí ha hablado informalmente con periodistas antes.

El presidente se centró en la vacunación contra el coronavirus, después de cumplir por adelantado su promesa de 100 millones de dosis inyectadas en sus primeros 100 días de mandato (que se cumplen el 29 de abril) y en la crisis migratoria en la frontera sur del país Y sobre el paquete de estímulo de 1.9 billones de dólares aprobado por el Congreso bajo su mandato, gracias a la mayoría demócrata y sin apoyo republicado, que ha enviado a millones de hogares otro cheque de ayuda de 1,400 dólares.  

 

Los republicanos han acusado a la Administración Biden de no haber tomado el asunto seriamente y de haber desatado una crisis al revertir varias políticas migratorias de su antecesor, Donald Trump. A estas acusaciones, se sumaron este miércoles las del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que el Gobierno estadounidense estaba generando “falsas expectativas” entre los migrantes

Otro tema en el centro del debate público actualmente es la necesidad de controlar la venta de armas, después de dos graves tiroteos masivos en Georgia y Colorado, con 18 muertes en total, en menos de una semana. El Gobierno ha dejado entrever que podría usar sus poderes ejecutivos para reforzar el control en la venta de rifles de combate o para la verificación de antecedentes criminales. El Senado tiene pendiente por aprobar dos proyectos de ley que fueron validados por la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes pero ahora se enfrentan a la oposición de los republicanos. 

[Las autoridades identifican al presunto asesino y a las 10 víctimas de Colorado pero no aclaran un posible motivo]

"Debido a la naturaleza de la relación entre la última Administración y los medios estadounidenses, es de vital importancia que el presidente Biden establezca el tono y la estructura respecto a cómo se dirigirá a los representantes de los medios", dijo a NBC News Tia Tyree, profesora y decana interina en la Escuela de Comunicaciones Cathy Hughes de la Universidad de Howard.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el martes que Biden "espera con ansias la oportunidad de interactuar con una prensa libre", en contraste con el desprecio y la falta de respeto de su predecesor, Donald Trump.

Con información de NBC News, USA Today, CNN.