IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden lanza el mayor programa de la historia para ayudar a familias a alimentar a sus niños durante el verano

Cada menor recibirá 375 dólares en las 10 semanas de vacaciones sin escuela para ayudar así a 34 millones de niños. Conozca cómo puede beneficiarse.

Por Phil McCausland - NBC News

El Gobierno de Joe Biden anunciará este lunes el lanzamiento de un programa de ayudas para dar de comer a más de 30 millones de niños de familias con bajos ingresos durante este verano y el que viene, según comunicó el Departamento de Agricultura a NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo.

Se trata del último impulso de la Casa Blanca para abordar el hambre y la inseguridad alimentaria generalizadas en el país, y el programa más ambicioso de este tipo de la historia estadounidense, según el citado departamento.

[Un plan para "sacar de la pobreza" a millones de niños: todo sobre la nueva ayuda de hasta $3,600 por cada hijo menor]

"El Congreso, a través del Plan de Rescate Estadounidense, amplió este programa para que opere durante el verano respondiendo en gran medida a lo que necesitamos en este momento", señaló Stacy Dean, subsecretaria adjunta de Agricultura para Alimentación.

"El hambre en el verano es un problema en años normales, pero obviamente este año, con una mayor escasez de alimentos como resultado de la pandemia, estamos felices de implementar el programa", agregó.

El plan proporcionará alrededor de 375 dólares (siete dólares al día durante toda la semana) para comprar comida a cada uno de los 34 millones de niños que estarán fuera de la escuela durante las aproximadamente 10 semanas de verano. En ese periodo es cuando los niños de familias más empobrecidas han luchado durante mucho tiempo contra el hambre, ya que los programas escolares de almuerzos gratuitos o de precio reducido que garantizan las comidas se paralizan.

Los niños menores de 6 años que califican para los beneficios del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria y los niños que reciben almuerzo gratis o a precio reducido pueden optar a esta ayuda y serán inscritos automáticamente. Sus padres o tutores recibirán las tarjetas, conocidas como Transferencia Electrónica de Beneficios Pandémica (P-EBT, por su sigla en inglés) en el correo de sus agencias estatales.

[Biden anuncia más dinero para reabrir las escuelas. Los estudiantes latinos están volviendo más lentamente que los blancos]

Los padres deberían comenzar a recibir las tarjetas en las próximas semanas, pero su llegada podría depender de sus estados. La entrega de tarjetas P-EBT se ha retrasado en algunas regiones durante el año pasado.

La tarjeta tiene los mismos límites que los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por su sigla en inglés). Se pueden utilizar para comprar frutas, verduras, carne, lácteos, panes, cereales y algunos otros alimentos. No se pueden usar para comprar artículos como alcohol, tabaco, medicamentos, alimentos calientes o cualquier artículo que no sea comida.

Una niña se vuelve a poner la máscara después de terminar el almuerzo en la cafetería de la escuela primaria Medora en Louisville, Kentucky, el 17 de marzo de 2021.Jon Cherry/Getty Images

Sizi Goyah, profesor de matemáticas en Brooklyn Center High School en Minnesota, recordó que él y sus compañeros a menudo hablan sobre cómo sus estudiantes retroceden académicamente durante el verano y cómo notan que algunos alumnos regresan con la apariencia de haber perdido peso y tener hambre.

"Esto será enorme para las familias", afirmó Goyah, "ahora sé que cuando todos mis alumnos se vayan durante el verano, los que no sean de familias económicamente fuertes tendrán acceso a una comida".

[Biden planea la mayor subida de impuestos en casi 30 años para reforzar la recuperación económica]

"El daño siempre ha estado ahí, pero la pandemia ha actuado como el gran revelador. Las desigualdades y los desafíos no son nuevos. Ahora podemos verlos claramente", explicó Goyah.

El Congreso creó la P-EBT al principio de la pandemia para reemplazar las comidas que le faltaban a los niños de familias de bajos ingresos cuando se impusieron restricciones. Ampliarlo hasta el verano es, en esencia, un nuevo programa que los activistas y los expertos han reclamado desde hace mucho tiempo.

[Biden impone sanciones a Rusia por los ciberataques y la injerencia en las elecciones]

Por lo general, los niños están limitados al Programa de Servicio de Alimentos de Verano del Departamento de Agricultura, que según los críticos viene acompañado de una gran cantidad de burocracia que limita su efectividad. Los programas de verano llegan solo al 16% de los niños que necesitan asistencia alimentaria cuando no hay clases, según la organización sin fines de lucro No Kid Hungry.

Los pagos directos por alimentos, como los que se realizan a través de SNAP, son mucho más efectivos, según los expertos. Pero tienen un costo considerable.

El programa tiene un presupuesto de 12,000 millones de dólares, según estimó el Departamento de Agricultura, un cambio radical de la Administración de Donald Trump, que intentó limitar la elegibilidad y el gasto.

Los activistas dijeron que era un pequeño precio a pagar para garantizar que los niños no pasaran hambre, y los expertos apuntaron que el dinero volvería directamente a circular en la economía del país y que también podría proporcionar algunos ahorros a largo plazo al reducir costes en la atención médica de los pacientes.

[Biden se compromete a reducir a la mitad las emisiones de carbono de EE.UU. para 2030 como parte del pacto climático de París]

"Si nos tomamos en serio el alivio de la inseguridad alimentaria en nuestro país, no es gratis. Tenemos que pagar para reducir la inseguridad alimentaria", señaló Craig Gundersen, profesor de economía agrícola y del consumidor de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, e investigador de los programas de beneficios alimentarios de EE. UU. durante más de dos décadas. "El Departamento de Agricultura ha reconocido en estudios que esto es un problema: los niños pasan hambre durante el verano", agregó.

El Departamento de Agricultura también reveló en un estudio publicado en 2016 que enviar solo 60 dólares al mes a un niño reduce "la categoría más severa de inseguridad alimentaria entre los niños durante el verano en un tercio".

Un estudio realizado por Brookings Institution en julio reveló que el dinero del P-EBT redujo las "dificultades alimentarias" de los niños en un 30% en la semana posterior a su desembolso.

Diane Whitmore Schanzenbach, economista y directora del Instituto de Investigación de Políticas de la Universidad Northwestern, trabajó en el estudio. Para ella la inseguridad alimentaria no es tan desenfrenada como al principio de la pandemia gracias a muchos de los programas de ayuda aprobados por el Congreso, pero que el hambre sigue siendo un problema enorme en todo el país.

[Biden pide a las empresas que den horas libres para vacunarse y promete compensarlas con ayudas públicas]

"Todavía tenemos niveles bastante elevados de hambre e inseguridad alimentaria", dijo, "no es que vayamos a salir de esta pandemia o de la recesión a finales del verano. Por eso creo que esta es una forma inteligente de gastar algo de dinero de forma selectiva para garantizar que los niños tengan suficiente para comer".

Los funcionarios del Departamento de Agricultura dijeron que la Administración Biden estaba interesada en hacer permanente el programa de ayuda de verano, pero enfatizaron que requeriría que el Congreso aprobara más legislaciones.

"Es una política importante que la Administración y el Congreso deben considerar en el futuro", apuntó Dean.

El Gobierno federal ya ha logrado mucho en su esfuerzo por combatir el hambre. La expansión regular de P-EBT comenzó durante los primeros días de la pandemia: hizo que los almuerzos escolares fueran completamente gratuitos durante el año escolar 2021-22; expandió los beneficios de SNAP en un 15%; impulsó el programa Mujeres, bebés y niños en 900 millones de dólares; y proporcionó asistencia alimentaria a personas mayores y jóvenes sin hogar.

["Es hora de poner fin a la guerra más larga de EE.UU.": Biden anuncia la retirada total de las tropas en Afganistán]

Pero la pregunta sigue siendo cuál, si es que hay alguna, de las medidas que se suman la red de seguridad social permanecerá más allá de la financiación de ayuda a corto plazo que se centra por completo en la pandemia.

"La pregunta es si todo esto es solo por la pandemia", recordó Gundersen, "si es así, entonces está bien. Pero si esto es algo que planean luchar por tener en el futuro, entonces es realmente histórico".