IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden lamenta "decepcionado" el dictamen pro-armas de la Corte Suprema y pide a los ciudadanos que "hagan oír su voz"

"Esta sentencia contradice tanto el sentido común como la Constitución", dice el presidente, que llama a los estados a tomar medidas. El dictamen afecta a Nueva York, que ya anunció una respuesta legislativa, pero también a California, Massachusetts o Nueva Jersey.

Por Melissa Chan - NBC News

El presidente, Joe Biden, lamentó este jueves "decepcionado" la histórica decisión de la Corte Suprema que facilita llevar armas, al considerar que "contradice tanto el sentido común como la Constitución, y debería preocupar profundamente a todos".

El tribunal anuló gracias a su mayoría conservadora una ley de Nueva York que exigía demostrar una necesidad especial para protegerse a quienes quisieran portar un arma en lugares públicos.

“Tras los horribles tiroteos de Buffalo y Uvalde, así como los actos cotidianos de violencia con armas de fuego que no aparecen en los titulares de prensa, debemos hacer más como sociedad, y no menos, para proteger a nuestros conciudadanos”, indicó Biden.

Biden instó en un comunicado "a los estados a seguir promulgando y aplicando leyes de sentido común para que sus ciudadanos y comunidades estén más seguros frente a la violencia con armas".

Además, llamó a la movilización social: "Pido a los estadounidenses de todo el país que hagan oír su voz sobre la seguridad de las armas. Hay vidas en juego". 

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, también lamentó "este oscuro día" por la decisión judicial "absolutamente chocante", y prometió que "contraatacará", posiblemente convocando una sesión especial de la legislatura estatal y endureciendo otros aspectos del proceso para la obtención de permisos para llevar armas fuera de casa.

[La Corte Suprema anula una ley de Nueva York que restringía la posibilidad de llevar armas ocultas en lugares públicos]

"No estamos impotentes para responder" a la corte, aseguró Hochul.

Igor Volsky, director de Guns Down America, un grupo de prevención de la violencia con armas de fuego, dijo que los jueces "eligieron a sabiendas aumentar la violencia con armas de fuego, poniéndonos a todos en un mayor riesgo de lesiones o muerte".

"Donde hay más armas, hay más muertes por armas. Este dictamen hará que haya más armas en los espacios públicos, y que mueran más estadounidenses", vaticinó, citando investigaciones al respecto.

La sentencia se conoce después de una serie de tiroteos masivos en todo el país, incluido uno en una escuela primaria en Uvalde, en Texas, que dejó 19 niños y dos maestras muertos.

Días antes, 10 personas perdieron la vida en otro tiroteo en un supermercado de Buffalo, en Nueva York.

"Esta decisión socava gravemente la seguridad pública no sólo en Nueva York sino en todo el país", declaró el fiscal del distrito de Manhattan, Alvin Bragg, en un comunicado. "Puede que la Corte Suprema haya dificultado nuestro trabajo, pero no haremos más que redoblar nuestros esfuerzos para desarrollar nuevas soluciones que pongan fin a la epidemia de violencia con armas de fuego", dijo.

El fallo de la Corte Suprema pone en tela de juicio la validez de las restricciones comparables a la portación oculta en varios otros estados, como California, Maryland, Massachusetts y Nueva Jersey, donde los solicitantes deben demostrar de forma similar a las autoridades que conceden la licencia que tienen una causa o razón "buena", o una "necesidad justificable" para llevar armas de fuego. 

[Siete estados elevan edad para comprar rifles semiautomáticos. Activistas quieren que el Congreso obligue a los otros 43]

"Es un número pequeño de estados, pero contiene una cuarta parte de la población", afirmó Adam Skaggs, director de políticas del Giffords Law Center to Prevent Gun Violence. "Uno de cada cuatro estadounidenses va a sentir el impacto de este caso", precisó.

Los partidarios de los derechos de las armas de fuego celebraron por su parte la decisión. El caso, promovido por la Asociación Estatal del Rifle y la Pistola de Nueva York, afiliada a la NRA, se impulsó después de que Nueva York rechazara las solicitudes de dos hombres por no haber demostrado que tenían una razón especiañ para portar armas en defensa propia.

Esas solicitudes suelen aprobarse para personas cuyo trabajo consiste en llevar dinero en efectivo o para quienes tienen una orden de alejamiento de alguien que tiene un arma, dicen expertos. 

Durante una audiencia celebrada en noviembre, Barbara Underwood, procuradora general de Nueva York, argumentó que la limitación en Nueva York impide que las armas inunden zonas densamente pobladas, mientras que los impugnadores alegaron que la denegación del estado violaba la Constitución. 

La Corte Suprema coincidió con los impugnadores en que el requisito de causa justificada de Nueva York viola la Decimocuarta Enmienda al "impedir que los ciudadanos respetuosos de la ley con necesidades ordinarias de autodefensa ejerzan su derecho de la Segunda Enmienda a poseer y llevar armas en público para defenderse".

[La familia de Andrew Brown Jr., un hombre negro tiroteado por la policía de Carolina del Norte, recibirá $3 millones]

La Corte Suprema no se había pronunciado sobre un caso de derechos de armas desde 2008 y 2010, cuando dijo que la Segunda Enmienda protege el derecho de un ciudadano a tener un arma de fuego en el hogar para su defensa personal y que se aplica a los estados.

En su última petición a los republicanos del Senado, el 2 de junio, Biden dijo que demasiadas escuelas y lugares comunes “se han convertido en campos de exterminio, campos de batalla”.

En 2020, el año más reciente con datos disponibles y completos, murieron más personas por disparos que en cualquier otro año registrado, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Hubo más de 45,000 muertes por armas de fuego en 2020, el mismo año en que el FBI realizó casi 40 millones de comprobaciones de antecedentes de armas de fuego, más que en cualquier otro año registrado, según los datos de la agencia.

[La Corte Suprema estudia el recurso de un entrenador de instituto que perdió su trabajo por rezar en el campo]

“Los jóvenes morirán como resultado de la decisión de la Corte”, dijo en un comunicado March for Our Lives, un grupo de defensa del control de armas iniciado por los sobrevivientes de un tiroteo escolar de 2018 en Florida.

“En el punto álgido de la epidemia de violencia con armas de fuego, que es la principal causa de muerte de los niños, la Corte Suprema nos ha clavado un brazo en la espalda y ha dicho que no vale la pena salvar nuestras vidas”, dijo el grupo.