IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden anuncia órdenes ejecutivas para prevenir la violencia con armas, tras varios tiroteos recientes

"La violencia con armas en este país es una epidemia y una vergüenza internacional", dijo el presidente desde la Casa Blanca. Y condenó el tiroteo sucedido este miércoles en Carolina del Sur en el que fallecieron cinco personas, entre ellas, dos menores.

El presidente, Joe Biden, anunció este jueves media docena de medidas para limitar las armas en el país presionado por los recientes tiroteos en California, Atlanta y Colorado, así como por la inacción del Congreso.

"La violencia con armas en este país es una epidemia y una vergüenza internacional", dijo desde la Casa Blanca. Y condenó el tiroteo sucedido este miércoles en Carolina del Sur en el que fallecieron cinco personas, entre ellas, dos menores.

"No hay razón para que alguien necesite tener un arma de asalto con un centenar de proyectiles", sentenció.

"La idea según la cual algunas de las cosas que estamos recomendando son contrarias a la constitución es simplemente extraña", dijo Biden.

Entre las iniciativas que el fiscal general Merrick Garland anunció en el acto se destaca una que busca frenar la proliferación de armas de fabricación casera, conocidas como ghost guns (armas fantasma).

El presidente, Joe Biden, anuncia acciones ejecutivas para la prevención de la violencia con armas de fuego en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca en Washington, el jueves 8 de abril de 2021.  REUTERS/Kevin Lamarque

 

Las ghost guns permiten, a partir de kits con piezas, ensamblar armas en "solo media hora", apuntó Garland, que son difíciles de rastrear para las autoridades dado que carecen de número de serie.

El Departamento de Justicia emitirá una propuesta de ley que exige que estos kits de armas sean tratados como armas de fuego según la Ley de Control de Armas, lo que requeriría que las piezas estén fabricadas con números de serie y que los compradores reciban controles de antecedentes.

[La ciudad de Boulder tenía una prohibición para la compra de armas de asalto. Un juez la eliminó 10 días antes del mortal tiroteo]

Biden reiteró su llamado para que el Senado retome las medidas aprobadas por la Cámara de Representantes para promulgar una legislación universal para verificar los antecedentes de quienes compran armas.

El mandatario dijo que el Departamento de Justicia también publicará un modelo de legislación de "bandera roja" para los estados que permitirá a la policía y a los familiares solicitar a una corte que retire temporalmente las armas de fuego a las personas que puedan representar un peligro para sí mismas o para los demás.

"Las leyes de bandera roja pueden detener a los atacantes en masa antes de que puedan llevar a cabo sus planes violentos", dijo Biden.

[“Mi corazón está roto”, dice una de las hermanas del policía que murió en el tiroteo en Colorado]

El departamento también tiene previsto publicar un informe exhaustivo sobre el tráfico de armas de fuego, algo que no ha hecho desde 2000. Los homicidios en el 2020 subieron un 33% de media en las 66 mayores ciudades de Estados Unidos, según datos de la cadena CNN.

Al evento asistieron familias cuyos hijos fueron asesinados en la masacre escolar de Sandy Hook, Connecticut, en 2012, y en el tiroteo de la secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida, en 2018. También asistió la excongresista Gabrielle Giffords, que recibió un disparo en la cabeza en un ataque en el que murieron cinco personas en Arizona en 2011.

"Estas leyes pueden ayudar a proteger a las mujeres de la violencia doméstica", señaló Biden.

El Departamento de Justicia también propondrá en un plazo de 60 días una normativa que endurecerá las disposiciones sobre los estabilizadores para pistolas, como el utilizado en la masacre del mes pasado que dejó 10 muertos en Boulder, Colorado.

El presidente, Joe Biden, escucha al fiscal general Merrick Garland mientras habla sobre las acciones ejecutivas para la prevención de la violencia con armas de fuego en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca en Washington, este jueves.REUTERS

 

La medida permitirá designar a las pistolas equipadas con estabilizadores como fusiles de cañón corto, cuya posesión requiere un permiso federal de acuerdo con la Ley Nacional de Armas de Fuego, y están sujetos a un proceso de solicitud más detallado, así como a un impuesto de 200 dólares.

[La pandemia de coronavirus dispara la venta de armas de fuego]

Biden, además, anunció que nominará como nuevo jefe de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por su sigla en inglés) a David Chipman, un exagente que en los últimos años ha defendido desde el sector privado la regulación de las armas.

La eventual confirmación de Chipman dependerá del Senado, donde el debate de las armas levanta pasiones y donde los demócratas ostentan una muy frágil mayoría. El Senado no ha autorizado el nombramiento de ningún jefe para la ATF desde 2013.

La excongresista Gabby Gifford, demócrata por Arizona, en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, este jueves.AP/Andrew Harnik

 

Aunque la Cámara de Representantes aprobó el mes pasado una iniciativa de revisión de antecedentes, las medidas para el control de armas tienen escasas posibilidades de avanzar en el Senado, donde ambos partidos poseen el mismo número de escaños  y los republicanos se mantienen unidos casi en su totalidad contra la mayoría de las propuestas.

[Un niño de 10 años apuntó a un conductor con una pistola de juguete. Terminó esposado y acusado de un delito]

Con el anuncio de las nuevas medidas, los defensores a favor del control de armas elogiaron los primeros movimientos de Biden para combatir la violencia armada.

"Cada una de estas acciones ejecutivas comenzará a abordar la epidemia de violencia con armas de fuego que se ha desatado durante la pandemia y comenzará a cumplir la promesa de Biden de ser el presidente con más peso en la seguridad de las armas", afirmó antes John Feinblatt, presidente de Everytown para Seguridad de armas.

El asesor sénior del Centro de Derecho Giffords, David Chipman, hace declaraciones durante una audiencia sobre las armas de asalto en la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes, en Washington, el 25 de septiembre de 2019.AP Photo/Andrew Harnik

Feinblatt, en particular, elogió la medida para regular las armas fantasma, que dijo que "sin duda salvará innumerables vidas", y elogió a Chipman como una "persona clave invaluable" en la lucha contra el tráfico ilegal de armas.

["¡Mátalo con su propia pistola!": así sufrió la policía el ataque de seguidores de Trump en el Capitolio]

Durante años, los funcionarios federales han hecho sonar la alarma sobre un creciente mercado negro de rifles y pistolas semiautomáticos caseros de estilo militar. Las armas fantasma han aparecido con mayor frecuencia en escenas de crímenes y en los últimos años han aparecido más cuando los agentes federales compran armas en operaciones encubiertas de miembros de pandillas y otros delincuentes.

Pero es difícil decir cuántas están circulando por las calles, en parte porque en muchos casos los departamentos de policía ni siquiera se comunican con el Gobierno federal sobre las armas porque no se pueden rastrear.

["Pensé que iba a morir", relata un hispano que escapó del tiroteo en Boulder]

A un atacante que mató a su esposa y a otras cuatro personas en el norte de California en 2017 se le había prohibido poseer armas de fuego, pero construyó sus propias armas para eludir la orden judicial antes de su allanamiento. Y en 2019, un adolescente usó una pistola casera para disparar fatalmente a dos compañeros de clase y herir a otros tres en una escuela en los suburbios de Los Ángeles.

Con información de CNNAP, NBC News y EFE.