Pese a resistencia, asientan a sirios en Texas e Indiana

En Dallas, la familia de seis miembros se instaló en un departamento con mobiliario básico y una heladera llena de comestibles

DALLAS (AP) — Algunos grupos dijeron el jueves que lograron asentar una familia de refugiados sirios en Texas y otra en Indiana, desafiando los esfuerzos de los gobernadores de esos estados conservadores por impedir su llegada.

Una familia siria de seis integrantes fue a vivir el lunes cerca de familiares que ya residían en el área de Dallas, dijo Lucy Carrigan, vocera del Comité Internacional de Rescate. Y una pareja siria y sus dos pequeños hijos llegaron a salvo a Indiana el lunes por la noche, dijo la arquidiócesis católica de Indianápolis en una declaración.

Los gobernadores Greg Abbott de Texas y Mike Pence de Indiana figuraron entre más de dos docenas de gobernadores republicanos que dijeron que rechazarían a todo nuevo refugiado sirio después de los ataques mortíferos del 13 de noviembre en París, vinculados al grupo extremista Estado Islámico que opera en Siria.

Pero funcionarios federales y agencias de refugiados han continuado con el asentamiento de los refugiados. Dicen que los estados están negando asentarse a familias desplazadas por la guerra, y que no tienen autoridad para ello.

En Dallas, la familia de seis miembros se instaló en un departamento con mobiliario básico y una heladera llena de comestibles, dijo Carrigan.

"Parecen muy felices", agregó. "Y fue un verdadero alivio que hayan llegado. Han sobrellevado un viaje muy largo, al igual que muchos refugiados sirios".

Texas ha recibido más refugiados que cualquier otro estado en los últimos cinco años, incluso unos 250 sirios. Pero también fue el más enérgico en sus esfuerzos por impedir la entrada de más refugiados sirios después de los ataques de París.

El comisionado de salud de Texas envió cartas a las agencias de reasentamiento de refugiados amenazándolas con retirarles la cooperación estatal si seguían trayendo refugiados sirios al estado. Estas interpusieron enseguida una demanda ante el Comité Internacional de Rescate y el gobierno federal.

El estado después se retractó de su demanda de detener inmediatamente la llegada de refugiados sirios. Se anticipa una audiencia sobre la demanda la semana próxima.

Según legajos judiciales presentados por funcionarios federales, se espera en Houston la llegada de otros 15 sirios esta semana.