Permiten entrada a EEUU de madre hondureña y sus hijos en icónica foto en la frontera

María Meza y sus hijos se encontraban entre un grupo de migrantes que habían acampado el lunes cerca del puerto de entrada de Otay Mesa en San Diego en busca de ingresar a EEUU.

una hondureña fotografiada con sus hijos pequeños mientras huían del gas lacrimógeno en la frontera podrá ingresar a estados unidos para tratar de buscar asilo, dijo el lunes un congresista de california.

maría meza y sus hijos se encontraban entre un grupo de migrantes y dos legisladores demócratas que habían acampado el lunes cerca del puerto de entrada de otay mesa en san diego buscando ingresar a los estados unidos.

el congresista jimmy gómez, demócrata por california, dijo en twitter que a meza y sus hijos se les permitió ingresar a eeuu para solicitar asilo después de siete horas de espera y que se les informara que la instalación estaba en su capacidad máxima.

relacionado: fotógrafo revela la historia de la imagen de una madre con sus hijas huyendo del gas lacrimógeno en la frontera

la familia de meza y ocho niños no acompañados fueron admitidos para ser procesados ​​para el asilo, informaron los abogados de la asociación americana de abogados de inmigración que estaban con los solicitantes de asilo el martes temprano.

detrás quedaron una familia de cinco, dos hombres adultos, los abogados, gómez y la congresista nanette díaz barragán, demócrata de california, dijeron los abogados.

meza, una madre de 39 años con cinco hijos, fue captada en cámara por un veterano fotógrafo de reuters luego de que las autoridades fronterizas de estados unidos lanzaran gases lacrimógenos a cientos de migrantes que intentaron ingresar a estados unidos ilegalmente cerca de san diego el mes pasado.

el grupo de defensa families belong together dijo en twitter que acompañó a "un puñado de los refugiados más vulnerables a un puerto de entrada" durante un largo tiempo junto a gómez, barragán y otras organizaciones de defensa de los inmigrantes.

el grupo agregó que los niños no acompañados corrían el riesgo de perder las protecciones otorgadas a los menores migrantes si se les obligaba a esperar en tijuana, méxico, para sus solicitudes de asilo hasta cumplidos los 18 años.

los agentes de aduanas y protección fronteriza de eeuu pusieron vallas bloqueando al grupo restante, según los abogados que estaban junto a los solicitantes de asilo.

el grupo, junto con los seis solicitantes de asilo restantes, habían estado esperando al menos 15 horas hasta el martes por la mañana, según families belong together.