IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Pelosi y Mnuchin discuten un nuevo paquete de estímulo económico, pero no llegan a un acuerdo

Las negociaciones, en las que los demócratas proponen una nueva ronda de cheques de 1,200 dólares, se encuentran estancadas justo cuando están en riesgo de ser despedidos 50,000 empleados de aerolíneas, que dependen de las ayudas federales.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, representante demócrata por California, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, mantuvieron una "extensa conversación" este miércoles sobre un enorme paquete de estímulo económico por la crisis del coronavirus.

La reunión cara a cara se produjo un día antes de que expiren las ayudas federales con las que las principales aerolíneas han mantenido a unos 50,000 trabajadores en sus nóminas.

Fue el primer encuentro en más de un mes, en un esfuerzo de última hora para tratar de llegar a un acuerdo sobre una posible ronda adicional de ayuda económica para los trabajadores, las empresas y los gobiernos locales afectados por la pandemia.

[Nueve millones de personas no han recibido un cheque de estímulo económico por el COVID-19. Aún tienen chance]

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en el Capitolio tras una reunión con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; el 30 de septiembre de 2020.AP / AP

“Hemos progresado mucho en los últimos días. Todavía no tenemos un acuerdo”, dijo Mnuchin tras su reunión con Pelosi y después de informar sobre el estado de las conversaciones al senador republicano Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado.

“Hemos encontrado áreas en las que necesitamos que se aclaren más asuntos”, dijo Pelosi en un comunicado en el que informó que las platicas continuarían.

McConnell destacó que, a pesar de los avances, sigue existiendo una brecha considerable en las posiciones de cada bando.

[Republicanos ponen freno a petición demócrata de que se apruebe un cuarto plan de estímulo]

"He visto un movimiento sustancial, sí, y ciertamente la retórica ha cambiado", dijo el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows.

Los demócratas tenían planeado votar este miércoles en la Cámara de Representantes, donde son mayoría, un nuevo proyecto de ley que proporcionaría 2.2 billones de dólares. Sin embargo, Pelosi decidió retrasar la votación hasta el jueves para dar espacio a las negociaciones con Mnuchin.

Se trata de una disminución considerable por parte de los demócratas respecto a la propuesta que aprobaron en mayo y que fue rechazada en el Senado, de 3.4 billones de dólares. Pero existe un abismo entre el plan demócrata y el republicano, de entre 650,000 millones y 1 billón de dólares.

Entre otras medidas, la nueva propuesta demócrata, presentada el lunes, incluye un segundo cheque de ayuda directa a familias de 1,200 dólares y subsidios de desempleo de 600 dólares semanales.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; en Washington D.C., el 24 de septiembre de 2020.AP

Con las negociaciones estancadas desde hace casi cinco meses, las ayudas iniciales para los trabajadores y las empresas prácticamente agotadas y una pandemia que ya ha provocado más de 200,000 muertes y podría ocasionar otros 200,000 fallecimientos antes de que se controle, algunos sectores enfrentan una situación desesperada.

Miles de empleados de aerolíneas en riesgo inminente

Las aerolíneas, rescatadas con el paquete de ayuda que fue aprobado por el Congreso en mayo, podrían quedarse sin fondos para pagarle a unos 50,000 trabajadores el 1 de octubre, cuando los fondos del rescate alcanzarán su fecha de expiración.

Bajo la ley HEROES, se destinaron 25,000 millones de dólares en subvenciones y 25,000 millones en préstamos para las principales aerolíneas comerciales y 10,000 millones para las de carga. Estos fondos estuvieron dirigidos al pago de las nóminas y han contribuido a evitar una ola de despidos.

Parte del problema radica en que los legisladores confiaban en que la pandemia estaría controlada para octubre y que los viajes habrían retornado a una actividad normal o cercana a los niveles previos. Sin embargo, lineamientos nacionales confusos y la adherencia inconsistente a las precauciones sanitarias contribuyeron a que se desperdiciara el tiempo ganado para la industria del transporte aéreo y muchas otras.

“Siento que nos han abandonado y que no hay nada que podamos hacer. Está extremadamente fuera de nuestras manos y solo estamos esperando aterrados”, dijo a la cadena NBC News Amanda Steinbrunn, una asistente de vuelo que ha trabajado para United Airlines durante los últimos cinco años.

Steinbrunn contrajo COVID-19, se recuperó y trabajó ayudando a transportar a enfermeras y médicos. El mes pasado, la aerolínea le dijo que "definitivamente" perdería su trabajo el 1 de octubre si no se pasaba una extensión al programa de apoyo a la nómina, relató. "No tengo un plan de respaldo. Voy a estar desempleada como tantas otras personas".

En menos de siete meses más de 57 millones de trabajadores han solicitado beneficios por desempleo. La ayuda federal por desempleo de 600 dólares semanales concluyó en julio y, ante la parálisis en el Congreso, el presidente Donald Trump extendió una ayuda federal menor, de 300 dólares mensuales, más otros 100 proveídos por los estados.

Con información de The Associated Press y NBC News.