IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Oreo, la perra mexicana que busca a sobrevivientes en el edificio de Surfside

“Puede seguir voces que los perros grandes no conseguirían oír. Y por su peso puede ir a lugares que tienen más inestabilidad", indica su adiestrador.

Una perra mexicana llamada Oreo se ha convertido en una de las estrellas de los trabajos para buscar a sobrevivientes entre los escombros del edificio colapsado en Surfside, al norte de Miami, Florida.

Los equipos de rescate luchan incansablemente desde la madrugada del 24 de junio, cavando túneles y abriendo espacios con la esperanza de encontrar vivos a residentes del complejo Champlain Towers South. 

[¿Cómo sobrevivir bajo los escombros de un derrumbe?]

Bomberos y expertos en este tipo de tragedias usan la tecnología más avanzada para lograr pistas, como radares y dispositivos de sonar.

Pero gracias a sus pequeñas dimensiones y a su capacidad auditiva, Oreo es indispensable en estas horas clave para localizar a los residentes que quedaron enterrados bajo las ruinas del edificio.

El perro mexicano Oreo, que busca sobrevivientes en Surfside, en una imagen obtenida por NBC News. NBC News / NBC News

"Puede ir donde quiera", explicó a la agencia de noticias The Associated Press su adiestrador, Moisés Soffer, miembro de la organización Cadena Internacional. “Esa es una de las cosas [buenas] del tamaño” de Oreo, agregó.

["¿También se puede caer el mío?": Miami teme por sus edificios tras el colapso del Champlain Towers South]

Puede seguir voces que los perros grandes no conseguirían oír. También por su peso puede ir a lugares que tienen más inestabilidad para otros perros”, concluyó.

Hay hasta el momento 11 personas muertas y más de 150 desaparecidas.

 

 

Las autoridades no han aclarado las posibles causas del colapso, pero distintos reportes apuntan a que puede estar relacionado con el mal estado del edificio.

La presidenta de la asociación de condominios Champlain Towers South envió una carta el pasado mes de abril a los propietarios, en la que indicaba que los daños estructurales detectados en 2018 por un ingeniero habían "empeorado significativamente"