Nuevas liberaciones

Nuevas liberaciones

LA HABANA (AP) - La Iglesia católica cubana anunció el sábado la liberación de seis disidentes presos, que aceptaron la condición de viajar a España, y la de otro quien prefirió no salir del país.

Una nota del Arzobispado de La Habana indicó que Roger Cardoso, Yoan José Navalón, Yosnel Batista, Juan Antonio Bermúdez, Marco Antonio Zayas y Reinier Concepción aceptaron "la propuesta de salir de la prisión y trasladarse a España".

En una segunda información el Arzobispado agregó que también "se ha dispuesto la excarcelación" de Iván Hernández, uno de los 75 disidentes que fueron arrestados en 2003, quien decidió quedarse en la isla.

"¡Esto lo estábamos esperando hace tanto tiempo!", exclamó Asunción Carrillo, la madre de Hernández, en comunicación con la AP el sábado desde la ciudad de Matanzas --unos 140 kilómetros al este de la capital-- donde vive.

"El cardenal Jaime Ortega me llamó el viernes al final de la tarde para anunciarme que mi hijo sería liberado en las próximas horas, no me dijo cuándo ni cómo, pero estoy muy contenta", recalcó.

Según Carrillo, una hora después del anuncio del cardenal recibió una llamada de su hijo quien había sido informado por Ortega de su próxima liberación.

"La alegría es grande, pero mi hijo me confirmó que él mantiene su decisión de no salir de Cuba, de quedarse en su país", señaló Carrillo con la voz emocionada.

Hernández pertenece al grupo de 52 disidentes por quienes la Iglesia realizó gestiones ante el gobierno para su liberación pues no habían cometido delitos violentos. De ellos, 40 fueron liberados y viajaron a España, según un convenio verbal alcanzado a mediados del año pasado luego de una reunión entre el cardenal Ortega y el presidente Raúl Castro.

Hernández, un periodista independiente de 39 años, reside en Matanzas y cumplía una sentencia de 25 años de prisión acusado de ser un mercenario a sueldo de Estados Unidos.

El comunicado no especificó cuándo se hará efectiva la liberación.

Bermúdez cumplía una condena de cuatro años y medio por atentados y daños mientras que Zayas y Concepción, ambos de Pinar del Río, cumplían una sentencia de ocho años por terrorismo, de acuerdo con un reporte de la no gubernamental Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDDHHyRN).

Bermúdez, residente en La Habana, es además miembro de la Fundación de Derechos Humanos, según comunicó a la AP Elizardo Sánchez, presidente de la CCDDHHyRN.

Sánchez precisó además que "Cardoso, residente en Camagüey, cumplía una condena de 20 años en tanto Navalón y Batista fueron sentenciados a altas penas por piratería".

La semana pasada habían sido puestos en libertad Angel Moya y Héctor Maseda, esposos de dos de las principales activistas de las Damas de Blanco, una asociación de mujeres casadas con disidentes presos. Ambos decidieron permanecer en Cuba.

Los 52 por los cuales la Iglesia intercedió forman parte del llamado grupo de los 75 juzgados en 2003 bajo la acusación de recibir dinero y orientaciones de Estados Unidos y otros grupos anticastristas para llevar a cabo acciones antigubernamentales. Una veintena fueron liberados por motivos de salud a lo largo de los últimos años. De aquellos 75, seis permanecen encarcelados.

El anuncio se produce horas después de que Reina Luisa Tamayo, madre del disidente Orlando Zapata que murió hace un año tras realizar una huelga de hambre, fuera liberada después de pasar unas 12 horas detenida.

"Me detuvieron más de 12 horas, fue horroroso para mí a sólo unos días de cumplirse el año de la muerte de mi hijo", comentó Tamayo, de 62 años, a la AP desde su domicilio en Banes, a unos 700 kilómetros al este de la capital.

"Me detuvieron sobre las nueve de la mañana (del viernes) cuando salí de mi casa y me llevaron a la estación de policía de Banes donde me puse a decir, Zapata está vivo". Según Tamayo junto con ella también fue detenido su esposo, Jesús Ortiz, el padrastro de Tamayo.

El 23 de febrero se cumple un año de la muerte de Zapata, quien falleció después de una huelga de hambre de 85 días.

Por otra parte, Tamayo explicó que ella y 13 de sus familiares, incluidos sus cuatro hijos, recibieron las visas para viajar a Estados Unidos.

"El martes en la oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana nos entregaron todos los documentos para tener el estatuto de refugiados políticos, ahora solo nos falta realizar los trámites que exige la parte cubana", recalcó Tamayo.

Desde la muerte de Zapata fueron excarcelados más de 50 disidentes que habían sido arrestados en el 2003, después de un acuerdo entre la Iglesia Católica y el gobierno cubano.