IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Nueva York legaliza el consumo de marihuana recreativa y elimina los antecedentes criminales por ese motivo

El gobernador de Nueva York firma la ley que permite a los neoyorquinos poseer hasta tres onzas (85 gramos) de cannabis para uso recreativo. A las personas con condenas relacionadas con la marihuana se les borrarán sus registros de inmediato.

El gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, firmó este miércoles la legislación que legaliza el uso recreativo de marihuana para mayores de 21 años, según anunció en la red social Twitter.

El Congreso estatal de Nueva York, de mayoría demócrata, aprobó este martes el proyecto de ley tras horas de intensos debates, a falta de que Cuomo lo firmara y entrara en vigor.

Nueva York se convierte así en el decimosexto estado en legalizar la venta de marihuana para adultos y en el tercero en el que son los legisladores, en vez de los votantes a través de referendum, los que aprueban la medida.

¿Qué significa la legalización para los neoyorquinos?

Los mayores 21 años podrán consumir, fumar, ingerir o consumir productos de cannabis. Los neoyorquinos podrán poseer legalmente hasta tres onzas (85 gramos) de marihuana fuera de casa o 24 gramos de cannabis concentrado, como los aceites derivados de una planta de cannabis.

Cada persona podrá almacenar en casa hasta cinco libras de cannabis, pero tomando "medidas razonables" para asegurarse de que se guarden en un lugar seguro.

Seguirá habiendo sanciones, que van desde una infracción a un delito grave si se vende sin licencia o se almacena más de lo permitido.

¿Dónde se permitirá su consumo?

Estará permitido fumar en público en cualquier lugar donde se pueda fumar tabaco, según Liz Krueger, patrocinadora del proyecto de ley en el Senado. "Hasta ahora, la ley que se aprueba dice que, si puedes fumar tabaco allí, puedes fumar marihuana allí", señaló. 

[Los Ángeles elimina condenas por marihuana: miles de migrantes latinos respiran más tranquilos]

No estará permitido fumar cannabis en escuelas, lugares de trabajo o dentro de un automóvil. Fumar en público en un espacio no permitido podría suponer una multa de 25 dólares o hasta 20 horas de servicio comunitario, aunque a un oficial no se le permitirá usar el olor a cannabis como justificación para detener y registrar a una persona.

Será legal fumar cannabis en clubes que lo permitan y residencias privadas, siempre que el propietario no se lo prohíba, así como en hoteles y moteles que lo permitan.

¿Dónde se podrá comprar?

El proyecto de ley propone crear licencias minoristas, allanando el camino para dispensarios donde se pueda comprar productos de cannabis. Las localidades podrán optar por no permitir dispensarios y tendrán hasta fin de año para hacerlo.

No se permitirá el consumo en los dispensarios a menos que la empresa tenga una licencia que permita el consumo en el lugar.

El estado también emitirá licencias para la creación de negocios de distribución de cannabis, lo que significa que las personas podrán recibir la droga en sus hogares.

¿Cuándo comenzarán las ventas?

Las ventas no comenzárán hasta que Nueva York establezca regulaciones y se cree una junta de cannabis. Peoples-Stokes ha estimado que las ventas podrían tardar entre 18 meses y dos años en comenzar.

Se tendrá que establecer una Oficina de Manejo de Cannabis y una Junta de Control de Cannabis que se encargarán de regular y otorgar licencias al programa estatal de consumo de adultos, el programa de marihuana medicinal existente y el programa de cáñamo, por lo que las ventas en dispensarios podrían llegar a lo largo de 2022.

¿Será legal cultivar marihuana en casa?

Se podrán cultivar hasta seis plantas en casa, en interiores o al aire libre, y un máximo de 12 plantas por hogar, pero no estará permitido hacerlo hasta 18 meses después de la apertura del primer dispensario para adultos.

Los pacientes de marihuana medicinal, o sus cuidadores designados, también podrán cultivar las plantas a partir de seis meses después de que el proyecto de ley se convirtiera en ley.

Millones en impuestos

La oficina del gobernador ha estimado que, una vez que la industria legal de la marihuana esté completamente desarrollada, podría generar al estado alrededor de 350 millones de dólares anuales parte de esos fondos deberán ser invertidos en las comunidades de minorías afectadas por las severas sentencias por la posesión de esta droga.

[Esta mujer fue condenada por posesión de marihuana. Ahora que es legal, su hija busca que Nueva Jersey le compense lo sufrido]

"Nueva York tiene una historia de ser la capital progresista de la nación y esta importante legislación dará continuidad a ese legado", indicó en un comunicado Cuomo, quien agradeció a los líderes del Senado, Andrea Stewart-Cousin y de la Asamblea, Carl Heastie por el esfuerzo.

También destacó que por mucho tiempo la prohibición de la marihuana ha impactado de forma desproporcionada a las comunidades de color con sentencias severas de cárcel "y, después de años de duro trabajo esta legislación histórica provee justicia a comunidades marginadas, acoge una nueva industria que crecerá la economía y establece seguridad para el público".

[La ONU retira el cannabis de la lista de drogas más peligrosas y le reconoce importantes propiedades medicinales]

La senadora estatal Liz Krueger, una de las patrocinadoras del proyecto de ley, se manifestó satisfecha de una ley que asegura pondrá fin a "políticas fallidas de prohibición de la marihuana" en el estado y de comenzar "el proceso de construcción de un mercado legal, justo e inclusivo para el consumo de cannabis adulto".

"La última vez que el estado hizo algo como esto fue cuando pusimos fin a la prohibición del alcohol", señaló por su parte People-Stokes, "y eso fue en 1933. Los estudios nos dicen que más personas que no son de color también son consumidoras, pero las personas de color fueron las que más arrestadas y encarceladas".

Durante el debate previo a su aprobación republicanos y algunos demócratas expresaron su preocupación de que se esté enviando un mensaje erróneo a los niños y cómo la policía podrá determinar si un conductor está bajo el efecto de la marihuana.

[El preso "con más años en la cárcel por delitos de marihuana en el país" saldrá libre antes de Navidad]

El proyecto impondrá un 9% de impuestos a la venta del cannabis y otro 4% para el condado donde se produzca la venta y el Gobierno local. También habrá un impuesto adicional basado en el nivel de THC, el compuesto activo de la marihuana, que va desde 0.5 centavos por miligramo de la planta hasta tres centavos por miligramo de productos comestibles.

Marihuana lista para vender en un club.Alberto Ortega/Getty Images

[Legalización de la marihuana en California no frena deportaciones]

Los activistas señalan que la medida en Nueva York, que sigue a Massachusetts y Nueva Jersey, impulsará las peticiones de legalización en todo el país. 

Los legisladores en Nuevo México regresaron para una sesión especial el martes para abordar la legalización de la marihuana recreativa, mientras que los políticos demócratas en Virginia están negociando de cara al verano.

"El hecho de que Nueva York sea ahora el segundo mercado de cannabis más grande del país ejercerá cada vez más presión sobre los demás y alentará a otros a seguir su ejemplo", opinó Adam Goers, vicepresidente senior de Columbia Care, que vende de marihuana medicinal en Nueva York y y de consumo recreativo en varios otros estados.

Cambios en la ley

Nueva York comenzará a borrar automáticamente los registros de personas con condenas previas por delitos relacionados con la marihuana que ya no serán penalizados.

Y una vez que el proyecto se convierta en ley, la policía de Nueva York no podrá arrestar ni procesar a nadie por posesión de menos de tres onzas. Un oficial de policía aún podría alegar el olor a cannabis como una razón para sospechar que un conductor está intoxicado, pero el oficial no puede usar ese olor solo como justificación para registrar el vehículo.

Marihuana medicinal

La lista de afecciones médicas para las que se permitirá el consumo de marihuana se ampliará significativamente e incluirá el Alzheimer y la distrofia muscular. Los pacientes ya no tendrán ndrían restricciones para fumar marihuana medicinal, y el límite actual de 30 días en el suministro se duplicará.

Campañas de concienciación

Los funcionarios de Nueva York planean lanzar una campaña de educación y prevención destinada a reducir el riesgo del cannabis entre los niños en edad escolar, y las escuelas podrían obtener subvenciones para programas de concientización y prevención de drogas y anti-vapeo.

Una nueva junta estatal de cannabis prohibirá la publicidad dirigida a los niños, y las tiendas minoristas de cannabis y los salones de marihuana no se pueden ubicar a cientos de pies de una escuela, una casa o un culto.

[El vaporizador de marihuana se dispara entre los adolescentes, duplicándose desde 2018]

El estado también lanzará un estudio previsto para el 31 de diciembre de 2022, que examinará hasta qué punto el cannabis afecta a la conducción y si depende de factores como el tiempo y el metabolismo. La senadora Liz Krueger, patrocinadora del proyecto de ley, señaló que no existe un vínculo claro entre la legalización de la marihuana y los accidentes de tráfico.

Oposición a la legalización

Los republicanos y un puñado de demócratas que se oponen a la legalización señalaron el martes que siguen preocupados de que el proyecto de ley ate las manos de las fuerzas del orden y envíe el mensaje a los niños de que la droga está bien.

El asambleísta Mike Lawler, del condado de Rockland, señaló que es poco creíble de que las ventas de marihuana vayan a generar casi tantos ingresos como los proyectos de la Administración de Cuomo: "Otros Estados no han cumplido con las proyecciones", recordó.

[Una mujer de origen asiático es atacada brutalmente en Nueva York]

El representante republicano John Lemondes Jr., excoronel retirado que dirige una granja cerca de Syracuse, expresó su preocupación por los accidentes laborales. "¿Estamos realmente seguros de que queremos hacer esto?" preguntó, y agregó: "Como padre, mi respuesta es rotundamente no".

El representante demócrata Kwame Mamdani recordó que aunque algunas personas insisten en que la marihuana puede hacer que las personas se conviertan en una carga para la sociedad: "Fumar marihuana también puede llevar a convertirse en un funcionario electo", afirmó.

La legislación establece el objetivo de otorgar el 50% de las licencias comerciales de marihuana recreativa para "solicitantes de equidad social y económica", incluidas las empresas propiedad de minorías y las empresas de mujeres.

Con información de The New York Times, EFE y AP.