“Nos estamos inundando como locos”. Así Dorian dejó bloqueadas “en cuestión de minutos” a cientos de personas en una isla de Carolina del Norte

El huracán provocó tornados y cortes de luz a su paso por este estado, donde tocó tierra este viernes debilitado respecto a los días anteriores
La inundación de este viernes en la isla de Ocracoke, Carolina del Norte.
La inundación de este viernes en la isla de Ocracoke, Carolina del Norte.Connie Leinbach / Ocracoke Observer via AP / Connie Leinbach / Ocracoke Observer via AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El huracán Dorian había perdido este viernes a su paso por Carolina del Norte, en cuya costa tocó tierra, parte de su fuerza devastadora. Con vientos máximos sostenidos de 90 millas por hora, se situaba en la que los expertos definen categoría 1, tras haber tocado anteriormente —cuando destrozó las Bahamas causando al menos 43 muertes— la 5 de 5. 

Pero eso no le impidió azotar con furia los Bancos Externos, una cadena de islas situada en frente de parte de la costa de Carolina del Norte. En esa zona, arrasó provocando un potente oleaje y dejó sin luz a muchos residentes. 

En una de ellas, Ocracoke, Dorian generó el viernes por la mañana “inundaciones catastróficas”, según explicó el gobernador de ese estado, Roy Cooper. Alrededor de 800 personas se quedaron allí bloqueadas, detalló. Fue necesario enviar helicópteros con agua, alimentos y medicamentos para prestarles socorro. 

The Associated Press asegura que las autoridades habían emitido para esa área órdenes de evacuación obligatorias, pero no todos las respetaron. El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) alertó a lo largo de la madrugada en sus boletines de que el huracán seguía siendo muy peligroso.

Steve Harris, un residente de Ocracoke, contó que en la isla muchos ya se habían relajado antes del paso del huracán, pensando que Dorian sería más clemente después de perder fuerza. "Todos estábamos en las redes sociales riéndonos de cómo nos había ido bien.  Realmente no había habido inundaciones, solo lluvia, típica lluvia", aseguró.

Pero Dorian no se portó como se esperaban. “Un muro de agua cruzó la isla rápidamente”, dijo Harris. “Todo empezó a parecerse a una bañera”. El hombre, que estaba a salvo en su vivienda, aseguró que “en cuestión de minutos” se pasó de tener cero pies de agua a entre 4 y 6. 

“Nos estamos inundando como locos”, contó a AP en un mensaje Leslie Lanier, dueña de una librería en la isla, mientras ocurría la inundación. “Llevo aquí 32 años, y nunca había visto algó así”, agregó. The Washington Post define lo que provocó el huracán como una marejada ciclónica tipo tsunami. 

Según el periódico local Ocracoke Observer, los mareógrafos ubicados en la terminal de ferry mostraban que a las 6:30 a.m., hora local, la altura del agua era de aproximadamente 0,5 pies. Pero a las 8:30 a.m., el mismo medidor mostraba que el nivel había subido a 7,4 pies de altura.

“Estamos significativamente preocupados por cientos de personas atrapadas en Ocracoke”, declaró Cooper por la mañana. El gobernador agregó que la isla se había quedado sin electricidad. Horas después, aseguró que ya se habían empezado a enviar las ayudas necesarias.

La Guardia Costera comenzó a desembarcar de un helicóptero a agentes locales de la policía y a trasladar a los enfermos, ancianos u otras personas en apuros, según las autoridades del condado de Hyde. Al anochecerer, no se habían registrados heridos de gravedad ni allí ni en otros puntos de los bancos externos.

TRAGEDIA EN LAS BAHAMAS

Dorian provocó daños también en otras partes de Carolina del Norte. Más de 135,000 clientes se quedaron sin luz y más de 81 carreteras en fueron cerradas debido a inundaciones o escombros, dijo Cooper.

En Carolina del Sur, que fue azotada por el huracán antes de que golpeara la barrera de cerca de 200 millas de los Bancos Externos, la compañía de servicios públicos Dominion Energy dijo que los equipos estaban trabajando "24/7" para restaurar la electricidad a 47,000 clientes.

El huracán pasó también al lado de Virginia, donde Norfolk sufrió inundaciones y Cabo Henry violentas ráfagas de viento. 

Pero las consecuencias peores las viven las Bahamas. El ojo de Dorian se quedó por encima de estas islas durante casi dos días a partir del domingo, cuando tocó tierra como huracán de categoría 5 en Elbow Cay, en las islas Ábaco, que, junto a Gran Bahama, quedaron devastadas.

Las autoridades han indicado como cifra oficial de fallecidos el número 43. Pero se esperan que puedan aumentar considerablemente en los próximos días, ya que hay miles de personas señaladas entre los desaparecidos.  

Actualmente, Dorian se está alejando de la costa estadounidense rumbo a la de Canadá, según el NHC. Está a 170 millas (280 kilómetros) de Nantucket, Massachussets, en cuya parte suroriental está produciendo vientos con fuerza de tormenta tropical. 

Podría generar este sábado condiciones de huracán en partes de Nueva Escocia.

NOTICIAS RELACIONADAS

El huracán se llevó a su hijo: “Aún lo recuerdo llamándome, ¡Papi!”. Luego vio 12 muertes horrorosas más