“No tengo miedo a perder la vida”, cantaba Luis Mendoza. Murió acribillado por más de 100 disparos en una balacera

El cantante de narcocorridos, su hermano y su mánager fueron atacados al salir del funeral de su amigo, "Pepe Gangas", quien fue acribillado la semana pasada en la misma ciudad

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

“No tengo medio a perder la vida, pero me cuido por si se animan”, eso decía una de las canciones entonadas por Luis Mendoza, integrante de la banda de narcocorridos Los Ronaldos, quien fue asesinado con su hermano, Rony, y su mánager en México este sábado.

El diario mexicano Tribuna ha reportado que según rumores difundidos en redes sociales, Mendoza había contratado a una banda para tocar en el funeral de su amigo, "Pepe Gangas", quien también murió acribillado el pasado jueves en Ciudad Obregón.

Las victimas iban en una camioneta cuando un “comando armado en al menos dos vehículos les disparo”, ha reportado la cadena de televisión mexicana Televisa.

El sitio web de noticias La Silla Rota ha afirmado que Mendoza, de 23 años, se iba a presentar en el bar "La Katrina", el día que fue asesinado. 

La Fiscalía de Sonora ha dicho que la camioneta fue atacada “cientos de veces ya que en el lugar se encontraron más de 100 casquillos percutidos de varios calibres”, ha informado el diario mexicano Milenio.

Por su parte, Televisa ha indicado que Mendoza, conocido como "El Ronni", y las otras dos víctimas fueron asesinados con 300 tiros.

Según varios medios, los hechos se registraron en Ciudad Obregón, Sonora, cerca de las seis de la tarde.

El diario mexicano Excélsior ha precisado que hasta el momento las autoridades no tienen indicios de los responsables del crimen.

Usuarios de redes sociales han compartido un video donde supuestamente se puede observar el momento en donde le empiezan a disparar a la camioneta en la que se encontraban las víctimas.

Mendoza había ganado reconocimiento recientemente por interpretar música regional y hace poco había lanzado un narcocorrido.

El crimen organizado ha cobrado la vida de varios cantantes regionales en México en los últimos años.