Nikolas Cruz ataca a un guarda con una pistola eléctrica y provoca una pelea salvaje en la cárcel

El oficial le dijo que "no arrastrara las sandalias" y el joven respondió con un gesto grosero y un puñetazo que comenzó la pelea. Esto es lo que sucedió a continuación

Nikolas Cruz se enfrenta a nuevos cargos por atacar un oficial de la prisión en la que se encuentra arrestado desde que el pasado 14 de febrero asesinara a 17 estudiantes y profesores en su escuela de Parkland (Florida). Cruz, que podría enfrentarse por estos crímenes a la pena de muerte, está ahora acusado además de atacar al guardia de la cárcel con un “arma química o eléctrica”, según ha indicado la oficina del sheriff del condado de Broward.

El ataque tuvo lugar a las seis de la tarde del martes: el sargento Raymond Beltrán le dijo a Cruz que “no arrastrara las sandalias” durante un paseo diario, según el reporte oficial, a lo que el joven respondió con un gesto grosero con el dedo, primero, y luego con un puñetazo.

Ambos se enzarzaron entonces “en un altercado físico”, terminaron en el suelo y Cruz se hizo entonces con la pistola aturdidora del oficial, que fue disparada aunque se desconoce si llegó a golpear a alguien.

Beltrán si encajó varios puñetazos de Cruz, según afirma el reporte citando las imágenes de las cámaras de vigilancia, hasta que le devolvió un golpazo con la pistola en el puño y el joven pudo ser puesto bajo custodia. El informe no menciona la gravedad de las heridas que ambos pudieron haber sufrido.