IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un juez mexicano frena la entrega rápida del narco Rafael Caro Quintero a EE.UU.

Su familia solicita un procedimiento judicial de extradición. López Obrador desmiente que la DEA participara en el arresto, asegura que se enteró cuando ya estaba detenido, y niega que hablara sobre el asunto con Biden en la Casa Blanca.

Un juez federal mexicano suspendió la extradición inmediata del narcotraficante Rafael Caro Quintero a Estados Unidos, aceptando el recurso presentado por su familia para exigir que sea sometido al procedimiento judicial previsto en el tratado entre ambos países, según adelantó este lunes el diario Milenio y confirmó Noticias Telemundo.

Caro Quintero fue informado durante el fin de semana de que Estados Unidos había pedido su extradición, aunque la solicitud era provisional a la espera de enviar la documentación requerida.

Rafael Caro Quintero
Imagen de la captura del narco.Fiscalía de México

El fundador del Cártel de Guadalajara, de 69 años, era la persona más buscada por la agencia antinarcóticos estadounidense DEA (en inglés). Fue localizado el viernes escondido entre matorrales por un perro de las autoridades mexicanas en un lugar remoto de Sinaloa.

"Se concede la suspensión de plano, para el efecto de que no se ejecute y el interesado quede en el lugar donde se encuentre a disposición de este órgano jurisdiccional de amparo, sólo en lo que se refiere a su libertad personal, hasta que se resuelva el presente juicio de amparo", dictaminó el Juzgado Decimotercero de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México.

[Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán le tiene miedo a la oscuridad, según una experta que conversó con el capo]

Caro Quintero permanece preso en la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, a unas 50 millas (80 kilómetros) al oeste de la capital.

Era buscado por el secuestro y asesinato en 1985 del agente de la DEA Enrique Kiki Camarena y otros crímenes relacionados con el narcotráfico y la delincuencia organizada.

Helicóptero Black Hawk de la Marina de México se estrella cerca de Los Mochis, Sinaloa, el 15 de julio de 2022.
Helicóptero Black Hawk de la Marina de México se estrella cerca de Los Mochis, Sinaloa, el 15 de julio de 2022.Periódico Mercurio vía Cruz Roja Mexicana

Durante el operativo para detener a Quintero el viernes, ya cumplida su captura, un helicóptero con 15 marinos que habían participado en la misión se desplomó cerca del Aeropuerto Internacional de Los Mochis, Sinaloa. El saldo fue de 14 personas muertas y una herido de gravedad que continúa hospitalizada en una unidad de cuidados intensivos.

La Marina ha sostenido desde el viernes por la tarde, cuando dio a conocer el percance y hasta ahora, que se trató de un accidente. Este lunes, las autoridades negaron que algún grupo delictivo hubiese derribado la aeronave militar Black Hawk y señalaron que la investigación sobre la causa del desplome llevará entre uno y dos meses, según fuentes consultadas por el diario El Universal.

La DEA, que ofrecía una recompensa de 20 millones de dólares, informó el viernes de su participación en la captura. Sin embargo, el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, precisó en un comunicado que “ningún oficial de Estados Unidos participó en la operación táctica que resultó en el arresto de Caro Quintero", que fue "realizada exclusivamente por el Gobierno mexicano”. 

En ese sentido, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes en su rueda de prensa de la mañana: “La DEA no tuvo injerencia directa. Se pidió información para que colaboraran con información, pero no se llevó a cabo. A partir de ahí y desde antes, la Secretaría de Marina de México llevó a cabo toda la investigación y la aprehensión del señor Caro Quintero".

"Yo me enteré cuando lo habían detenido”, agregó, "si hay una orden, se tiene que ejecutar. Es más, es un asunto de rutina, no hace falta que me consulten. Porque no hay impunidad para nadie".

Caro Quintero fue detenido apenas dos días después de la visita de López Obrador (apodado AMLO) a la Casa Blanca. El líder mexicano negó sin embargo haber hablado de ello con el presidente, Joe Biden, durante la cumbre:  "No, no, no, no, yo no trato estas cosas, estos son acuerdos que tienen que ver con intereses nacionales. Un presidente de México no puede ir a tratar con un presidente de otro país el asunto de un presunto delincuente, eso a lo mejor lo hacían antes, nosotros no".

El narcotraficante llevaba nueve años prófugo de la justicia, tras su escandalosa liberación nocturna por parte de un juez en 2013, cuando le quedaban por cumplir aún 12 años de condena en México.