Por qué los túneles bajo la frontera entre EE.UU. y México pueden valer millones de dólares para los traficantes

Bajo el muro entre ambos países se esconden millas de pasajes que las patrullas no alcanzan a vigilar a lo largo de un sistema de drenaje que conecta los dos lados de la frontera desde hace casi 80 años. Este domingo, las autoridades revelaron el túnel número 127 en el sector de Tucson, Arizona, desde 1990.
Túnel en Nogales
Agentes de la Patrulla Fronteriza descubrieron un nuevo túnel excavado a mano cerca de la frontera de Nogales el sábado 17 de octubre de 2020.U.S. Border Patrol

Mientras el muro fronterizo se levanta entre Estados Unidos y México, el tráfico de drogas no cesa bajo tierra. Las patrullas de ambos países encuentran túnel tras túnel, perforados en el sistema de drenaje de 80 años que conecta ambos países a 15 pies bajo tierra. El sábado localizaron el último, excavado a mano cerca de la frontera mexicana de Nogales.

Los agentes ubicaron la salida del túnel de dos pies por dos pies aproximadamente a media milla al oeste del puerto de entrada de DeConcini y unos tres pies al norte de la frontera. La Guardia Nacional de México ubicó su entrada en el piso del Sistema de Drenaje de Grand Avenue existente en México. 

Este es el túnel descubierto número 127 en el sector de Tucson desde 1990 y el primero descubierto este año fiscal. El angosto pasaje se extendía aproximadamente 10 pies y no tenía apuntalamiento, ventilación ni iluminación, según las autoridades.

“Nogales es la capital de los túneles transfronterizos entre México y Estados Unidos”, señala a The Washington Post Ricardo Santana Velázquez, cónsul general de México en Nogales, Arizona.

[Estas son las posibles consecuencias del arresto del general Cienfuegos, según analistas]

Los funcionarios aseguran que la cooperación entre la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos y el Gobierno de México juega un papel vital en la seguridad fronteriza. 

La cocaína suele viajar hacia el norte a través del alcantarillado: a veces flotando en bolsas sobre un río de aguas residuales, otras se arrastran con con la mercancía entre barro y excrementos hasta que llegan a suelo estadounidense.

Un túnel de tráfico de drogas desde México descubierto por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en Nogales, Arizona, el 22 de noviembre de 2011.Reuters

Siete millas de líneas de drenaje y alcantarillado forman parte del lado mexicano, vigilado en primera línea seis guardias nacionales con linternas. Un desafío diario desde que los traficantes descubrieron el sistema de drenaje de Nogales y empezaron a perforar. Las autoridades desconocen la cantidad de droga que cuelan, pero calculan que un túnel excavado a mano podría valer decenas de millones de dólares para los cárteles de la droga, según The Washington Post.

El equipo de la Guardia Nacional Mexicana ha encontrado túneles que conducían a lugares como un trozo de césped cubierto con maleza o incluso un cementerio, donde los traficantes habían retirado un cadáver para ingresar al oleoducto a través de la tumba.

El sistema de drenaje fue construido en la década de 1930 entre los dos países y conecta las ciudades gemelas de Nogales, México y Nogales, Arizona. Cuando se terminó a principios de la década de 1940 nadie intuyó las posibles consecuencias. Más de la mitad de los túneles encontrados debajo de la frontera entre Estados Unidos y México desde 1990 se descubrieron allí.

[‘El Chapo’ Guzmán fue quien entregó al general Salvador Cienfuegos a la DEA, según periodista mexicano]

Vigilar la frontera terrestre de 2,000 millas (3,218 kilómetros) entre Estados Unidos y México ya es bastante difícil pero patrullar bajo tierra en un sistema de drenaje envejecido es casi imposible: el sistema de drenaje está formado por una combinación de unas 16 millas de tubería, túnel y canal abierto que cruza la frontera por donde pasan entre 11 y 15 millones de galones de agua diarios de México a EE.UU., donde son tratados.

"Hay una razón por la que llaman a Nogales la capital del túnel de la frontera", señaló a The Washington Post John Mennell, portavoz de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos. "Pero también subraya la importancia del muro. Estos traficantes han sido llevados a la clandestinidad porque las rutas más fáciles ya no están disponibles", agregó.

El equipo de vigilancia estadounidense dispone de un simulador de túnel para entrenar a sus empleados y utiliza tecnología de vanguardia para patrullar, como dispositivos que miden los niveles de oxígeno o de gases nocivos. “Los estadounidenses lo tienen todo. Nosotros ni siquiera tenemos cascos", lamentó un miembro de la unidad mexicana a The Washington Post.

[Golpe al Cártel de Sinaloa: la DEA incauta en California el mayor cargamento de metanfetaminas de su historia]

En el lado mexicano, el techo del sistema de túneles parece estar debilitándose y los funcionarios locales han expresado su preocupación por la posibilidad de colapso.  “Cada vez que alguien perfora el costado de la infraestructura, la debilita aún más”, recordó al mismo diario Luis Ramírez, asesor de la Autoridad Portuaria del Gran Condado de Nogales Santa Cruz

“Las agencias policiales de ambos lados con frecuencia patrullan los túneles de manera conjunta. Entendemos que esta actividad delictiva afecta la seguridad fronteriza, dijo Santana, el cónsul general mexicano.

Un túnel subterráneo en Arizona, en a la frontera entre Estados Unidos y México, se tapa con concreto el 22 de mayo de 2014.Reuters

En varios casos, la patrulla mexicana ha encontrado hombres en la alcantarilla que parecían estar cavando. Pero debido a que técnicamente todavía estaban en suelo mexicano y no estaban en posesión de drogas, no se presentaron cargos.

“Los túneles transfronterizos son la realidad paralela y subterránea del tráfico ilícito de armas, dinero, drogas y personas, que ya no se puede ignorar”, recordó Santana.

Con información de The Washington Post.