Mujeres muestran su ropa interior en las redes sociales para frenar los abusos sexuales

“Me acabas de violar”, dijo ella. “No, sólo hemos tenido sexo”, respondió él. La justicia emitió su veredicto, pero una protesta ha llenado las redes sociales de tangas y bragas.

“Me acabas de violar”, dijo la joven, de 17 años. “No, sólo hemos tenido sexo”, respondió el hombre, de 27. Sucedió en una pradera de Cork (Irlanda). Ella le denunció por violación, y le llevó ante la corte.

Él intentó demostrar que la relación había sido consensuada, y para ello, su abogada, Elizabeth O'Connell, presentó una prueba al final del juicio: la ropa interior de la denunciante: “Tienen que ver cómo iba vestida, con una tanga con un lacito”. Según la abogada, eso demuestra que la mujer se sentía atraída por el hombre, y ello supuestamente cimentaría que la relación fue consensuada.

El hombre fue absuelto por un jurado formado por ocho hombres y cuatro mujeres, según informa la cadena CNN, pero las redes sociales han explotado en una protesta colectiva, en la línea del movimiento #MeToo de denuncia de abusos sexuales. La etiqueta ahora es #ThisIsNotConsent, lo que en español significa “Esto no es consentimiento”, y viene acompañada por fotos de ropa interior, reafirmando que una mujer puede vestir como quiera sin que eso signifique que está dando permiso a nadie para poder abusar de ella sexualmente.

Cientos de personas han participado además en protestas frente a la corte irlandesa, donde dejaron ropa interior, o colgándola de farolas en la capital del país, Dublín, según informa la radiotelevisión pública británica.