IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Muere a los 80 años el batería de los Rolling Stones, Charlie Watts

El músico falleció en un hospital de Londres poco después de anunciarse que no participaría en la gira del grupo por problemas médicos.

Charlie Watts, batería de la legendaria banda musical The Rolling Stones, falleció en Londres a los 80 años, según un comunicado de su publicista, Bernard Doherty, al que tuvo acceso la cadena de noticias NBC News.

“Anunciamos con una inmensa tristeza la muerte de nuestro querido Charlie Watts”, aseguraba el comunicado, “falleció pacíficamente en un hospital de Londres esta mañana rodeado por su familia”.

“Charlie fue un querido esposo, padre y abuelo y, como miembro de The Rolling Stones, uno de los mejores baterías de su generación”, agregó.

Modesto e inquebrantable, Watts ayudó a anclar una de las mejores secciones rítmicas del rock y usó su "trabajo diario" para apoyar su amor por el jazz.

Watts había anunciado que no viajaría con los Stones en 2021 debido a un problema de salud indefinido.

El tranquilo y elegantemente vestido Watts a menudo se categorizaba junto con Keith Moon, Ginger Baker y un puñado de otros como un baterista de rock de primer nivel, respetado por todo el mundo por su estilo fuerte y oscilante a medida que la banda ascendía desde sus desaliñados comienzos hasta el estrellato internacional.

Se unió a los Stones a principios de 1963 y permaneció durante los siguientes 60 años, justo detrás de Mick Jagger y Keith Richards como el miembro más duradero y esencial del grupo.

[Rolling Stones tocará concierto gratuito en La Habana]

Los Stones comenzaron, dijo Watts, "como unos tipos blancos de Inglaterra tocando música afroamericana", pero rápidamente desarrollaron su propio sonido distintivo.

Watts fue baterista de jazz en sus primeros años y nunca perdió su afinidad por la música que amaba desde el principio: dirigió su propia banda de jazz y asumió muchos otros proyectos paralelos.

Canciones clásicas de los Stones como Brown Sugar y Start Me Up a menudo comenzaba con un duro riff de guitarra de Richards, seguido de cerca por Watts y luego Wyman, como le gustaba decir al bajista, "engordaba el sonido".