Motel 6 pagará multa millonaria por entregarle a ICE su lista de huéspedes

La cadena de hoteles también destinará una parte del dinero a organizaciones sin fines de lucro que apoyan a los inmigrantes.

Motel 6 pagará 7.6 millones de dólares por una demanda colectiva luego de que empleados suyos filtraran información a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), anunció una organización latina de derechos civiles.

El Fondo México Americano para la Defensa Legal (MALDEF), uno de los grupos demandantes, dijo que la cadena de hoteles compensará a las personas que fueron interrogadas en sus instalaciones por agentes de inmigración y luego deportadas.

MALDEF presentó la demanda ante la Corte Federal en Phoenix en enero de este año en nombre de ocho personas afectadas en 2017 en dos de las instalaciones en Phoenix.

Ese mismo mes, la Oficina del Procurador de Justicia del estado de Washington presentó otra demanda contra la empresa por las mismas razones.

Motel 6 compartió listas de los hospedados con los oficiales de ICE, lo que llevó al arresto de al menos 20 huéspedes indocumentados.

MALDEF argumentó que al colaborar con ICE, los empleados de la cadena estadounidense discriminaron a los huéspedes latinos, por lo que la cadena hotelera violó el derecho a la Cuarta Enmienda de permanecer libre de búsquedas irrazonables, así como las leyes de privacidad y protección del consumidor de Arizona.

Señaló que aunque aún no está claro cuántas personas pueden ser elegibles para recibir una indemnización, podrían ser numerosas.

"Motel 6 reconoce plenamente la seriedad de la situación y acepta la responsabilidad total de compensar a los que sufrieron daños y de tomar las medidas necesarias para garantizar la protección de la privacidad de nuestros huéspedes", dijeron G6 Hospitality y MALDEF al medio Phoenix New Times.

Cada persona que se hospedó en un Motel 6 entre el 1 de febrero de 2017 y el 2 de noviembre de 2018, cuya información fue entregada a las autoridades de Inmigración, recibirá una compensación.

Las dos partes propusieron que los fondos restantes se distribuyan a organizaciones como Proyecto de Derechos de Inmigrantes y Refugiados de Florence, con sede en Arizona.

También a Proyecto de Derechos de los Inmigrantes del Noroeste de Washington; Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes, y TheDream.US, que otorga becas universitarias para jóvenes indocumentados.

Ambas partes están en espera de que los términos del acuerdo sean aprobados por el juez de distrito de los Estados Unidos David G. Campbell.