México y EEUU pactan plan milonario en Centroamérica y frontera sur mexicana para frenar migración

La administración Trump invertirá 5,800 millones de dólares en países centroamericanos y 4,800 millones para la frontera sur mexicana para evitar caravanas, anunció el canciller mexicano

Estados Unidos ha prometido 5,800 millones de dólares en ayuda para fortalecer el desarrollo económico y gubernamental en Centroamérica, y otros 4,800 millones de dólares en el mismo tipo de ayuda para el sur de México.
La ayuda de los Estados Unidos tiene como objetivo promover mejores condiciones de seguridad y oportunidades de empleo como parte de un plan regional para permitir que los centroamericanos permanezcan en sus países y no tengan que emigrar.

"México y Estados Unidos hoy se comprometen a fortalecer y ampliar nuestra cooperación bilateral para fomentar el desarrollo económico y aumentar la inversión en el sur de México y en Centroamérica, para crear una zona de prosperidad", dijo en un mensaje a medios el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).
Al leer la declaración conjunta, el canciller dijo estar "optimista" con este plan conjunto que buscará además una Centroamérica "más próspera y segura" detonando la inversión, tanto pública como privada, en estas regiones tradicionalmente emisoras de migración.
"Estamos comprometidos a promover un fuerte crecimiento económico regional, empleos mejor remunerados y mayores oportunidades para todos nuestros ciudadanos", leyó Ebrard, que consideró que esta declaración demuestra la importancia que ambos países otorgan a la relación bilateral y dan fe de un "espíritu de cooperación fuerte".
De esta manera, el canciller señaló que Estados Unidos recibió "con beneplácito" el plan de desarrollo de México con los países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras), firmado el pasado 1 de diciembre, día en que Andrés Manuel López Obrador asumió la Presidencia mexicana.
"México y los Estados Unidos liderarán el trabajo con socios regionales e internacionales para construir una Centroamérica más próspera y segura, y así abordar las causa subyacentes de la migración", apuntó.
En el sur de México, Ebrard recordó que el Ejecutivo tiene planeado invertir 25.000 millones de dólares en cinco años.
Mientras que Estados Unidos buscará ampliar la inversión privada y pública en México hasta 4.800 millones de dólares. Y 2.000 millones de dólares de estos se destinarían al sur del país, la zona más rezagada de la segunda potencia latinoamericana tras Brasil.
El canciller anunció también una reunión de altos funcionarios de ambos gobiernos para finales de enero de 2019 para evaluar este nuevo plan y crear un marco estratégico.
Este programa conjunto, aseguró Ebrard, da seguimiento a la carta que López Obrador, entonces presidente electo de México, envió en julio al jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, para tratar temas como el fenómeno migratorio, buscando así su apoyo. 
No dejó  claro si México daría algo a cambio y tampoco dio detalles sobre ciertos cambios en la política migratoria en México que serían anunciados mañana.

Según informes, Estados Unidos han querido que México permita que los migrantes que buscan asilo en los Estados Unidos permanezcan en México mientras se procesan sus solicitudes.