IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

De trabajador agrícola a astronauta: la “asombrosa” historia del latino José M. Hernández que inspiró una película

Uno de los pocos astronautas latinos de la NASA, hijo de inmigrantes mexicanos, fue rechazado más de 10 veces antes de poder ir al espacio. Su perseverancia y la “receta del éxito” que le inculcó su padre ahora inspiran a otros en el filme ‘A Million Miles Away’.

Por Liz Calvario - TODAY

Fueron cinco los "ingredientes" clave que el padre de José M. Hernández le dio para lograr la "receta" del éxito.

Hernández es uno de los pocos astronautas latinos de la NASA, y su inspiradora historia es el centro de la recién estrenada película biográfica de Prime Video A Million Miles Away (A millones de kilómetros), con el actor Michael Peña en el papel del ingeniero y exastronauta latino.

Es probable que el público se sienta inspirado por el inquebrantable empuje y la determinación de Hernández para alcanzar su sueño: trató de ser admitido en el programa espacial y fue rechazado 11 veces antes de que lo aceptaran.

[El primer astronauta salvadoreño se convierte en ayudante de Santa Claus]

Desde pequeño, Hernández y sus hermanos ayudaban a sus padres, Salvador y Julia Hernández, trabajadores agrícolas migrantes, a recoger productos en los campos del valle de San Joaquín, en California.

Aunque a menudo faltaba a la escuela, Hernández estaba fascinado con las estrellas y el espacio y tenía un gran sueño en mente: convertirse en astronauta.

"La historia de José era tan asombrosa, tan hermosa, honesta e ineludible que tenía que hacerla", cuenta la directora del filme, Alejandra Márquez Abella "Tuve la experiencia de hacer un paralelismo con su historia. Si él pudo lograr todo esto, entonces yo también podía".

[El 'accidente' que convirtió a este latino en el astronauta de EE.UU. que más tiempo ha permanecido en el espacio]

La historia también impresionó al actor Michael Peña. "Mi madre creció no muy lejos de donde rodamos la película en México", dijo Peña en las notas de producción sobre la historia de Hernández.

"Ninguno de mis padres tuvo muchas oportunidades. Cada uno tenía dos trabajos a tiempo completo para que pudiéramos ir a buenas escuelas privadas, lo cual cambió mi actitud sobre lo que era posible. Llegar a ser actor no es lo mismo que ser astronauta, pero es un sueño casi descabellado para cualquiera", añadió.

Una historia de la vida real

La película está basada en la autobiografía de Hernández, Reaching for the Stars: The Inspiring Story of a Migrant Farmworker Turned Astronaut, publicada en 2012.

Tras rechazar otros proyectos que buscaban contar su historia, Hernández quedó impresionado con la visión de los productores, la directora y los guionista.

"Yo había escrito un par de libros y daba charlas motivacionales", explica Hernández en las notas de producción de la película. "Mi propósito es animar a los niños de cualquier cultura o raza a alcanzar su máximo potencial. Vi la lista de películas que este equipo ha producido y supe que estos chicos eran cineastas serios que podían ayudar a llevar mi mensaje a un público más amplio".

Para Márquez Abella, era importante que ella y Hernández mantuvieran una estrecha relación, que cultivaron con el tiempo.

"Siendo mexicanos los dos, fue fácil (formar) una relación muy familiar desde el principio. Fui a su casa, visité a su familia, a sus hijos, a su esposa, a sus padres", cuenta. "Fue algo muy agradable, no sólo porque quería observar y explorar su vida y su carácter, sino también porque quería tener a alguien que pudiera comprobar todos los aspectos técnicos que necesitaba la película. Siempre estaba cerca y fue una experiencia muy agradable".

Una profesora que cambió su vida

Aunque Hernández nació en French Camp, California, sus padres eran originarios de Michoacán, México. Como se describe en la película, y según confirma Márquez Abella, la familia de Hernández trabajba en las cosechas estacionales. De niño, Hernández ayudaba en el campo a sus padres.

Hasta los 12 años, Hernández sólo hablaba español y asistió esporádicamente a la escuela. La película muestra a su profesora de segundo curso, la señorita Young (Michelle Krusiec), visitando su casa y hablando con sus padres sobre la importancia de establecerse para que sus hijos pudieran tener una buena educación.

"Fue una historia real. Ella fue a su casa cuando él era niño y convenció a los padres para que se quedaran en Stockton y dejaran de moverse por California y México", cuenta Márquez Abella. "Y ese fue un momento muy (grande) en la vida de José porque lo cambió todo".

"Por supuesto, tuvimos que añadir algunas chispas para que la historia quedara como queríamos", dijo. "Pero sí, la historia es real".

Márquez Abella aclara que la escena en la que Young visita a Hernández, justo antes de que se fuera al espacio, fue "una chispa añadida".

[Un hombre se hace pasar por astronauta y le pide a una mujer $30,000 para regresar a la Tierra y casarse con ella]

Cuando la familia se asentó, Hernández se graduó en la Franklin High School de Stockton y utilizó la "hoja de ruta" de su padre para hacer realidad su sueño.

Los consejos de un padre

El padre del exastronauta, Salvador Hernández, le daba sabios consejos a su joven hijo cuando se frustraba por tener que recolectar productos en el campo. Esta fue la "receta" del éxito que le inculcó:

  • "Encuentra tu meta".
  • "Conoce lo lejos que estás".
  • "Traza una hoja de ruta".
  • "Si no sabes cómo, aprende".
  • "Cuando creas que lo has logrado, probablemente tengas que trabajar aún más".

"Esa es la receta que el padre de José le daba mientras trabajaban en el campo cuando era pequeño y fue algo que ocurrió de verdad", revela Márquez Abella.

"Esto no estaba en el guión, pero cuando estaba montando la película, pensé que el filme tenía la misma estructura que la receta. El filme sigue esos principios, así que se centró en esas diferentes etapas de éxito en la vida de José", explica.

"Decidí que debíamos dividirla en capítulos con esos ingredientes", continúa, añadiendo que esa fórmula "tenía sentido" y "llevaría al público de una forma mucho más clara a través del sueño".

"Quiero ser astronauta"

En 1984, Hernández se licenció en ingeniería eléctrica en la Universidad del Pacífico. Dos años más tarde, obtuvo un máster en ingeniería eléctrica e informática en la Universidad de California, en Santa Bárbara.

['El estafador de Tinder' muestra los riesgos del internet: los fraudes románticos alcanzan los $1,000 millones, según el FBI]

Tras obtener su máster, trabajó en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, en el norte de California. Allí era uno de los pocos latinos. En la película se le confunde con el conserje.

Una vez allí, según las notas de producción, él y un colega codesarrollaron la primera mamografía digital de campo completo.

En la película, Rosa Salazar interpreta a Adela Hernández, la esposa de Hernández. Cuando empiezan a salir, ella le pregunta: "¿Cuál es tu gran meta? ¿Sueño?".

"Quiero ser astronauta", le responde él, mientras Adela Hernández estalla en carcajadas. Cuando ve que él no se ríe, ella le dice: "Dios mío, lo dices en serio. Ok".

Ella sería fundamental para hacer realidad el sueño de su marido, apoyándolo tras cada rechazo e impulsándolo a superarse. Tienen cinco hijos: Julio, Karina, Vanessa, Marisol y Antonio.

Como muestra la película, Hernández llegó a tener un restaurante a las puertas del Centro Espacial Johnson llamado Tierra Luna Grill.

No hizo caso a los rechazos

A pesar de ser rechazado año tras año, Hernández se presentó 12 veces al programa de formación de la NASA antes de ser aceptado en 2004, a la edad de 42 años. En la película aparece guardando todas las cartas de rechazo, pero la directora no cree que las guardara.

["Me encantaría ir a Marte": dice el piloto puertorriqueño candidato para ser astronauta de la NASA]

Para completar su solicitud, se convirtió en submarinista certificado, obtuvo su licencia de piloto y aprendió a hablar ruso.

Finalmente, el 29 de agosto de 2009, Hernández conseguiría ir al espacio. Viajó 14 días como miembro de la tripulación del transbordador Discovery, que transportó siete toneladas de equipos y suministros a la Estación Espacial Internacional.

Según la película, "comió tacos y escuchó 'El Hijo del Pueblo' de José Alfredo Jiménez allá arriba".

Su viaje lo convirtió en la primera persona que ha hecho trabajos agrícolas y ha viajado al espacio.

La vida después del espacio

Hernández vive en Stockton, California, donde dirige Tierra Luna, la empresa de consultoría aeroespacial que cofundó. Como se señala al final de la película, sigue recogiendo uvas con su padre, pero esta vez en su viñedo, donde fabrican y venden su propia línea de vinos, Tierra Luna Cellars.

[El ADN de un astronauta cambió tras casi un año en el espacio] 

También imparte conferencias motivacionales y participa como invitado en eventos. Actualmente, según la película, él y su mujer están construyendo una casa en la que planean vivir cuando se jubilen.

Hernández dice que espera que la película inspire a la gente a "perseguir sus propios sueños" como él hizo con los suyos.

"Considero un honor que se cuente la historia de mi vida en forma de película y por una directora excepcional como Alejandra", afirma. "Espero que la película sirva para motivar a mucha gente a perseguir sus propios sueños con la misma pasión que yo tuve para perseguir los míos".

En cuanto a Márquez Abella, quiere que la gente sepa que puede hacer lo que se proponga, así como destacar a "las personas que se toman el tiempo de recoger la comida y llevarla a las mesas".

"Tenemos que estar agradecidos por todos esos (trabajos) que nadie quiere hacer, pero (son) los más necesarios e importantes", afirma. "Para mí, lo importante es decir que esos trabajos son honorables y te dan tu ética de trabajo y te dan tu moral. A partir de ahí construirás lo que quieras hacer. No tienes que convertirte en otra persona, no tienes que ser otra persona. Sólo tienes que mirar adentro y luego mirar afuera", concluye.

A Million Miles Away se puede ver en la plataforma de streaming Prime Video.