Mensajes de texto sugieren que Kavanaugh quería refutar acusación antes de que se hiciera pública

Una antigua compañera de clase del candidato a la Corte Suprema ha contactado al FBI pero no ha recibido ninguna respuesta.

Días antes de que se hiciera pública la acusación contra el candidato a la Corte Suprema Brett Kavanaugh por parte por una compañera de clase en la universidad, el juez y su equipo se comunicaron en secreto con algunos amigos para refutar su alegación, según mensajes de texto obtenidos por NBC News.

Kerry Berchem, quien estudiaba en Yale con Kavanaugh y con su acusadora, Deborah Ramírez, ha intentado hacerles llegar estos mensajes al FBI para su nueva investigación, pero dice que aún no ha sido contactada por la oficina.

Los textos entre Berchem y Karen Yarasavage, ambos amigos de Kavanaugh, sugieren que el candidato habló personalmente con antiguos compañeros de clase sobre la historia de Ramírez antes de que un artículo en el diario The New Yorker hiciera pública su acusación.

En uno de los mensajes, Yarasavage dijo que Kavanaugh le pidió que testificara en su defensa. Otros dos mensajes muestran que hubo comunicación entre el equipo del juez y otros excompañeros de clase antes de que todo saliera a la luz.

Los mensajes de texto también demuestran que Kavanaugh y Ramírez estaban más conectados socialmente de lo que se había dicho y que Ramírez se sentía incómoda con Kavanaugh cuando coincidieron en una boda diez años después de graduarse. Los esfuerzos de Berchem también muestran que algunos posibles testigos no han podido trasmitir información de valor al FBI.

Este lunes, un alto funcionario confirmó que la Casa Blanca ha autorizado al FBI a ampliar su investigación, inicialmente limitada a realizar entrevistas a cualquier persona que considerara necesaria, siempre y cuando esta revisión finalice a finales de esta semana. El diario New York Times informó por primera vez el cambio en el alcance de la pesquisa.

Luego de hacerse de una copia de un memo que Berchem escribiera sobre estos mensajes de texto, NBC News hizo contacto con ella en busca de comentarios.

En una declaración a NBC News, la mujer, quien es socia del bufete de abogados Akin Gump, dijo: “Entiendo que el presidente Trump y el Senado estadounidense hayan ordenado una investigación del FBI sobre ciertas acusaciones de mala conducta sexual por parte del candidato Brett Kavanaugh. No tengo conocimiento directo o indirecto sobre ninguna de las acusaciones en su contra. Sin embargo, he recibido mensajes de texto de un amigo común de Debbie y mío que plantean preguntas relacionadas con las acusaciones. No he sacado ninguna conclusión sobre lo que estos mensajes puedan significar o no, pero sí creo que merecen ser investigados por el FBI y el Senado.”

Este domingo, Berchem le envió su memo en un correo electrónico al agente del FBI J. C. McDonough. Al no obtener respuesta, le reenvió el resumen el lunes en la mañana junto con capturas de pantalla de algunos mensajes que ella creía que plantean cuestiones que deberían investigarse.

"Estoy segura de que está muy ocupado y espero que me responda", escribió ella.

La nota de Berchem que resume su correspondencia con Yarasavage muestra que hay un círculo de amigos de Kavanaugh que pueden tener información pertinente y pruebas relevantes para la investigación, y que pudieran no ser entrevistados. El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, ya ha fijado la votación sobre la nominación de Kavanaugh en el Senado para esta semana.

Kavanaugh ha negado enérgicamente las acusaciones de Ramírez y de Christine Blasey Ford de que las agredió sexualmente cuando estaban en la escuela preparatoria, y las que hiciera Julie Swetnick sobre su participación en actos sexuales inapropiados en varias fiestas mientras era estudiante en la Escuela Preparatoria Georgetown, en la década de 1980.

La semana pasada, Berchem, de 51 años, graduada de Yale y residente de Connecticut, hizo contacto con la oficina del senador Richard Blumenthal.

Este senador demócrata forma parte del Comité Judicial.

“Escuchamos a Kerry Berchem a última hora del jueves y presentamos su resumen al Comité Judicial el viernes a primera hora”, informó una portavoz de Blumenthal en un comunicado a NBC News.

"Después de ciertos obstáculos en nuestra gestión, quedó claro que la mayoría del Comité no le había entregado su resumen al FBI y, de hecho, no tenía intención de entregárselo. Gracias a nuestra ayuda, Kerry misma le presentó su resumen al FBI”.

George Hartmann, portavoz de Charles Grassley, presidente del Comité Judicial del Senado y republicano por Iowa, dijo que “los mensajes de texto de la Sra. Berchem no parecen relevantes o contradecir el testimonio del juez Kavanaugh”.

“Este parece ser otro esfuerzo desesperado por destruir la nominación con insinuaciones infundadas de los demócratas, quienes ya han decidido votar en contra", opinó Hartmann.

Los mensajes de texto de Berchem con Yarasavage arrojan luz sobre el contacto personal de Kavanaugh con ciertos amigos, incluso que se hizo de una copia de una foto en la que aparece un pequeño grupo de amigos de Yale en una boda de 1997, a fin de mostrarse sonriendo junto a Ramírez diez años después de graduarse.

En aquella ocasión, Kavanaugh era el padrino y Ramírez una de las damas de honor de la ceremonia.

El domingo, Berchem contrató a un abogado que la ayudará a colocar su información en el destinatario adecuado. De acuerdo con su abogado, quien habló bajo condición de anonimato, la mujer le ha enviado dos veces su memorando al FBI y todavía no ha recibido ninguna respuesta. En él señaló dos mensajes de texto en particular.

En una serie de mensajes que se produjeron antes de la publicación de la historia en The New Yorker, Yarasavage escribió que había estado en contacto con "el tipo de Brett", y también con "Brett", que quería que declarara para refutar a Ramírez.

Según Berchem, Yarasavage también le dijo a su amiga que le entregó a Kavanaugh una copia de la foto de la fiesta de bodas, con un un mensaje de texto: “Tuve que enviársela también al equipo de Brett".

Mientras, Bob Bauer, quien fuera asesor del presidente Barack Obama en la Casa Blanca, dijo: “Sería sorprendente, y sin duda muy imprudente, que en algún momento el juez Kavanaugh haya hecho contacto directo con algún individuo que se cree posea información sobre alegaciones como esta. A los nominados normalmente se les aconseja que dejen en manos de su equipo legal y en de las nominaciones, la labor de seguimiento a cualquier cuestión que surja a partir de informes de prensa o de otra fuente, para llevarlo a cabo de manera apropiada”.

Además, los mensajes de texto muestran que Kavanaugh pudiera tener que ser interrogado sobre hace cuánto supuso que Ramírez lo acusaría. Berchem apunta en su memorando que Kavanaugh "y/o" sus amigos “pudieran haber iniciado una narrativa anticipatoria" desde julio pasado para “ocultar o desacreditar” a Ramírez.

Kavanaugh le dijo bajo juramento al Comité Judicial del Senado que la primera vez que se enteró de la acusación de Ramírez fue a través del artículo publicado el 23 de septiembre en The New Yorker.

El senador Orrin Hatch, republicano por Utah, le preguntó a Kavanaugh sobre cuándo escuchó por primera vez las acusaciones de Ramírez, y este le respondió: “En el artículo de The New Yorker”.

Un mensaje de texto enviado el 24 de septiembre muestra a Yarasavage aclarando que ella no refutó las afirmaciones de Ramírez del diario neoyorquino.

Tanto Kavanaugh como los republicanos han dicho que sus antiguos compañeros de clase, quienes emitieron una declaración anónima a The New Yorker, refutaron la acusación de Ramírez.

"Nunca dije que lo supiera... Dije que ella nunca me lo dijo, nunca escuché una palabra de esto y nunca lo vi. Los medios supusieron (que yo decía que ella mentía)”, dijo Yarasavage.

Yarasavage se negó a hablar con NBC News como lo hicieron otros compañeros de clase cuyos nombres aparecen en el memorando de Berchem y que pudieran poseer información valiosa para la investigación.

Finalmente, a Berchem le preocupa lo que presenció en la boda de 1997, en cuya fiesta se encontraban Ramírez y Kavanaugh.

Según la información proporcionada por Berchem, Ramírez trató de evitar al juez en la boda de sus dos amigos, Yarasavage y Kevin Genda.

Ramirez “se aferró a mí” en la boda, le escribió Berchem a Yarasavage en un mensaje de texto enviado el 24 de septiembre.

“Ella nunca se acercó a ellos”, en referencia a Kavanaugh y a sus amigos.

Incluso en la foto grupal, Ramírez intentaba mantenerse alejado de Kavanaugh, escribió Berchem.