IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Administración Biden revoca los contratos para la perforación en el Ártico que fueron aprobados por Trump

La medida supone un freno a los contratos acordados por el mandatario republicano, Donald Trump, que permitían la extracción de gas y petróleo en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, considerado un santuario.

La Administración del presidente, Joe Biden, suspenderá este martes los contratos para las exploraciones de petróleo y gas en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, revirtiendo así uno de los planes ambientalistas que el exmandatario, Donald Trump, promulgó en el último tramo de su Gobierno, según informaron varios medios nacionales en Estados Unidos.

De acuerdo con The New York Times, la secretaria del Interior, Deb Haaland, que es además la primera nativoestadounidense en ocupar un puesto de Gabinete, dará a conocer este martes la revocación formal de las licitaciones a través de una orden ministerial. La medida, que provocaría una batalla legal en los tribunales, pretende anular al menos una docena de contratos en una extensión prácticamente virgen, con pocos vestigios de actividad humana, que tanto demócratas como republicanos han tenido en la mira desde hace cuatro décadas.

[Trump defiende su política ambiental y ataca las propuestas demócratas]

“No es una sorpresa. Desde la Administración de [Jimmy] Carter, si el refugio se puede licitar lo determina el partido que esté en la Casa Blanca”, señalo Marcella Burker, abogada especialista en política energética y exfuncionaria del Departamento del Interior en el Gobierno de Trump.     

Vista aérea de una zona del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico. AP

Según The Washington Post, que consultó a varias fuentes bajo anonimato, uno de los cimientos en los que se basará la decisión de Haaland para dejar sin efecto la orden de Trump será que los funcionarios del anterior Gobierno “no siguieron los procedimientos adecuados” con la licitación de concesiones.

“Desde que iniciamos este esfuerzo, siempre nos han dicho que debemos trabajar de una buena manera y al hacerlo, habrá buenos resultados. Prueba de ello es lo que estamos viendo hoy”, declaró Tonya Garnett, coordinadora del Native Village of Venetie Tribal Goverment a través de un comunicado al The New York Times.  

El intento de Trump, a dos semanas antes de la juramentación de Biden como presidente, era permitir la perforación de unos 50 millones de hectáreas, entre las que se incluyen dos gélidos mares del océano Ártico: el mar de Beaufort y el de Chukotka, donde viven los indígenas chucotos y es hábitat de especies como los osos polares y los carubúes.

De inmediato, organizaciones como Earthjustice, anunciaron acciones judiciales.

“Este es el esfuerzo repentino de la Administración de Trump para vender tierras irremplazables en el Refugio. Ya estamos en la corte impugnando la decisión de la administración de abrir toda la llanura costera al arrendamiento, y mantendremos nuestra postura contra este intento apresurado de implementar este programa ilegal”, afirmó Erik Grafe, abogado gerente de Earthjustice. 

Se cree que en el suelo debajo de la llanura del refugio hay miles de millones de barriles de petróleo. 

Con información de EFE, The New York Times y The Washington Post