IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El fundador de Patagonia dona la empresa a la lucha contra la emergencia climática

La compañía, valorada en $3,000 millones, será propiedad de un colectivo que destinará todos los beneficios que no se reinviertan en el negocio a la lucha medioambiental.

Por Lora Kolodny — CNBC

El fundador de Patagonia, Yvon Chouinard, su cónyuge y sus dos hijos adultos, anunciaron este miércoles que donarán la propiedad de esta empresa de ropa y productos deportivos, que crearon hace 50 años, para dedicar todos los beneficios que produzca a partir de ahora a proyectos y organizaciones medioambientales y de lucha contra la emergencia climática. La empresa está valorada en unos 3,000 millones de dólares, según el diario The New York Times.

En una carta publicada en la web de Patagonia, Choiunard pidió “reimaginar el capitalismo” y señaló: “Aunque estamos haciendo todo lo posible para hacer frente a la crisis medioambiental, no es suficiente. Teníamos que hallar una forma de destinar más dinero a esta lucha manteniendo intactos los valores de la empresa. Una opción era vender Patagonia y donar el dinero. Pero no podíamos estar seguros de que un nuevo propietario mantuviera nuestros valores o mantuviera a nuestro equipo en todo el mundo".

"Otro camino era sacar la empresa a bolsa", agregó, "qué desastre habría sido; incluso las empresas con buenas intenciones están sometidas a demasiada presión para obtener beneficios a corto plazo a expensas de la vitalidad y la responsabilidad a largo plazo".

Las acciones de la empresa pasarán así a ser propiedad de un fideicomiso centrado en el clima y de un grupo de organizaciones sin ánimo de lucro, denominados Patagonia Purpose Trust y Holdfast Collective, respectivamente, dijo la empresa en un comunicado, señalando que “cada dólar que no se reinvierta en Patagonia se distribuirá como dividendos para proteger el planeta.”

El fideicomiso obtendrá todas las acciones con derecho a voto, que son el 2% del total, y las utilizará para crear una “estructura legal permanente que consagre el propósito y los valores de Patagonia.”

Será supervisado por miembros de la familia y asesores cercanos.

El Colectivo Holdfast posee todas las acciones sin derecho a voto de Patagonia, que ascienden al 98%.

Patagonia espera generar y donar unos $100 millones anuales. La empresa vende ahora ropa nueva y de segunda mano para actividades al aire libre como la acampada, la pesca y la escalada, y alimentos y bebidas elaborados a partir de fuentes sostenibles.

Como empresa certificada como B-Corp y California Benefit Corporation, Patagonia ya donaba el 1% de sus ventas a activistas, y pretende seguir haciéndolo. Menos de 6,000 empresas de todo el mundo están certificadas como empresas B-Corp. Deben cumplir unas estrictas normas medioambientales, sociales y de gobernanza y unos criterios de referencia establecidos por los Laboratorios B.

Ryan Gellert seguirá siendo el director general de Patagonia, y la familia Chouinard seguirá formando parte del consejo de administración de la empresa tras la ampliación de la estrategia filantrópica del fabricante de ropa. Tras informar a sus empleados el miércoles sobre este movimiento, la empresa actualizó su página web para afirmar que “la Tierra es ahora nuestro único accionista”.