IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Crece la zona muerta del Golfo de México

Las autoridades federales detectan un aumento superior a años anteriores y determinan las causas de este preocupante fenómeno.

Por The Associated Press

La conocida como zona muerta del Golfo de México, una superficie donde hay demasiado poco oxígeno como para que haya vida marina debido al uso de fertilizantes y otro tipo de productos contaminantes, se ha expandido este año más de lo previsto.

Científicos apoyados por la Oficina Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) determinaron que este área situada frente a las costas de Luisiana y Texas cubre unas 6,334 millas cuadradas (16,405 kilómetros cuadrados), explicó la agencia el martes en un comunicado.

 

 

En los últimos cinco años, el tamaño medio de esta zona hipóxica ha sido de 5,380 millas cuadradas (13,934 kilómetros cuadrados). Esta cifra es 2,8 veces mayor que el objetivo establecido por un grupo de trabajo federal de reducir la media quinquenal a 1,900 millas cuadradas o menos para 2035.

Debido a que las mediciones de un año a otro pueden variar ampliamente (las dimensiones este año son aproximadamente tres veces más grandes que las del 2020), la NOAA hace una media de varios años que "captura la verdadera naturaleza dinámica de la zona."

[Veranos de seis meses: el alerta sobre cambio climático que preocupa a los expertos]

Los cálculos de este verano fueron mayores que la zona de tamaño medio que la agencia predijo en junio basándose en los datos de escorrentía (corriente de agua) de nitrógeno y fósforo del río Mississippi.

La descarga del río que desemboca en el Golfo de México estuvo por encima de lo normal durante las tres semanas anteriores al estudio, que comenzó el 25 de julio y duró siete días. Fue realizado por científicos de la Universidad Estatal de Luisiana y el Consorcio Marino de Universidades de Luisiana.

"La distribución del bajo nivel de oxígeno disuelto fue inusual este verano. Las condiciones de bajo oxígeno estaban muy cerca de la costa y muchas  observaciones mostraban una falta casi total de oxígeno", explicó Nancy Rabalais, la investigadora principal.

 

 

Las actividades humanas en las zonas urbanas y agrícolas de toda la cuenca del río Mississippi son los principales motivos que causan cada año la zona muerta. El exceso de nutrientes fluye hacia el Golfo de México y estimula un crecimiento excesivo de algas, que mueren y se descomponen. Las algas consumen todo el oxígeno al hundirse en el fondo marino.

La NOAA destacó los esfuerzos para reducir la escorrentía de fertilizantes y otro tipo de contaminación que contribuyen a la zona hipóxica. Radhika Fox, administradora adjunta de la Agencia de Protección Medioambiental, señaló que también hay que tener en cuenta los efectos que produce la emergencia climática para obtener progresos.

[El calentamiento global se acelera, elevando el nivel del mar y alimentando incendios y otros fenómenos naturales destructivos]

"Este año hemos visto una y otra vez el profundo efecto que tiene el cambio climático en nuestras comunidades, desde la histórica sequía en el oeste hasta las inundaciones. El clima está directamente relacionado con el agua, incluido el flujo de contaminación de nutrientes hacia el Golfo de México", apuntó.