Más de 300 'sacerdotes depredadores' en Pennsylvania acusados de abuso en un informe del gran jurado

Más de 1,000 niños víctimas fueron identificados de los propios registros de la iglesia, según el informe.
/ Source: TELEMUNDO

Un informe del gran jurado de Pennsylvania divulgado el martes revela décadas de acusaciones de abuso infantil contra más de 300 "sacerdotes depredadores". También incluye alegaciones de que los líderes de la Iglesia Católica cubrieron los crímenes y obstruyeron la justicia para evitar el escándalo.

Más de 1,000 niños víctimas fueron identificados de los propios registros de la iglesia, según el informe.

"Creemos que el número real de niños cuyos registros se perdieron, o que tenían miedo de presentarse, es de miles", dijo el gran jurado en el informe publicado este martes por la tarde.

"Hoy, los habitantes de Pennsylvania pueden conocer el alcance del abuso sexual en las diócesis y, por primera vez, podemos comenzar a comprender el encubrimiento sistemático por parte de los líderes de la iglesia", dijo el martes el fiscal general de Pennsylvania, Josh Shapiro, en una conferencia de prensa en Harrisburg.

Este martes se cumplía la fecha límite establecida por el Tribunal Supremo del estado para la publicación del informe de 884 páginas que contiene algunos de los nombres de los integrantes del clero acusados.

"Permítanme aclarar que mi oficina no está satisfecha con la publicación de un informe redactado, cada escritorepresenta una historia incompleta de abuso que merece ser contada", agregó.

El informe, que fue el resultado de una investigación de aproximadamente dos años, se mantuvo bajo sello durante los pendientes desafíos judiciales por parte del clero. Los miembros del clero tenían hasta la semana pasada para tratar de que sus nombres fueran eliminados del esperado informe.

Se esperaba que las víctimas y los sobrevivientes de abuso sexual infantil dentro de la iglesia asistieran.

La investigación abarca las diócesis de Allentown, Erie, Greensburg, Harrisburg, Pittsburgh y Scranton. Algunas de las diócesis ya habían dado a conocer los nombres de los miembros del clero acusados ​​de abuso infantil antes del anuncio del martes.

La Corte Suprema de Pensilvania acordó considerar las afirmaciones de los sacerdotes de que el informe es inexacto y que divulgarlo con información que los identificara violaría sus derechos constitucionales y establecería argumentos orales para el tema en septiembre, según  el fiscal general Shapiro.

A fines del mes pasado, un sacerdote de la Diócesis de Greensburg, el reverendo John Sweeney, se declaró culpable de abusar sexualmente de un niño de 10 años. Sweeney fue el primer sacerdote condenado como resultado del gran jurado. Un sacerdote en Erie tiene cargos pendientes, pero el estatuto de limitaciones del estado por cargos de abuso infantil podría evitar algunos procesamientos, especialmente porque muchas de las acusaciones se remontan a décadas atrás.

"Como consecuencia del encubrimiento, casi todos los casos de abuso que encontramos son demasiado viejos para ser enjuiciados", escribió el gran jurado en el informe. "Pero eso no quiere decir que no haya más depredadores".