Los mexicanos aprueban en consulta popular 10 promesas clave de López Obrador, pero con baja participación

Un millón de personas validan el Tren Maya y otros nueve proyectos con lo que el nuevo presidente quiere revolucionar la economía mexicana.
Una mujer vota en la segunda consulta ciudadana este sábado en la Alcaldía de Tlalpan de la Ciudad de México (México) sobre diez proyectos prioritarios para el futuro Ejecutivo del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.
Una mujer vota en la segunda consulta ciudadana este sábado en la Alcaldía de Tlalpan de la Ciudad de México (México) sobre diez proyectos prioritarios para el futuro Ejecutivo del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.EFE / EFE
/ Source: TELEMUNDO

Cerca de un millón de mexicanos han respaldado este fin de semana los 10 proyectos que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sometió a consulta ciudadana, aunque la participación ha sido muy baja.

Han participado 925.168 ciudadanos, es decir, uno de cada 90 mexicanos registrados para votar. La participación fue muy elevada en el sur y sureste del país, donde se desarrollarán proyectos de gran envergadura, pero mucho menor en la Ciudad de México, donde se preguntaba sobre el nuevo aeropuerto.

Se sometían a consulta pública una decena de “programas prioritarios” de López Obrador, que asumirá la presidencia el 1 de diciembre. Entre ellos destacaba la construcción del Tren Maya, que busca unir cinco estados del sur-sureste de México, la región más rezagada económicamente del país. La iniciativa fue aprobada por el 90% de los votantes.

El anterior plebiscito, que tuvo lugar a finales de octubre y terminó con la cancelación del aeropuerto de Texcoco, un proyecto de 13.300 millones de dólares, recibió fuertes críticas por errores en el registro de votos en el primer día y por su baja participación, de 1,09 millones de sufragios, alrededor del 1 % del electorado. 

Se preguntaba también por la construcción de una refinería en el puerto de Dos Bocas y de un Tren Transísmico que conecte puertos en el océano Atlántico y el Pacífico; por la iniciativa de becas y empleos para 2,6 millones de jóvenes, con un costo de 110.000 millones de pesos (unos 5.400 millones de dólares); por la prometida pensión a todos los mayores de 68 años, con un gasto anual de unos 40.000 millones de pesos (unos 1.960 millones de dólares); por un programa de reforestación de selvas y bosques en el sureste del país, que crearía 400.000 empleos; por un programa de becas a todos los estudiantes de nivel medio superior; por la promesa de pensiones para un millón de personas con discapacidad; por la atención médica a toda la población sin servicio de salud; y por el acceso a Internet gratuito en espacios públicos.