Los abogados de El Chapo tienen un aliado inusual: Malverde, el llamado santo de los narcos

“Apareció milagrosamente”, dijo en broma el abogado de Guzmán, Eduardo Balarezo.

Una estatuilla de seis pulgadas de un hombre sentado sobre un trono púrpura sosteniendo un puñado de billetes y una bolsa de oro figura sobre una repisa en la oficina de los abogados de Joaquín Guzmán en la corte de Brooklyn, reportó el diario New York Post. La estatuilla, por supuesto, es la de Malverde: el santo de los narcos

Los abogados de El Chapo bien podrían necesitar de un milagro para lograr que su cliente sea absuelto de los 11 cargos que le imputa el Gobierno estadounidense. En el estado natal de Guzmán, Sinaloa, Malverde es una leyenda al estilo de Robin Hood, un hombre que robaba a los ricos para dar a los pobres a principios de siglo pasado.

“Apareció milagrosamente”, bromeó el abogado de Guzmán, Eduardo Balarezo, al periódico neoyorquino. El mismo miércoles que la fiscalía presentó a Jesús Zambada, presuntamente ex colaborador de El Chapo, para hundir a la defensa, la estatuilla hizo su misteriosa aparición en la corte de Brooklyn.

Este santo no reconocido por la iglesia católica se ha convertido hasta tal punto en un ícono de la narco cultura, que la fiscalía consideró apropiado preguntar a los posibles jurados si estaban familiarizados con él. Era una de las 120 preguntas del cuestionario que el juez, Brian Cogan, usó para cerciorarse de la neutralidad de los jurados.

Malverde se convirtió en algo más que un santo de los pobres de la mano de los narcotraficantes de Sinaloa, quienes se encomendaban a él para que los protegiera. Ahora es el patrón de los narcos mexicanos por excelencia y aunque Guzmán no puede acceder a la oficina donde lo tienen sus abogados, su esposa, Emma Coronel, sí puede.

Desde la ventana que da a la oficina del costoso equipo de abogados del narco mexicano en la corte de Brooklyn pueden verse los resplandecientes colores del figurín de Malverde. La estatuilla puede ser adquirida en Amazon por menos de 30 dólares.