López Obrador admite que fue él quien ordenó liberar al hijo de 'El Chapo' en el operativo fallido contra el Cártel de Sinaloa

El presidente mexicano primero aseguró no saber de la operación para detener a Ovidio Guzmán, que fracasó en octubre. Ahora reconoce que él mismo dio la instrucción de dejarlo en libertad cuando los narcos tomaron represalias.
El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Seguridad Alfonso Durazo durante una conferencia el 19 de junio de 2020.
El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Seguridad Alfonso Durazo durante una conferencia el 19 de junio de 2020.Presidencia de México vía EFE
/ Source: Telemundo

CIUDAD DE MÉXICO.- Meses después del operativo fallido para detener a un presunto líder del narcotráfico, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha cambiado el cuento de cómo sucedió todo.

"Yo ordené que se detuviera ese operativo y que se dejara en libertad a este presunto delincuente [Ovidio El Ratón Guzmán López]", dijo este viernes el presidente, sin que se le preguntara al respecto, durante su conferencia de prensa diaria, en la que se discutieron las cifras de seguridad en el país.

"Se decidió para no poner en riesgo a la población, para que no se afectara a civiles, porque iban a perder la vida si no suspendíamos el operativo más de 200 personas inocentes en Culiacán, Sinaloa", agregó López Obrador, apodado AMLO, sin aclarar de dónde sale la cifra de 200 posibles afectados.

Hace unos meses, sin embargo, era otra la historia presentada por el mandatario respecto a lo sucedido en Culiacán el 17 de octubre de 2019.

Agentes de seguridad intentaron entonces arrestar a Ovidio Guzmán, quien tiene una orden de aprehensión en Estados Unidos por cargos de narcotráfico y es uno de los hijos de Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo. Pero el Cártel de Sinaloa desató enfrentamientos en Culiacán que dejaron por lo menos 14 muertos, y las autoridades terminaron por dejar libre a El Ratón

[AMLO califica de “atroz y condenable” el asesinato de un juez federal junto a su esposa en Colima]

En los días después de esa operación, López Obrador indicó que la decisión la había tomado "el secretario de la Defensa, el secretario de Marina, el secretario de Seguridad".

"Yo no estaba informado, no me informan en estos casos", dijo. Añadió que se iba a "reconocer toda la verdad" en comparecencias ante el Congreso.

Inicialmente se compartieron videos inéditos del arresto en sí, en los que se ve a Ovidio Guzmán hacer una llamada para pedir detener las balaceras. Aparentemente la llamada de El Ratón fue a su hermano y el supuesto codirigente del Cártel de Sinaloa Iván Chapito Guzmán, quien también fue detenido temporalmente, según reportes.

Semanas después, fue brutalmente asesinada una familia mormona en Bavispe, Sonora, aparentemente por una disputa territorial entre una célula del Cártel de Sinaloa y un grupo afiliado al Cártel de Juárez.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se dijo entonces deseoso de intervenir para ayudar a declarar "la GUERRA" contra el narco.

Las declaraciones de López Obrador de este viernes surgieron en parte como respuesta a esas declaraciones de su homólogo, pues se refirió a un pacto bilateral reciente para mejorar la revisión fronteriza en tres puntos con el fin de combatir la importación de armamento estadounidense, que suele terminar en manos de la delincuencia organizada de México.

En esa línea, AMLO, dijo que esos acuerdos están pensados para no repetir el caso de Rápido y Furioso, una operación que ha causado escándalo desde que fue revelada tras la muerte de un agente fronterizo.

Con el operativo, agentes estadounidenses habrían participado en la venta ilegal de armas para rastrear a los compradores, supuestamente para comprobar si estaban vinculados a grupos de narcotráfico mexicanos. Se perdió el rastro de más de mil armas, según investigaciones.

López Obrador llegó al poder en parte con la promesa de poner fin a la "guerra contra el narcotráfico" de sus antecesores, que disparó los índices de violencia en México a cifras récord.

Sin embargo, la criminalidad no ha disminuido en el país; en marzo se registró la peor cifra de homicidios dolosos desde que AMLO llegó al poder a finales de 2018.

Este viernes en la conferencia de prensa, el secretario de Seguridad mexicano, Alfonso Durazo, presentó algunas de las cifras recientes: en mayo se registraron 2,913 asesinatos con dolo, que Durazo dijo es 0.74% más que el saldo que había en diciembre de 2018.

Lea también:

La banda de la Riviera Maya: cómo criminales lograron megarrobos en cajeros automáticos

Masacre en México pone en duda la estrategia de López Obrador contra el narcotráfico

Trump ofrece ayuda a México para declarar “la GUERRA” al narco. AMLO rechaza la injerencia y el “uso de la fuerza”