IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Lo dábamos por muerto": la familia de 'Angie', el hombre sin hogar que sobrevivió al colapso del metro, dice que tenía seis años sin saber de él

Eusencio Córdova, presunto hermano del sobreviviente a la tragedia de esta semana en Ciudad de México, aseguró que la fiscalía de Tabasco les entregó a él y a su familia un cuerpo hace años, y que durante todo este tiempo pensaron que había fallecido. Incluso lo enterraron en su Tabasco natal.
/ Source: Telemundo

La familia de Miguel Ángel Córdova Córdova, alias Angie, lo daba por muerto. El rostro del hombre, que duerme debajo de un puente en la estación Olivos donde se desplomó un tramo del metro de la Ciudad de México, salió en los medios y de esa forma sus parientes lo identificaron.

Luego de que su historia se hiciera viral, su familia pidió ayuda para dar con el hombre de 36 años que fue testigo de la tragedia.

Eusencio Córdova, presunto hermano del joven, aseguró a Milenio Televisión que la fiscalía de Tabasco, les entregó a él y a su familia un cuerpo hace seis años.

Durante todo este tiempo lo dieron por muerto.

Córdova aseguró al medio citado que no sabían de su paradero desde el 14 de agosto de 2015. Quince días después de interponer una denuncia por su desaparición, la fiscalía mostró a la familia el cuerpo de alguien que parecía ser él.

“Tenía el tatuaje, la cicatriz, tenía todas las características, lo único que no se podía distinguir era el rostro”, contó Córdova. A pesar de ello, lo enterraron en un panteón de Olcuatitán, en Nacajuca, Tabasco, de donde son originarios.

Al saber que Angie sigue vivo, la familia se sintió sacudida aunque, al mismo tiempo, sintió un alivio.

Lo dábamos por muerto, estábamos viendo la posibilidad de salir a la Ciudad de México para ir por él. Me enteré que le enseñaron una foto mía y no me reconoce, a la única que reconoce es a mi hermana Cristina. No lo queremos obligar a que venga, si él no quiere venir, sus motivos tendrá”, explicó el hermano.

[Al menos 26 muertos y más de 75 heridos en Ciudad de México tras el desplome de una vía elevada con vagones del metro]

El hombre aseguró también que la fiscalía le pidió que no revelara lo ocurrido. “Los de la fiscalía se contactaron conmigo y me pedían que yo ya no diera ninguna entrevista. Yo no me voy a presentar a la fiscalía porque el error no lo cometimos nosotros, la negligencia fue de ellos”, aseguró.

“Queremos abrazarlo, aunque sea por última vez”, dijo su hermana Juana María. Además de pedir asesoría legal para evitar que las autoridades se deslinden de lo que hicieron, los hermanos dicen que lo único que quieren es que hable con su madre y le diga “mamá, estoy bien”.

El número de muertos por el colapso del metro asciende a 26. La última en perder la vida fue Araceli Linares Jiquez, una mujer de 52 años. La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró este sábado que dará un apoyo emergente para las familias de las personas fallecidas de 50,000 pesos (unos 2,500 dólares), 10,000 ya fueron otorgados, y el resto será entregado a partir del lunes.

["Había cuerpos uno sobre otros": así sobrevivió a la tragedia en México]

Asimismo, el seguro del metro indemnizará a los familiares con 650,000 pesos (32,650 dólares) a los familiares, agregó Sheinbaum. A las familias de las personas hospitalizadas, el Gobierno les dará un apoyo de 10,000 para el transporte.

"Gracias por hacerme sentir que aún vivo"

“Yo vivo en condición de calle, señorita, y siempre me quedo aquí debajo del puente de los Olivos o de Tezonco”, dijo Angie a Ruido en la Red. “Ayer venía de vender botellas, cerca de las minas, y regresé por mi cobija. A las 9:30 pm estaba platicando con unos amigos. Eran más o menos las 10:00 pm cuando se escuchó como si tronara un fierro”, detalló el hombre.

Al ver al metro saltar por el aire, Angie asegura que sintió temor de ser aplastado y mucho dolor después por todas las víctimas.

Miguel Ángel Córdova Córdova, testigo del accidente en el metro de la Ciudad de México.Ruido en la Red

“Venía yo llorando desde la nopalera porque hay gente que no se despidió de sus familias por una idiotez, perdón que lo diga así, una idiotez de nuestras autoridades, que solo buscan llenarse los bolsillos”, opinó al cuestionar la manera en qué fue construida la Línea 12, que cuenta con un amplio historial documentado de fallas e irregularidades desde su inauguración en 2012.

Córdova prefiere que lo llamen Angie porque su nombre le trae malos recuerdos de su infancia, según dijo a Ruido en la Red. Proviene de una familia de nueve hermanos, recientemente perdió a su padre, pero no le gusta hablar sobre su relación con él “porque es muy doloroso”.

"Gracias por hacerme sentir que aún vivo y soy parte de la sociedad", dijo Angie en la entrevista con el medio citado.

 Con información de Milenio, de Ruido en la Red y Sin embargo.